Luca Vildoza: “Tengo que acostumbrarme al ritmo europeo”

Después de debutar en Baskonia, el marplatense Luca Vildoza analizó su actuación y remarcó que tiene mucho por aprender: “tengo que jugar un poco menos displicente, el otro día me di cuenta el ritmo al que se juega en Europa y es distinto”, aclaró.

Luca Vildoza junto con Pablo Prigioni en la práctica. (Foto: Baskonia)

El marplatense Luca Vildoza ya tuvo sus primeros minutos con la camiseta del Baskonia y empezó a conocer un mundo que le es propio en estos momentos: el básquet europeo.

El equipo jugó ante el Obradoiro CAB con quien perdió por 96 a 82 y luego se midió con Estudiantes ante quien cayó también por 91 a 85 donde hizo su debut Vildoza jugando 15:41 minutos donde aportó 3 puntos (1-2 en triples, 0-1 en dobles) junto con 3 asistencias, 1 tapa y 1 recupero.

El base habló luego de uno de los entrenamientos del equipo de Pablo Prigioni con la prensa local y señaló que “me siento muy bien, la gente me ayuda a acoplarme a la ciudad. Encontré mi lugar en el equipo y estoy contento de estar acá”. El hecho de estar rodeado por varios sudamericanos le está ayudando a la adaptación: “hablo poco inglés, mis compañeros me ayudan enseñandome algunas cosas. Estoy contento que el equipo tenga muchos jugadores del Mercosur”.

Tener a uno de los jugadores más talentosos de los últimos años en el básquet argentino como entrenador y que, además, jugó en el mismo puesto como Pablo Prigioni es un plus para su carrera: “es un orgullo que me haya elegido, estoy disfrutando cada momento al lado suyo; es una gran persona y me está ayudando”. De todas maneras, remarcó su crecimiento: “maduré bastante y necesitaba eso para llegar acá de mejor manera. Vengo a disfrutar y ganarme un lugar”.

El paso por la AmeriCup también fue una experiencia distinta que le sirvió para entrar en un roce mucho más exigente: “estar en la Selección compitiendo con Laprovittola y Campazzo me ayudó muchísimo. Me hubiera gustado tener más minutos, pero no estaba preparado capaz. Disfruté estar ahí. Somos una camada nueva que quiere mostrarse”, indicó sobre El Alma.

Su juego se debe adaptar al ritmo europeo que no es sencillo y Luca lo sabe: “tengo que jugar un poco menos displicente, el otro día me di cuenta el ritmo al que se juega en Europa y es distinto. A medida que pasen los partidos y entrenamientos iré acostumbrándome. Tengo que mejorar muchas cosas como la defensa y que después fluya en ataque”, se autoevaluó.

También influyó el hecho de debutar con la camiseta baskonista, pero sabe que de a poco empezará a mostrar su mejor versión: “entré muy nervioso porque veía el ritmo de juego y no es lo que estoy acostumbrado. Después logré soltarme un poco más”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *