Mastromarino debió abandonar en el Maratón Mundialista

El marplatense Mariano Mastromarino estaba desarrollando una buena tarea en el Maratón del Campeonato Mundial de Atletismo que se disputó esta mañana. Sin embargo, en el kilómetro 30 aproximadamente debió abandonar la competencia. La palabra de su entrenador, Leonardo Malgor.

Mariano Mastromarino abandonó en el Maratón del Mundial.

Por Alejandro Maldonado Casamajor (@alemaldonadopd)

El tercer día de competencia en el Campeonato Mundial de Atletismo que se está disputando en Londres contó con la presencia de los argentinos Mariano Mastromarino y Rosa Godoy en el Maratón, Germán Chiaraviglio en la clasificación del Salto con Garrocha y Guillermo Ruggeri quien consiguió un histórico lugar en las semifinales de los 400 metros con vallas mejorando su propio record nacional.

Por el lado del marplatense, Mastromarino, tras una larga preparación que incluyo dos estadías en Cachi, Salta, llegaba en optimas condiciones a los 42196 metros que se disputaron cerca de las 10 de la mañana hora londinense (6.55 horas de la Argentina) con 21° de temperatura en pleno verano europeo, en un circuito bastante trabado con muchas curvas y contra curvas que pusieron en aprietos a más de un competidor.

Junto a su entrenador Leonardo Malgor se pusieron como principal objetivo mejorar su propio registro personal, el mismo se venía cumpliendo al pie de la letra, a tal punto que al pasar por el parcial de los 21 Km su tiempo era de 1h07m29s, por lo que si mantenía el ritmo podía lograr la premisa planteada, sin embargo tras ese pasaje todo se complicó, producto del esfuerzo realizado en la primera mitad sumado al calor y las dificultades del circuito, a la altura del kilometro 24 comenzó a descomponerse y al pasar los 30 km el malestar estomacal termino doblegando al “Colo”, obligándolo a abandonar por primera vez en lo que era su decima actuación en la distancia y su debut mundialista.

Sus parciales hasta ese momento fueron: 16m03 (5Km); 31m48s (10Km); 47m46s (15Km); 1h03m52s (20Km); el citado 1h07m29s (21Km); 1h20m21s (25Km) y 1h39m00s (30Km).

Pudimos hablar con Leonardo Malgor que nos expresó lo siguiente: “Buscó superación personal desde la salida, pasó su mejor parcial de 21km de todos los maratones que ha corrido, comenzó a descomponerse pasado el km24 y ya en el km30 no pudo continuar. Hoy las cosas no le salieron, se presentó aquí bien preparado y con muchas ganas de mejorar. Cuando pasan estas cosas la pasan muy mal y los que estamos siempre acompañamos el mal momento”

La prueba finalmente quedo en manos del keniata Geoffrey Kirui, quien tomo el control luego de pasar el ecuador de la competencia y nunca más lo soltó, a pesar del constante acecho del etíope Tamirat Tola, quien busco la cima del podio hasta el kilómetro 40 donde Kirui imprimió un cambio de ritmo letal que le permitió sacar la renta suficiente para llevarse la dorada con 2h08m27s, su mejor marca de la temporada, contra las 2h09m49 de Tola, quedando en tercer lugar Alphonce Simbu de Tanzania con 2h09m51s. Mientras que el destino le dio un guiño a aquel atleta paraguayo que en Río 2016 había ayudado a Federico Bruno a llegar a la meta en el Maratón olímpico, hablamos de Derlys Ayala, quien fue el segundo sudamericano en cruzar la meta clasificando en el puesto 25 con 2h16m37s, el primero fue el uruguayo Andrés Zamora con 2h16m00s.

El mendocino Guillermo Ruggeri, la otra revelación de la delegación argentina en este certamen, hizo historia con su actuación en la tercera serie de los 400 metros con vallas, donde culminó en el tercer lugar con 49s69, logrando así el pasaporte a las semifinales de esta prueba por primera vez para un atleta de nuestro país, el único que había logrado llegar a estas instancias pero en un Juego Olímpico fue el eterno Juan Dyrzca en México 1968. Además mejoró su plusmarca nacional en tres centésimas lograda en su consagración en el Campeonato Sudamericano en Asunción del Paraguay que le dio el boleto a la cita mundialista.

Otra vez estará en la tercera batería en las semifinales junto al estadounidense Eric Futch, el jamaiquino Ricardo Cunningham, el turco Yasmani Copello, el francés Ludvy Vaillant, el qatarí Abderrahaman Samba, el italiano José Bencosme de León y el otro sudamericano clasificado, Marcio Teles de Brasil. Las mismas se llevaran a cabo este lunes desde las 16.20 horas de nuestro país.

