En un fallo que se dio a conocer hoy, la Justicia reconoció que Brian Rosso tenía razón en su demanda por la sanción de 6 meses que le fue impuesta y no sólo le tendrán que reparar el daño de forma retroactiva a marzo, sino que le permitiría también regresar a la Selección Nacional buscando una plaza para Tokio.