Clásico con emociones: Peñarol lo cerró con Maxwell

A pesar de haber disfrutado de una diferencia positiva de 16 puntos, Peñarol superó a Quilmes en el primer clásico de la temporada por 99 a 95 en suplementario. Maxwell y Arn fueron los mejores en el conjunto ganador, mientras que Bolívar y Vasirani tuvieron también una buena noche en el «cervecero».

A - Peñarol - Quilmes 32
A - Peñarol - Quilmes 31
A - Peñarol - Quilmes 30
A - Peñarol - Quilmes 29
A - Peñarol - Quilmes 28
A - Peñarol - Quilmes 27
A - Peñarol - Quilmes 20
A - Peñarol - Quilmes 21
A - Peñarol - Quilmes 22
A - Peñarol - Quilmes 23
A - Peñarol - Quilmes 24
A - Peñarol - Quilmes 25
A - Peñarol - Quilmes 26
previous arrow
next arrow

Peñarol ganó un clásico vibrante, digno de la historia que tiene este enfrentamiento. En suplementario y después de haber sacado una ventaja de 16 puntos, el «Milrayitas» se quedó con el triunfo por 99 a 95 (81-81).

Du´Vaughn Maxwell fue clave con sus 25 puntos y las 10 infracciones recibidas. También Lucas Arn tuvo un gran partido anotando 20, pero con 6 rebotes y 5 asistencias. En Quilmes, Mateo Bolívar completó una buena noche con 25 unidades, 4 recobres y 4 pases-gol mientras que Vasirani tomó 14 rebotes y sumó 13 puntos.

Párrafo aparte merecieron las infracciones que dejaron fuera del partido a 6 jugadores en el «tricolor» y 2 en el conjunto de Leo Gutiérrez.

El primer parcial fue muy parejo pero con jugadores en buen nivel. Se destacó Lucas Arn (8 ptos, 2 rebotes y 2 pases-gol) sosteniendo desde el goleo primero y con asistencias y buenas defensas luego por el lado del «milrayitas». El conjunto de Bianchelli tenía a un agresivo Bolívar ofensivamente pero con la responsabilidad de marcar al base rival; aunque el equipo cometió muchas faltas y se cargó rápidamente. El «cervecero» entró en una confusión generalizada (4 minutos y medio sin anotar) y Peñarol lo capitalizó con las volcadas de Maxwell (también 8 puntos en el cuarto) para escaparse a 8 al final del primer cuarto.

El inicio del segundo parcial parecía tener la misma tendencia y los de Garay y Santiago del Estero estiraron la distancia a 12. Sin embargo, empezaron a perder balones que frenaron su andar a pesar de la intensa defensa que seguía ejerciendo. Quilmes necesitaba mejorar su efectividad porque no podía acercarse por ese punto en particular y cuando empezó a recomponerse, aparecieron un par de acciones positivas de Arn que nuevamente lo devolvieron al partido. Peñarol llegó a sacar 16 y sólo lo pudo contrarrestar Víctor Fernández con un par de corridas y tiros externos (hizo 11 en el cuarto). Más allá del marcador en contra, la buena actuación de Maxwell y las dificultades ofensivas, Quilmes se llevó al vestuario el problema extra de las faltas: Maciel y Cantón con 4; mientras que Vassirani, Tantos y Morales quedaron con 3.

Las imprecisiones en la primera mitad fueron moneda corriente. Quilmes terminó con 12 y Peñarol acumuló 10.

A pesar de esa situación, el desarrollo del tercer parcial comenzó parejo con una buena tarea de Sebastián Morales para los de Bianchelli y Omar Cantón, que estaba al límite, se mantuvo intenso sin irse de la cancha. Peñarol tenía a Arn todavía como el jugador más completo de la noche aunque se empezaba a cargar de infracciones también. El «tricolor» pudo acercarse hasta bajar la decena, pero el «milrayitas» reaccionaba siempre a tiempo para sostenerse con una buena diferencia al inicio de los últimos 10 minutos.

A fuerza de de triples pero perdiendo a Morales y Maciel por cinco faltas, Quilmes se puso a un doble. Ahí volvieron al partido Maxwell y Arn que fueron los que más infracciones recibieron. El único extranjero de la cancha empezó a hacerse dueño de todas las acciones ofensivas sacando jugadores, convirtiendo lo que podía en la línea y encarando siempre para hacer su show. Pero el «cervecero» se defendía, peleaba y se mantenía cerca incluso para sacar de cancha a los dos pivot de su rival. En los últimos 2 minutos, el partido parecía estar constantemente para el quiebre definitivo de Quilmes o bien la definición del partido para Peñarol, pero ninguno de los dos concretaban lo que insinuaban.

A poco más de 40 segundos, con un triple de Víctor Fernández y dos libres de Bolívar el partido quedó empatado en 81. Las acciones fueron muy duras y ninguno volvió a encestar por lo que el partido se definiría en suplementario.

Las sensaciones fueron cambiantes porque los de Bianchelli sacaron 3 de ventaja y luego perdían por la misma diferencia. A un minuto del final estaban nuevamente igualados. No podía ser de otra manera y Maxwell tuvo la jugada de la definición a 6 segundos del final yendo hacia el aro. Después lo liquidó Barovero con dos libres para el 99-95 decisivo. Partidazo, intenso y emocionante; como son los clásicos.

Síntesis

Peñarol (MDP) 99: Juan Ignacio Marcos 10, Bruno Barovero 13, Du´Vaughn Maxwell 25, Lucas Arn 20 (x) y Damián Tintorelli 6 (x) (FI), Alejandro Alloatti 3 (x), Nicolás Lauría 15, Juan Fernández 0, Lucas Gorosterrazú 0, Joaquín Valinotti 7 y Tomás Monacchi 0 – DT: Leonardo Gutiérrez

Quilmes (MDP) 95: Luciano Tantos 4 (x), Mateo Bolívar 25, Lucas Ortiz 5 (x), Sebastián Morales 10 (x) y Omar Cantón 17 (x) (FI), Maximiliano Maciel 3 (x), Eduardo Vassirani 12 (x), Agustín Lecona 2, Víctor Fernández 17, Francisco Arraiz 0 y Lucas Nuñez 0 – DT: Javier Bianchelli

Parciales: 22-14, 47-37 (25-20), 65-57 (18-20), 81-81 (16-24) y 99-95 (18-14)

Árbitros: Pablo Estévez, Julio Dinamarca y Nicolás D´Anna

Estadio: Polideportivo «Islas Malvinas» de Mar del Plata