El saltador Germán Chiaraviglio no pudo repetir su actuación de Beijing 2015 en donde accedió a la final del salto con garrocha, esta vez tras superar la varilla en los 5.45 metros, falló en los tres intentos en 5.60 metros quedando en el puesto N° 20 de la general, la altura de corte exigida para la clasificación era de 5.75 metros o las 12 mejores performances. De esta manera la final del martes 8 de agosto será animada por los franceses Renaud Lavillenie y Axel Chapelle; los polacos Piotr Lisek y Pawel Wojciechowski; los chinos Changroui Xue y Jie Yao;el estadounidense Sam Kendricks; el canadiense Shawnacy Barber; el alemán Raphael Holzdeppe; el sueco Armand Duplantis; el belga Arnaud Art; y el australiano Kurtil Marschall.

En tanto la última argentina en ver acción este domingo fue la cordobesa Rosa Godoy en la Maratón femenina, donde completó el recorrido en 2h49m30s, ocupando el puesto 62 entre 92 atletas que estuvieron en el disparo de partida. Sus parciales fueron: 19m57s (5Km); 38m29s (10Km); 57m55s (15Km); 1h17m24s (20Km); 1h21m41s (21Km); 1h36m56 (25Km); 1h56m38s (30Km); 2h17m21s (35Km); y 2h39m42s (40Km).

El triunfo quedo en manos de Rose Chelimo de Bahrein, quien le arrebató el mismo a la leyenda Edna Kiplagat, que estuvo a un kilómetro de sumar su tercer cetro mundialista, ya lo había logrado en Moscú 2013 y Daegu 2011, y a metros de quedarse con el tercer puesto, ya que tras no poder resistir el último embiste de Chelimo, quien se adueño de la dorada con 2h27m11s, casi pierde la plateada por el envión de la norteamericana Amy Cragg, que por centésimas quedo en el tercer lugar, puesto que ambas cruzaron la meta en 2h27m18s.

Además de las finales del maratón hubo cuatro pruebas más que repartieron medallas, el salto con garrocha de mujeres, el impulso de la bala varones, el Heptatlón y los 100 metros llanos de las mujeres.

En el salto con garrocha la victoria fue para la griega Ekateríni Stefanidi, quien al igual que por ejemplo Mo Farah, pudo hacer el doblete de consagrarse campeona olímpica y mundial de manera consecutiva, al rebasar la varilla en los 4.91 metros, registro con el que lidera la estadística mundial 2017. Sus escoltas fueron la estadounidense Sandi Morris con 4.75 metros; en tanto la venezolana Robeilys Peinado y la cubana campeona mundial en 2015, Yarisley Silva empataron en el tercer lugar con 4.65 metros. Dicha marca le permite mejorar a la venezolana de 19 años, su propio record sudamericano Sub 23 y establece un nuevo record nacional absoluto en su país.

El neozelandés Tomas Walsh actual campeón del mundo indoor (Portland 2016) y broce en los JJOO de Río 2016, se consagró en el impulso de la bala al aire libre este domingo con un registro de 22.03 metros logrados en su sexto y último intento, impidiéndole así al estadounidense Joe Kovacs defender su título del 2015, quien esta vez ocupó el segundo puesto con 21.66 metros, completando el podio el croata Stipe Zunic con 21.46 metros.

La siempre dura prueba del Heptatlón llegó a su fin tras los 800 metros, quedando en poder de la belga Nafissatou Thiam, quien a lo largo de las siete competencias acumuló 6784 puntos, trepando al tercer lugar de la estadística 2017, escoltada por la alemana Carolin Schafer con 6696 unidades y la holandesa Anouk Vetter con 6636 puntos, que se transformaron en nuevo record nacional de su país.

Mientras que la última final del día fueron los 100 metros llanos de las mujeres, sin tantas luces y show que genera la misma prueba entre los hombres, pero igual de vibrante y con una gran sorpresa en el podio como sucedió en el sexo opuesto, ya que el triunfo fue para la estadounidense Tori Bowie con 10s85 (v.+0.1), su mejor marca de la temporada, escoltada por la marfileña Marie – Josée Ta Lou con 10s86, su mejor registro personal, y la holandesa Dafne Schippers con 10s96, dejando fuera de los tres primeros lugares a la jamaiquina campeona olímpica en 100 y 200 metros, Eliane Thompson quien debió conformarse con el quinto puesto con 10s98 (978mil).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *