Deporte post-COVID19: las recomendaciones de la OMS y el COI

Ambos organismos han dado a conocer un protocolo de medidas para tener en cuenta al momento del reinicio de las competencias que se están dando de a poco a nivel mundial. Conocé que requerimientos tendrán los organizadores y deportistas.

El COI y la OMS emitieron recomendaciones para la reanudación del deporte a nivel mundial.

Es inminente el comienzo de muchas actividades deportivas en todo el mundo y hay que regular la forma en la cuál se deberán practicar los deportes en las órbitas profesionales.

El Comité Olímpico Internacional (COI) en conjunto con la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitieron un comunicado donde enumeran las medidas de prevención sanitaria que se necesitan para la realización de los eventos deportivos

En ese documento se indican factores destacados para la práctica de disciplinas deportivas distinguiendo de «alto riesgo» a aquellos deportes con contacto físico y los de «bajo riesgo» donde se puede cumplir con mayor celeridad el distanciamiento social. También hay una distinción entre las recomendaciones para atletas respecto de lo que deben hacer los organizadores.

Una de las principales medidas es «asegurar la posibilidad del lavado de manos en múltiples puntos del lugar donde se realiza el evento, el chequeo de temperatura corporal para los participantes teniendo la obligación de reportar inmediatamente cualquier caso donde la misma supere los 38° C». Además, se pide establecer capacidad para aislar casos sospechosos en los escenarios además de considerar la provisión a los atletas de «paquetes individuales de prevención como termómetros, pañuelos descartables, mascarilla (barbijos o cubreboca) y desinfectante de manos», entre otras medidas.

Para los eventos con espectadores, se recomienda la venta de entradas con designación previa de asientos, manteniendo una distancia de al menos un metro entre cada espectador. Los mismos deberán tener su correspondiente chequeo de temperatura en la entrada y una sala de aislamiento particular para posibles casos. También se deberá establecer comunicación de riesgos para los asistentes a los eventos.

Para los deportistas queda prohibido compartir cualquier tipo de elementos personales como toallas, jabón, botellas de agua y vasos. También se indica que deben evitar el contacto físico como apretones de manos o abrazos, así como también lugares comunes del estilo saunas o salas de vapor. Ya pareciera que no es necesario decirlo, pero se reitera el constante lavado de manos con agua y jabón, además de cumplir con las medidas de prevención ya indicadas desde hace un tiempo como toser o estornudar en el pliegue del codo.

También se aconseja que «antes de viajar a una competición sean obligatorios los chequeos médicos que identifiquen a grupos de riesgo, alérgicos y personas en tratamiento».

Se viene un nuevo deporte después de la pandemia de COVID-19 con todas estas recomendaciones que se deben cumplir para evitar que el deporte sea un vector de contagio a nivel mundial. Los organizadores tendrán que cumplir su parte con una erogación monetaria incluso superior y acondicionando los escenarios, mientras que los deportistas, tendrán que cuidarse de maneras que antes no lo hacían.