El delantero marplatense Matías Arrúa está jugando en la Primera División del Fútbol Chileno defendiendo los colores de Unión La Calera y vivió en primera persona el terremoto de ayer en Chile: “la mayoría de los temblores duran 20 o 30 segundos y se termina, pero esta vez fue un terremoto que llegó a dos minutos y medio”, contó. Luego agregó: “fue sólo un susto”.