La Pulga colgó la bici

En sus 32 años de carrera deportiva ganó muchas, pero todo el ambiente del ciclismo argentino sabe que Juan Gáspari podría haber ganado muchas más si no fuera porque siempre hizo prevalecer el trabajo de equipo y respetó a quienes fueron líderes en las formaciones que le tocó estar, hoy ya retirado y dedicado a su familia repasa con nosotros los kilómetros recorridos.

Juan Gáspari deja el ciclismo. (Foto: Adolfo Carrizo)

Por Adolfo Carrizo (@infoadolfo)

Seguramente cuando empezó a dar sus primeras pedaleadas, con apenas 2 años, o cuando se paró por primera vez en la línea de largada con sólo 4 años, empezó a soñar con trascender y hacerse un nombre dentro del mundo del ciclismo y vaya si cumplió con ese sueño, Juan Gáspari hizo mucho más y pese a siempre cumplir el papel de ‘peón’ como se dice en el pelotón, supo forjar una gran trayectoria, subiéndose a podios importantes y representando muchas veces a la Selección Argentina.

“Teníamos un negocio y a la vuelta vivía Freddy Varón, él era ciclista y yo empecé a correr en bici gracias a él, primero andaba por el pasto del viejo velódromo y a los 4 años corrí mi primera carrera” recordó quien casi a finales de 2016 dijo adiós.

Desde chico mostró sus cualidades, con 15 años logró el título de campeón argentino en el velódromo Julio Polet de nuestra ciudad, se impuso en lo que por entonces se conocía como 7ª categoría.

© AdolfoCarrizo

Ese talento le permitió llegar a la Selección Argentina en 1995 y en 1998 participó del Campeonato Mundial de Cuba en donde consiguió un valioso 5º puesto en velocidad olímpica junto a Juan José Haedo y Adrián Batista, pero esa historia no terminó bien, al regresar del viaje los directivos de la escuela lo habían dejado libre y decidió abandonar los estudios, algo de lo que muchas veces se arrepintió, pero le dolió no ser reconocido.

De ese Mundial recuerda que estaba muy nervioso porque era la primera vez que corría con la Selección y se le acercó el técnico Eduardo Trillini y “me dijo que tenía que estar tranquilo, que había mucha gente que esperaba que me valla bien y que tenía que estar orgulloso de estar ahí, con esa ropa y esas palabras me sirvieron para todo el resto de mi carrera, siempre recuerdo sus palabras” contó.

Una vez que se metió en el pelotón de elite pasó a ser “El Pulga” por su tamaño, pero eso nunca le impidió contar con el respeto y la admiración de muchos de sus circunstanciales rivales.

Uno de los tantos podios de Gáspari. © AdolfoCarrizo

Supo ponerse las camisetas del SOMU, Supermercados Toledo, Gobierno de San Luis, Rodados NENE (Buenos Aires), Shania (Río Negro), Herbalife y Z Motion en Estados Unidos, en San Juan tuvo varias etapas y pasó por PYME, Palmar del Lago, Municipalidad de Pocito, Forjar Salud, SEP San Juan, Municipalidad de Rawson y Agrupación Virgen de Fátima y se despidió con los colores de La Fundación Juan Curuchet.

El ciclismo le permitió viajar a Uruguay, Chile, Brasil, Colombia, México, Puerto Rico, Cuba, España, Italia en donde corrió en Fiorenzuola, Torino y Pordenone, Jamaica en donde logró el 3º puesto en el Tour de ese país, estuvo un buen tiempo radicado en Miami y corrió en gran parte de Estados Unidos y también visitó Australia, ya que fue a correr fechas de Copa del Mundo en Sidney y en Melbourne y también un Campeonato Australiano Open en donde quedó segundo.

Logró 3 títulos de campeón argentino en elite, infinidad de carreras, 2 Lobos de Mar y se dio el gusto de ser líder del Tour de Jamaica y la Vuelta de Mendoza en dos ediciones diferentes, pero él mismo se encargó de destacar los triunfos más importantes de su carrera.

“Entre los triunfos más importantes están la Doble Calingasta de 2014, la madison del Campeonato Argentino San Juan 2014 y también el tercer puesto en la prueba por puntos del Campeonato Panamericano de Mar del Plata 2012.”

Hay en estos títulos una mezcla de acontecimientos deportivos y personales que le dan un valor agregado a cada uno, la Clásica Doble Calingasta era un sueño desde su juventud, el bronce en el Panamericano fue un volver a ser.

Y lograr el título en la madison significó muchas cosas, ya había dejado de correr, había empezado a trabajar y luego del fallecimiento de Emanuel ‘El Chino’ Saldaño volvió para conseguir lo que se habían prometido, la medalla de oro en la madison.

En 2012 habían sido de medalla de plata juntos, en 2013 el certamen se suspendió antes de disputar la especialidad y en enero de 2014 ‘El Chino’ falleció en un accidente automovilístico y entre el dolor por la pérdida y la gente de la Agrupación Virgen de Fátima, volvió y logró ese ansiado título junto a Rubén Ramos.

Después de eso el camino se fue haciendo más estrecho, “ya había cumplido mis sueños” asegura Gáspari, quien regresó a su Mar del Plata natal y por esas vueltas de la vida se reencontró con un viejo amor y al poco tiempo cambió la bicicleta y las horas de entrenamiento por las responsabilidades de la familia.

“Nació Benjamín, nos casamos y ahí dije dediqué mi vida a la bici, hoy me toca dedicar mi vida a mi familia y estoy muy feliz con eso, es un desafío nuevo porque nunca incluso nunca había estado demasiado tiempo en un mismo lugar por andar con las carreras.”

¿Qué te dejó el ciclismo?

Muchos amigos que no podría nombrarlos porque me olvidaría de muchos, amigos incondicionales como Miguel Solera, Carlos Martín y Juan Ignacio, que además es el padrino de mi hijo.

‘La Pulga’ ya no va a picar más en el pelotón, pero tiene un lugar en la memoria de muchos.

© AdolfoCarrizo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *