Federico Diez Andersen: «Los natatorios no son un agente de contagio»

El entrenador de natación habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) contando su experiencia en el último año con la aplicación de protocolos en los natatorios: «me cuesta encontrar una explicación científica de porque suspendieron la actividad», indicó.

El entrenador de la Selección Nacional y Once Unidos, Federico Diez Andersen.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

El cierre de los natatorios y gimnasios en Mar del Plata cayó como un baldazo de agua fría. De a poco, algunos empezaron a cerrar sus puertas, pero otros se mantienen abiertos extremando aún más los protocolos. Pero en medio de todo esto sigue la discusión sobre los motivos por los cuáles en nuestra ciudad se tomó esta decisión.

El entrenador de Natación Federico Diez Andersen habló al respecto en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) expresando su punto de vista: «la noticia fue sorpresiva porque la fase nos habilitaba y ahora se agudizaron las medidas. Los natatorios, que habían reducido el aforo a grupos de 10 personas, ahora resulta que no pueden abrir. Estamos dolidos por la noticia, sabemos que hay un problema sanitario pero no deja de sorprendernos esta situación».

La explicación nunca llegó, simplemente se tomó la decisión y listo. Pero los profes ven otra realidad en lo cotidiano y, por supuesto, también hablan entre ellos sobre la situación: «no soy la persona que hace un relevamiento o una estadística, pero puedo transmitir mi experiencia en el día a día a casi un año que comenzamos con esta nueva modalidad. Tanto en grupos de adultos, master o categorías infanto juveniles no tuve nunca la experiencia de alguna persona con COVID haya contagiado a compañeros. Los natatorios no son un agente de contagio porque la gente no se ducha, no habla en la pileta y además hay dos nadadores por extremo de la pileta. Los protocolos están funcionando».

Como los datos no están, tienen que utilizar los propios porque esta medida que afecta a Mar del Plata no tiene ningún respaldo concreto: «es muy difícil constatarlo y entenderlo, si hubieran estudiado que estos lugares son focos de contagios de virus, no puede ser que a mi que trabajo con casi 100 personas no conozco ningún caso de contagios en ningún natatorio. Me cuesta encontrar una explicación científica cuando yo no lo veo en Mar del Plata en mi experiencia diaria».

Diez Andersen no negó la existencia de la circulación del virus, no se trata de un negacionista, sino que el empleo de protocolos está funcionando: «a mi me toca trabajar con adultos en natación master donde hay incluso médicos que no van contagiados. Eso a mí me parece curioso porque aunque una persona no se cuide, la rigurosidad de los protocolos no permitiría que se genere el contagio. También hablando con la mayoría de las personas que concurren, casi nadie utiliza el transporte público sino que concurren en bicicleta o caminando».

Hoy, el natatorio donde trabaja que es el Club Once Unidos está cerrado a la comunidad pero pueden seguir entrenando los integrantes de equipos nacionales en preparación para certamenes internacionales: «tenemos Selectivo para los Panamericanos Juniors que no tienen precedentes y serán en Cali, y en octubre tenemos el Sudamericano juvenil que es en Bolivia. Los chicos están entrenando con el foco puesto en los grandes objetivos. Son días de mucho intercambio con dirigentes y funcionarios para habilitar el proceso de entrenamientos de estos chicos. Los equipos no están conformados, hay una incertidumbre total y necesitamos que se mantengan en actividad», remarcó.