Juan Fuscaldo: «La función de los clubes es educar personas, no sólo deportistas»

El coordinador en la URMDP del programa «UAR 2030 – Hacia una nueva cultura» y contó en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) los alcances del mismo. Además, habló de la situación de los clubes de Mar del Plata.

Juan Fuscaldo, vicepresidente de Sporting (Foto: Prensa Sporting)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

El programa «UAR 2030» se generó desde la Unión Argentina de Rugby para generar una nueva cultura para reconocer, responsabilizar y resolver la conflictividad relacionada con el rugby.

En la Unión de Rugby de Mar del Plata (URMDP), el responsable será Juan Fuscaldo que se desempeña como vicepresidente de Sporting y forma parte de la Comisión Directiva del ente que regula el deporte en la ciudad. En Marca Deportiva Radio (FM 99.9), indicó que «desde la UAR a partir de los hechos de público conocimiento en Villa Gesell, empezó un proceso para abordar la situación. En los índices de la conflictividad, desde la estadística, no se verían reflejadas conductas que tengan que ver con este deporte».

Si bien la violencia en realidad está presente en la sociedad y no es algo exclusivo del rugby, decidieron poner manos a la obra: «no es menos cierto que sucede algo de tanta gravedad y la entidad madre no quiso mirar para el costado. Quisieron plantear algo, son cuestiones que cruzan a todos los deportes. Encontraron entonces a Funrepar que está trabajando sobre la base de una justicia restaurativa elaborando un proyecto que busca es ser muy abarcativo y tiene por finalidad el cambio en la cultura.

Lo particular de esta situación tiene que ver con la reacción institucional que se da: «se destaca del rugby el hecho de hacerse cargo del problema, algo que no pasa siempre. Pueden aparecer estereotipos, modelos educacionales y comunicacionales que necesitan un aggiornamiento. Los profesores son amateurs, pero se capacitan y mucho. Los jóvenes actuales que transitan otra realidad que la nuestra».

A partir de ahí, el trabajo escalonado tiene una primera instancia que Fuscaldo definió como «una encuesta a nivel nacional que tiene como finalidad saber donde estamos parados. Mirarnos para adentro para trazar distintas estrategias que pueden no ser las mismas en la URMDP que en Córdoba o en el Norte. Una vez que tengamos definido esto, trazaremos estrategias de intervención. Hay un programa de 24 módulos durante dos años para que los referentes podamos capacitarnos».

Lo que tienen claro también, es que se forman personas más allá de jugadores de rugby porque son muy pocos los que llegan a jugar hasta adultos: «no quiere la UAR quedarse sólo en la formación del jugador, sino también la formación de las personas. En cualquier división de un club que se inicia con 20 o 25 jugadores, los que llegan a primera o plantel superior son 4 o 5. La función principal del club es educar personas».

LOS CLUBES A LA EXPECTATIVA

Después de tantos meses de parate, Fuscaldo habló de la situación que está atravesando Sporting como así también otros clubes de la ciudad. «La situación es cada vez más crítica. En Sporting desde el punto de vista económico pudimos mantener el equilibrio con el trabajo de tener una masa societaria que se identifica con el club y nos apoya. Debemos tener alguna respuesta, si no fuera por los clubes, la juventud no haría ningún deporte. Los clubes, por parte del estado, tienen muy poca ayuda, todo se sustenta con mucho trabajo», explicó.

El hecho de volver a entrenar en las villas deportivas es una alternativa viable en la actualidad y creen que se dará prontamente: «la gente ya empieza a sentir la necesidad de desarrollar actividades con los cuidados que correspondan. Tenemos predios enormes que nos permiten entrenar pero también es cierto quienes van a ir y cuantos porque si no hay competencia a la vista, a la altura del año que estamos será difícil»