Regreso con goleada para Quilmes

Después de la gira sin triunfos, Quilmes volvió al Polideportivo para reencontrarse con la victoria y de forma categórica ante Boca por 98 a 76 teniendo a su base, Nicolás Ferreyra como jugador destacado con 22 puntos. En la visita el goleador fue Eduardo Vassirani con 18. El próximo sábado será el clásico ante Peñarol.

Por Jordan Pérez Urrutia (@JordanPerezU)
Fotos: Carlos De Vita

Quilmes volvió al Polideportivo y le propinó una paliza a Boca Juniors en la previa del clásico ante Peñarol. El “Tricolor” tuvo una noche soñada en todos los aspectos y derrotó al “Xeneize” por 98 a 76 con una actuación descollante de Nicolás Ferreyra (22 puntos, un rebote y cuatro asistencias).

El local empezó con una ofensiva muy fluida y bien trabajada en base a la velocidad y el intentar encontrar mal posicionados a los jugadores “Xeneizes”. Boca, por su parte, experimentó algunas dificultades en el inicio pero se pudo acomodar gracias al juego en la pintura (8 puntos del pívot Eduardo Vassirani). Mediado el cuarto, y luego de ese arranque de goleo elevado, la ofensiva del “Cervecero” tuvo una sequía de dos minutos que le permitió a Boca emparejar las acciones. Sin embargo, los de Javier Bianchelli se “despertaron” y alcanzaron su ventaja máxima hasta ese momento gracias a los esquemas ofensivos bien ejecutados (10 puntos). Al final del cuarto, la ventaja fue de seis para el local (26-20).
El “Tricolor” entró al segundo período apostando al tiro de tres, pero la efectividad no lo acompañó por lo que fue un arranque que generó dudas (cinco triples fallados y cuatro pérdidas). A esto se le sumó el buen aporte viniendo desde el banco del extranjero “Xeneize”, Sean Evans, quien fue clave en la lucha en la llave. Sin embargo, el dominio siguió siendo de los locales ya que supieron defender las ventajas generadas y aprovecharon la endeblez defensiva de Boca. Quilmes se vio mucho mejor con Nicolás Ferreyra en cancha y gracias, en parte, a su aporte (14 tantos) se fue al descanso ganando por una máxima de 50 a 33.

Al volver de los vestuarios, al “Cervecero” le salió todo en ataque y fue así como llegó a 28 puntos de ventaja ante un Boca que exhibió muchas deficiencias en el costado defensivo de la cancha. Quilmes incluso pudo ajustar piezas de su defensa y de esta forma empezó a hacerse dueño definitivo del desarrollo del partido, con rendimientos muy altos de Ferreyra, Emiliano Basabe e Iván Basualdo. Las equivalencias presentes en los cuartos previos dejaron de existir y este período fue de pleno control “Tricolor”. La máxima creció y creció y finalmente el equipo de Bianchelli se fue tranquilo al último descanso (76-47).

Comenzado el período final, el “Cervecero” tomó buenos lanzamientos pero la efectividad no se hizo presente. Si bien la ventaja era muy amplia y el juego parecía liquidado, la misma podía ser un arma de doble filo, sobre todo teniendo en cuenta el tiempo restante. A pesar de esto y guiado por un Ferreyra excepcional, Quilmes siguió atacando como si el juego estuviese empatado por lo que la diferencia no se redujo demasiado a pesar del parcial de 15-6 a favor de Boca en la primera mitad del período. Con el paso de los minutos, el “Cervecero” fue cerrando un partido que no se le podía escapar de las manos y englobó un triunfo muy importante de cara a lo que se viene.

En su próximo compromiso, Quilmes recibirá este sábado desde las 21.30 a nada más y nada menos que Peñarol, en lo que será una nueva edición del clásico más importante de La Liga que, además, cobra un valor superlativo por la necesidad de ambos equipos de conseguir una victoria.

Síntesis

Quilmes (MDP) 98: Nicolás Ferreyra 22, Eric Flor 14, Enzo Ruiz 15, Ricardo Sánchez 8 e Iván Basualdo 16 (FI), Omar Cantón 2, Bruno Sansimoni 2, Darío Skidelsky 0, Maximiliano Maciel 3 y Emiliano Basabe 16 – DT: Javier Bianchelli

Boca 76: Lucas Pérez 4, Lucas Gargallo 6, Eduardo Gamboa 11, Eduardo Vassirani 18 y Fotios Lampropulos 3 (FI), Martín Osimani 5, Sean Evans 7, Tomás Cavallero 6, Adrián Boccia 3 y Mariano Fierro 13 – DT: Gustavo Fernández

Parciales: 26-20, 50-33 (24-13), 76-47 (26-14) y 98-76 (22-29)

Árbitros: Fernando Sampietro, Julio Dinamarca y Raúl Sánchez

Estadio: Polideportivo “Islas Malvinas” de Mar del Plata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *