Maderna es el nuevo campeón argentino

En el Club Once Unidos, Ezequiel Maderna pudo quitarle la corona argentina Super Mediano a Martín Ríos por puntos en fallo unánime. Además, hubo triunfos de Matías Leiva y Gonzalo Manríquez, mientras que perdió su invicto Brian Leiva.

Ezequiel Maderna con el cinturón de campeón.

Ezequiel “El Olímpico” Maderna pudo quedarse con el Título Argentino Super Mediano al superar por puntos en fallo unánime a Martín “El Terrible” Ríos arrebatandole la corona en su primera defensa.

El combate tuvo un ritmo cansino en gran parte del mismo, pero en los momentos de acelerar era el platense el que conectaba mejores golpes, aunque sin potencia suficiente para provocar una posible caída a la lona de su rival. Maderna tiene un boxeo sin potencia, pero con buena línea y dividió su tarea entre una distancia muy corta en el primer tramo del combate hasta que encontró con un paso atrás la forma de hacer contacto.

Ríos apelaba a su potencia para tratar de encontrar de contragolpe a su rival, pero acudía a las picardías que no eran muy atractivas como hablar en los amarres, hacer gestos a la tribuna e incluso golpes fuera de la campana. Sin embargo, eso no sacó de su plan a Maderna que siguió haciendo su tarea y ganó con claridad los últimos tres asaltos, como se lo denomina habitualmente “los del campeonato”. Las tarjetas fueron muy claras (Armani 99-95 – Marconi 99-95 y Villarreal 99-96) y “El Olímpico” recuperó el cetro nacional de la categoría.

SALDO POSITIVO PARA LOS LOCALES

En el semi-fondo de la noche, Matías “El Distinto” Leiva logró una contundente victoria después de 4 rounds ante Peña teniendo una primera mitad de combate donde sacó sus atributos técnicos para moverse por todo el ring y aprovechar la mayor llegada de sus brazos y luego, prestándose al espectáculo para el cruce donde también fue superior al hombre radicado en Villa La Angostura.

Así el marplatense volvió al triunfo después de su única caída en el campo rentado y las tarjetas fueron Armani 40-36.5, Villarreal 40-36 y Marconi 40-36.5 para sumar su cuarto triunfo y aspirar a más.

El invicto neuquino, por su parte, Damián Rojas le pegó una verdadera paliza a Fernando Silva para quedarse con un triunfo por KO en la tercera vuelta manteniendo el 100% de efectividad en su carrera rentada porque ha ganado por la vía rápida todas sus presentaciones. Es un boxeador a seguir por la cantidad de recursos que mostró, pero esta vez sin demasiada oposición.

La mala noticia de la noche fue la derrota por puntos en fallo dividido de Brian “Cochi” Leiva que le significó la pérdida de su invicto profesional. Fue ante Rauquen Arce en un combate vibrante porque son dos pegadores y no escaparon en ningún momento al cruce.

En el primer round, el local sufrió una caída que lo condicionaba en una pelea de 4 asaltos. Sin embargo, los siguientes asaltos fueron de toma y traiga constante con ambos pegando, pero el visitante conectando mejor. “Cochi” tuvo un buen rendimiento en la mitad final del pleito, pero empezó a sufrir un corte en la nariz que no lo dejaba respirar bien.

Las tarjetas fueron las que decidieron el combate: Villarreal 39.5-37 para Arce, Armani 38-37-5 Leiva y Marconi 38.5-38 para que Arce se consagre ganador por puntos en fallo dividido.

El saldo positivo lo aportó Gonzalo Manríquez que en la pelea de apertura de la velada también debió apelar a las tarjetas, pero se pudo llevar el triunfo luego de los 4 asaltos de acción ante Jonatan Barrientos. Fue por los fallos de Marconi 39.5-38.5, Carlos Villarreal 39.5-38.5, e Ignacio Pereyra 39.5-38.5.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *