Germán Orozco: «Vamos a tratar de convecer a Peillat y Mazzilli para que vuelvan»

El flamante entrenador de Los Leones habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre los desafíos de dirigir al campeón olímpico en un año mundialista: «es un desafío importante y difícil». Además señaló sobre la salida de Retegui que «a todos nos afectó porque queremos lo mejor para el hockey».

Germán Orozco, entrenador de Los Leones.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

A pocas horas de asumir como entrenador de la Selección Masculina de Hockey, Germán Orozco habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre el momento en el cuál le toca asumir la dirección técnica del campeón olímpico: «tengo por delante con el cuerpo técnico, un desafío importante pero difícil. La vara está muy alta, pero en base al trabajo y algunas convicciones que tenemos lo vamos a intentar», destacó.

La salida de Retegui no fue la mejor, o por lo menos, no era como se esperaba que terminara un ciclo tan exitoso: «se hizo todo engorroso para el ambiente lo que sucedió, pero charlamos un rato largo el lunes y el martes también lo hicimos hasta cerrar todo», comentó sobre una decisión que ya tenía tomada, asumir como DT. Luego agregó: «a todos nos afectó un poco lo que pasó. Siempre queremos que le vaya bien al deporte, se puede perder un poco el foco de donde hay que apuntar, sobre todo los jugadores que deben entrenar y poner la cabeza en los objetivos».

En cuanto a los objetivos que debe comenzar a trabajar con su cuerpo técnico, lo humano es algo fundamental: «lo primero que tenemos que intentar no es recomponer la relación entre los jugadores porque no se quebró, pero hubo algunos chispazos. Son personas grandes, que se conocen y lo fueron charlando entre ellos. Una de mis funciones ahora, es decidir la convocatoria de los jugadores que renunciaron pero creemos que Gonzalo Peillat es muy importante para el equipo y Agustín Mazzilli también, por eso los vamos a tratar de convencer para que vuelvan a sumarse», anticipó.

Desde el punto de vista deportivo, sabe que no pueden bajar el alto nivel de entrenamiento al cuál se sometieron en los últimos años: «la forma de trabajo intensa que han tenido es lo que los ha llevado al éxito y vamos a tratar de nivelar las cargas».

El primer paso es disputar el Trofeo de Campeones y sobre final de año el Mundial que será el verdadero objetivo del año. En cuanto al certamen de medio término advirtió que «tiene que ser una mezcla de preparación y competencia plena. Si tomamos el Champions Trophy como preparativo para el Mundial, tenemos muchos meses después. La puesta a punto la debemos llevar a diciembre. Los Leones no se pueden bajar del podio, jugar semifinales. Terminar cuartos no puede considerarse un fracaso teniendo en cuenta que trabajaremos con un cuerpo técnico nuevo», remarcó sobre los posibles resultados en el futuro inmediato.

Otro de los importantes desafíos que debe afrontar es llevar a los más jóvenes a seguir el camino de aquellos campeones olímpicos que aún permanecen dentro de Los Leones: «los chicos que vienen atrás no tienen que conformarse con ser parte del equipo campeón olímpico, sino que tienen que trabajar para ser ellos los campeones olímpicos», dijo casi como una definición de principios.