Círculo no sale de su mala racha

El equipo de Lucas Baldino acumula ya 16 partidos sin triunfos luego de una nueva derrota sufrida esta tarde ante Juventud Unida Universitario de San Luis por 1 a 0. El único gol del equipo de Alexis Matteo fue del marplatense Damián De Hoyos.

Círculo Deportivo no pudo lograr el triunfo que se le niega (Foto: Martín Angelini)

Círculo tuvo buenos pasajes, algunos momentos de buen juego, pero careció de profundidad. Juventud Unida Universitario de San Luis no se preocupó por manejar la pelota, se ocupó de nos dar ventajas en el fondo y apostó a ataques aislados. Así, el equipo visitante se terminó llevando los tres puntos de Otamendi al ganar por 1 a 0 por la 27ma fecha de la Zona A.

La falta de profundidad quedó más marcada que nunca en Círculo. Porque el equipo de Lucas Baldino tuvo la posesión en la mayor parte de la etapa y apenas si puede contar alguna situación de peligro, pero ni siquiera neta. Y Juventud Unida, prescindiendo de la pelota, apostando a los pelotazos para sus delanteros, tuvo dos y aprovechó una para irse al descanso en ventaja. Todas las buenas intenciones del Papero se diluían cuando llegaban a los metros finales y costaba el último pase o los remates no llevaban riesgo. Ullúa probó después de un córner corto sin problemas para Désima, Vértiz desbordó y en vez de tirar el centro sorprendió al primer palo del arquero que respondió bien, y nada más. El equipo crecía por derecha, se juntaban Vedda, Vértiz y Ullúa, pero no terminaba en nada.

El viento jugaba su partido y, por eso, también la imprecisión en los envíos aéreos del local que terminaron, varias veces, cayendo atrás del arco visitante. Casi sin proponérselo, Juventud Unida se puso en ventaja. A los 20′ avisó De Hoyos, que recibió adentro del área, giró y de zurda exigió a Chiappero que alcanzó a cachetear. Dos minutos más tarde, un rechazo corto de Sánchez puso al marplatense mano a mano con Zarza, le ganó en la carrera y ante el achique del arquero punteó al primer palo para el 1 a 0. Ese poquito le alcanzó a los de Alexis Matteo para tomar ventaja, jugar más tranquilos e irse al vestuario arriba en el marcador.

(Foto: Martín Angelini)

Con viento en contra, a Círculo le costó mucho mantener el protagonismo y salir en los primeros minutos. Un error en la salida de Chiappero casi termina en el segundo de Juventud, pero el arquero se repuso y salvó de manera espectacular por encima del travesaño. De a poco, retomó el control el local, sin profundidad, pero con el manejo de la pelota. Hasta que pasando los 20′ logró llegar a fondo: lo tuvo Ullúa con una buena maniobra personal tras recibir de Reali, se metió al área y metió el zurdazo abajo que encontró el manotazo salvador de Désima. Enseguida, se adelantó Ramiro Garay con un remate lejano y otra vez respondió el uno.

Con ese envión, Baldino puso a Núñez por Sánchez, cambió el esquema a línea de tres y buscó con todo el empate. Pero empezó a dejar algunos espacios y Juventud estuvo cerca de liquidarlo con un zurdazo de Gobetto que reventó el travesaño. El objetivo lo cumplía la visita, no lo podía definir, pero lo jugaba lejos de su arco. Círculo tenía la pelota y Juventud las ocasiones, De Hoyos asistió a Balmaceda que mano a mano con Chiappero perdió con el arquero y siguió con vida en el juego. Esa vida se dilapidó en tiempo de descuento, cuando habían entrado dos centrales de «9» y en una serie de rebotes, la sacó Ojeda sobre la línea. Fue lo último, la cabeza gacha por una nueva derrota, inmerecida, pero derrota al fin, que estira a 16 los partidos sin ganar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *