Sergio “Maravilla” Martínez: “Haber quedado en la memoria de la gente es un verdadero triunfo para mí”

El ex campeón del mundo, Sergio “Maravilla” Martínez habló con Marca Deportiva Radio (FM 99.9) a unas horas de su regreso al ring como parte de la exhibición solidaria #ZALIPA. Habló de su presente, el Stand-Up y su legado: “la memoria no engaña y he quedado en la memoria de muchos”, aseguró.

Sergio “Maravilla” Martínez en el gimnasio que lleva su nombre.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

El próximo domingo, el festival solidario #ZALIPA será un encuentro especial, un desafío entre boxeadores y famosos que tendrá como entrada Zapatillas, Libros o Pañales que serán donados a los comedores locales. La acción comenzará a las 18 en Las Toscas.

El combate de fondo lo protagonizará Sergio “Maravilla” Martínez enfrentándose con Luciano Castro y el ex campeón del mundo que está pasando el verano en la ciudad, habló con Marca Deportiva Radio (FM 99.9) luego de su entrenamiento cotidiano en el Gimnasio “Sergio Maravilla” que se encuentra en la ciudad.

“Es un bonito desafío donde se busca ayudar a la gente que lo necesita. La causa es muy noble. Todos se han brindado desde el primer momento y ser parte de eso es maravilloso”, señaló el quilmeño. Luego abundó: “está bueno que todo haya comenzado por un chiste y no por algo serio. Estoy conociendo gente increíble, todos tienen un sentido del humor maravilloso y ganas de colaborar y trabajar”, en referencia a la idea inicial que surgió de un desafío por redes sociales de “Pato” Galván a Martín “El Principito” Coggi.

Después de la pelea ante Miguel Ángel Cotto, será su regreso al ring y aseguró que las sensaciones son distintas: “calculo que no volverá el cosquilleo, espero que no. El momento de subir estará bueno, pero creo que lo del cosquilleo ha quedado atrás, ni siquiera me pasaba en el final de mi carrera”, recordó “Maravilla”.

Ahora su vida gira en torno al Stand-Up que despertó una nueva vocación en él. No es el primer boxeador que se vuelca a los monólogos, pero sí uno de los pocos: “Mike Tyson lo hace magistralmente lo vi en Las Vegas y creo que en Nueva York. Cuenta su vida con una calidad artística maravillosa. A mí me encanta y me divierte muchísimo, será porque no soy actor pero todavía no tengo el cosquilleo…quiero que llegue pero no lo tengo”, bromeó.

Los paralelismos entre su “nueva profesión” y su pasado surgen constantemente porque estar delante del público en el escenario también necesita entrenamiento: “me tomo la cantidad de horas necesarias para ensayar los textos que tengo y el doble también. A veces me levanto muy temprano y me acuesto muy tarde, ensayo el texto, el acting, trato de no tener fallos como cuando boxeaba”, comparó Martínez.

También encontró similitudes en la tarea que se realiza en el teatro: “para mí sigue siendo lo mismo. Me gusta llevar mi propio estilo. Si bien en el boxeo hay que tener una línea, en la actuación también hay que tenerla. Ahora estoy mezclando poesía y humor, pero llevo mucho del boxeador”, añadió.

EL LEGADO

Deportivamente, “Maravilla” Martínez ha sido mucho más que su cinturón de campeón del mundo o su récord de 51 triunfos (28 KO), 3 derrotas y 2 empates. Tampoco aquellas victorias sobre Paul Williams, la paliza a Julio César Chávez Jr o el ajustado triunfo ante Martin Murray en Velez. Ni siquiera la que define como una de sus mejores peleas ante Sergey Dzinziruk en Las Vegas en marzo de 2011.

Su “legado” va con él y lo sorprende todo el tiempo: “Viajo mucho por la Argentina dando charlas motivacionales, voy a lugares pequeñísimos que a veces ni siquiera están en el mapa y la gente me reconoce, sabe quien soy y me encuentro con un gimnasio que lleva mi nombre. Trato de tener el mismo respeto de siempre y devolverle a la gente lo que me ha dado”, indicó sobre ese efecto que aún hoy persiste en aparecer.

Cuando subió las escaleras del Gimnasio “Sergio Maravilla” por primera vez, todo se paralizó. Los chicos tenían delante a su ídolo y es difícil asimilar el momento: tengo casi 43 años y aún siento sorpresa por estas cosas. Veo muchachos que me dicen “me gustaba como bajabas la derecha, como sacabas la zurda, como movías las piernas” y no me hubiera imaginado jamás que muchos chicos se fijaran en eso y trataran de imitarme”, se confesó.

Incluso en varias oportunidades se acerca a quienes están entrenando a su lado y los aconseja en cuanto a movimientos y forma de tirar los golpes. Los chicos lo miran anonadados, sin comprender si es “Maravilla” Martínez quien les está hablando o un Dios que bajó a la tierra: “a veces no me doy cuenta, pero a mí por ejemplo un campeón del mundo como Carlos Gabriel Salazar me dio un consejo el 6 de diciembre de 1998 y para mí era como si bajara la Virgen de Fátima. A veces me tengo que dar cuenta que para los chicos es mas o menos parecido”.

Justamente ese “Legado” del cuál hablamos tiene que ver con reunir a los argentinos delante de una pantalla, preparando un asado para ver a un boxeador argentino y no a la Selección de Fútbol como pasa siempre: “con el tiempo me he dado cuenta de lo que pasaba en el país en esos momentos. Hace poco me han dicho cosas como que con la familia se reunían a ver mis peleas y también que las mamás habían llevado a sus hijos a un gimnasio de boxeo por mí, me parece maravilloso y se me caen las lágrimas“.

Por ese lugar es donde transita la eterna imagen de Sergio “Maravilla” Martínez, el boxeador que se repuso a las adversidades y peleó con los mejores del mundo: me gusta haber quedado en la memoria de la gente, la historia se puede escribir y reescribir, pero la memoria no engaña y he quedado en la memoria de unos cuantos. Para mí eso es un verdadero triunfo, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *