Triunfo de Peñarol y derrota de Quilmes en LDD

En una nueva jornada doble de Liga de Desarrollo, Peñarol pudo superar a uno de los mejores equipos de la competencia como La Unión de Formosa por 81 a 72; mientras que Quilmes perdió en Caballito ante Ferro por 100 a 74.

La Unión de Formosa cayó ante Peñarol. (Foto: Prensa La Unión)

Peñarol se quedó con una enorme victoria por la Liga de Desarrollo. En un partido equilibrado durante 35 minutos, le ganó a La Unión de Formosa por 81 a 72. Los pibes orientados por Santiago Belza dejaron en el camino a un rival que solamente había un perdido un cotejo en toda la competencia y cerraron la gira con tres sonrisas en tres presentaciones. El cuarto final lo ganó la visita por 21 a 13 y esa situación inclinó la balanza.

Juan Ignacio Marcos fue el puntal en el primer cuarto. Gracias a sus anotaciones, La Unión no pudo despegarse. Además, el inicio de Vittorio Fazzini también resultó importante. Del otro lado, los formoseños eligieron correr la cancha con Maximiliano Ríos, Juan Yergovic y Tobías Gómez para alejarse 11 a 5. De todas maneras, los “Milrayitas” tuvieron aplomo y gol para mantener la rienda corta e irse abajo 19-18.

Los locales comenzaron con un 5-0 para alejarse 24-18 en el segundo cuarto, aunque Peñarol contestó con el mismo parcial y todo siguió en un marco de paridad. Allí aparecieron un par de triples que le dieron a los visitantes la delantera, gracias a los aciertos de Tomás Monacchi y Lucas Gorosterrazú. Después apareció el juego interior y los “Milrayitas” sacaron 4 (37-33) aunque La Unión cerró con un 7-0 para irse ganador al descanso largo (40-37).

La Unión también se fue al frente al sonar la chicharra final del tercer cuarto. El equilibrio continuó como imagen del cotejo, y los locales ganaron 60-59 a pesar de la continuidad en el goleo de “Juani” Marcos. Fazzini también apareció, pero del otro lado el intratable Mariano Gómez siguió haciendo de las suyas. El elenco formoseño entonces se fue ganando nuevamente, pero solamente por una unidad (60-59).

El dominio alternado continuó en los primeros cinco minutos del cuarto final, pero en la recta de desenlace Peñarol acertó más y estuvo más calmo para poder llevarse la victoria. De perder 66-64 cuando restaban 7´ y medio, los de Belza pasaron a ganar 79-71 a falta de 2´. En esa levantada y estocada fueron claves Marcos, Joaquín Valinotti, Nicolás Franco y Monacchi. Y la defensa de conjunto volvió a resultar determinante para la cosecha de un nuevo éxito.

Síntesis

LA UNIÓN (F) 72: Maximiliano Ríos 11, Facundo González 6, Tobías Gómez 36, Juan Yergovic 8 y Luciano Cárdenas 9 (FI). Gustavo Mambrín 0, Gastón Machado 2 y Lautaro Cabrera 0. DT: Manuel Gelpi.

PEÑAROL 81: Juan Ignacio Marcos 16, Vittorio Fazzini 18, Lucas Gorosterrazú 8, Tomás Monacchi 13 y Nicolás Franco 6 (FI). Joaquín Valinotti 11 y Juan Martín Fernández 9. Entrenador: Santiago Belza.

Parciales: 19-18; 40-37 y 59-60.
Árbitros: Javier Zorondo y Marcos Lovato.
Estadio: Polideportivo Cincuentenario.

QUILMES CAYÓ ANTE FERRO

En la noche del jueves, en condición de local y con una muy buena actuación, Ferro venció a Quilmes por 100-74. El jugador más valioso del equipo local fue Zocchi, con 18 puntos y 3 rebotes. En la visita, el goleador fue Provenzano, con 22 puntos.

Los primeros minutos de juego fueron de mucho ida y vuelta ofensivo, pero fue la defensa de Ferro la que le permitió tomar distancia en el marcador en la primera mitad del cuarto, logrando una diferencia de 10 puntos (13-3) en tan solo 4 minutos de juego, mientras que Quilmes no logró convertir más que un triple de la mano de Bruno Provenzano. Fue desde la línea de libres que la visita logró cortar con la racha de minutos sin poder convertir, pero rápidamente Santiago Zocchi apareció y con una bomba desde el perímetro, Ferro estiró la diferencia a 14 (18-4) restando 3’45” de juego. Cuando faltaban dos minutos y medio para el cierre del cuarto, nuevamente Provenzano apareció desde la línea de tres, pero Ferro dominó completamente el resto del período, lo que le permitió irse al primer descanso arriba en el marcador por 25-11.

En el segundo periodo, ninguno de los dos equipos se sacó mayores diferencias, pero Ferro sabía que debía controlar el ritmo del partido para aprovechar la ventaja que había tomado en el marcador durante el primer cuarto. Con una defensa compacta como clave, mas varios aciertos desde el perímetro de la mano de Zocchi y unos muy buenos movimientos ofensivos de Cristian Sosa, mantuvo una diferencia de 12 (37-25) a 4 minutos del entretiempo. Fue en la segunda mitad del segmento que Quilmes se mostró más intenso defensivamente y logró contener al rival, logrando un parcial de 6-0 que achicó la diferencia pero que no fue suficiente para doblegar a Ferro, quien se fue al descanso largo arriba en el marcador por 42-31.

En los primeros minutos del tercer cuarto no hubo grandes movimientos en el marcador: Ferro logró un parcial de 6-0, estirando la diferencia a 17 (48-31) mientras que Quilmes consiguió anotar por primera vez en el período luego de cumplidos los tres minutos de juego. Es para destacar de este cuarto la actuación de Rómulo Gusmao Costa, que tuvo importantes aportes para la ofensiva del equipo local y le permitió a Ferro mantener la distancia en el marcador y el juego controlado en todo momento. Quilmes, que tenía la complicada tarea de contener la ofensiva del equipo local, logró convertir en algunas ocasiones pero en ningún momento pudo quebrar del todo la defensa verdolaga, lo que le permitió a Ferro irse al descanso con el total control del partido y una diferencia de 20 puntos en el marcador (65-45).

Quilmes tuvo un acierto desde el perímetro en la apertura del último cuarto, de la mano de Juan De la Fuente, y de allí en más, todo fue ida y vuelta en los ataques de ambos equipos, que además se mostraron intensos en el juego defensivo: Ferro para mantener la hegemonía del juego y Quilmes para intentar achicar la diferencia en el marcador, a pesar de que todo parecía sentenciado cuando promediando el período, Ferro logró una diferencia de 24 puntos (83-59). En la segunda mitad del período, el equipo marplatense mostró una mejor versión y logró quebrar en algunas ocasiones a la defensa del local, forzando algunos errores defensivos, pero la diferencia en el marcador era rotunda y, en una gran noche, Ferro se quedó con otra victoria en el Héctor Etchart por 100-74.

De esta manera, Ferro logra un récord de 14 partidos ganados y 2 partidos perdidos, afianzándose en la cima de la Conferencia Sur como puntero, y tendrá su próximo encuentro en condición de local el próximo lunes 20/3 a las 21 horas frente a San Lorenzo.

Fuente: Prensa Ferro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *