Francisco Nievas: «Encontré una vocación en la docencia»

El karateca marplatense, ex campeón panamericano, habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre su nueva realidad luego del retiro deportivo: «cuando transmitís pasión, es diferente», comentó. Escuchalo.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Después del retiro deportivo, hay que buscar nuevos caminos. Francisco Nievas es, en la actualidad, uno de los profesores que tomó la posta de enseñar y transmitir los valores de aquella disciplina que le permitió trascender: el karate.

En diálogo con Marca Deportiva Radio (FM 99.9), Nievas habló sobre los torneos virtuales que se han realizado y como fue atravesando la pandemia: «en mi caso, comencé la cuarentena sin dar clases de forma virtual porque aproveché en marzo para operarme de los cruzados rotos en las dos piernas. Estuve tres o cuatro meses inhabilitado. Volví de forma virtual dando clases por Zoom con aquellos que tenían la posibilidad de conectarse». El pasado fin de semana fue el último torneo en esta modalidad y esperan pronto regresar a la presencialidad: «probablemente fue el último torneo virtual, fue el Torneo Clausura en forma de Kata. Subíamos videos a la red y del otro lado estaban los jueces puntuando. Tuvo mucha aceptación porque era un incentivo en plena inactividad».

Durante el mes de noviembre, les permitieron hacer actividad dentro de los gimnasios y ese es un paso adelante: «hace 3 semanas nos habilitaron poder hacerlo dentro del gimnasio. De a poco estamos volviendo y entendemos que si el año que viene no tenemos mayores inconvenientes volveremos a la actividad».

Pero en el proceso de la recuperación de las operaciones, decidió retirarse de la actividad deportiva; por eso el campeón panamericano explicó la decisión: «hace un tiempo que lo venía procesando y sin dudas esto de la pandemia me hizo tomar la decisión final porque estaba muy lesionado, cada vez me estaba costando más. Ya me había operado en 2016 de la rodilla derecha y estuve un año y medio afuera de la competencia, pude volver al seleccionado y cuando fui al máximo nivel mundial me vi un poco atrás».

Todo lo que fue cosechando en su carrera hoy es motivo pleno de orgullo, pero no sólo las medallas, sino todo aquello que pudo cosechar en el camino: «Estoy súper agradecido y orgulloso de la carrera que pude hacer, me pude dedicar a hacer lo que quería y estaré vinculado al deporte toda mi vida. Soy quien soy gracias al deporte que practiqué. El karate me educó, me llenó de valores como el respeto, la perseverancia, la autosuperación pero sobre todo estoy orgulloso de como me superé a pesar de un montón de adversidades. Representar al país durante muchos años es algo impagable».

Paralelamente fue encontrando su nuevo destino, el otro camino vinculado al deporte que hoy elige con mucho orgullo: «la docencia para mí es una vocación muy linda que encontré y me encanta lo que devuelven los chicos. Cuando transmitís pasión, es diferente. Lo ves en un festejo de un cumpleaños de un alumno donde le hicieron la torta con el muñequito de karateca. Eso a mí me llena de orgullo».