Micaela Levaggi: «Estar en los ODESUR es más de lo que esperaba»

La deportista marplatense habló con Marca Deportiva antes de emprender su viaje a Cochabamba para aclimatarse a la altura y comentó sus sensaciones de formar parte de la delegación argentina: «trataré de pelear una medallas»; agregó.

Micaela Levaggi ganó dos carreras en Bolivia durante la última semana.

El atletismo marplatense presentará una delegación importante en Cochabamba para la disputa de los Juegos ODESUR 2018 con tres deportistas y un entrenador dentro del equipo nacional.

Antes de viajar a Bolivia, Micaela Levaggi habló con Marca Deportiva en el contexto de la cobertura especial de esta competencia junto al periodista Leandro Sánchez: «es una experiencia bárbara para mí que no esperaba. Estaré compitiendo con chicas más grandes que yo y que son muy buenas», indicó.

El 2018 es un año particular porque ha dado el salto de categoría y no lo ha sentido, por el contrario, ha iniciado la experiencia con muy buen pie: «es mi primer año de Sub-23 y en las dos primeras carreras hice récord provinciales. Fui al Nacional de Mayores y me consagré campeona nacional con buen nivel. Son logros muy importantes para mí y me hacen subir la vara», agregó pensando a futuro.

El nivel que tendrá por delante será muy interesante para Levaggi y lo toma como un desafío dentro de su crecimiento: «sabiendo que es un nivel sudamericano con deportistas mayores, trataré de pelear una medalla pero disfrutando de estar ahí, es mucho más de lo que esperaba. Más allá del resultado quedan muchas cosas porque luego nos vamos a ir a España a hacer una gira», anticipó.

La altura es un factor siempre discutible, pero Micaela sabe lo que es estar a casi 2.500 metros sobre el nivel del mar: «tuve la preparación en Cachi que tiene 2.400 metros de altura, es difícil porque se siente la falta de aire, pero por eso será una carrera más táctica. Será difícil competir con las peruanas o bolivianas, pero el resto está en las mismas condiciones», sintetizó.

La experiencia de estar en una villa deportiva compartiendo charlas, comidas y competencias con la delegación nacional, también es una buena manera de crecer: «cuando fui a los Olímpicos de la Juventud me pasó compartir experiencia s con otros deportes que sirven mucho para saber como entrenan y trabajan. Si el otro puede, uno también y vemos que todos luchamos por lo mismo». Todas estas cosas, en una edad clave, servirán para su crecimiento: «creo que será una experiencia que hará replantearme muchas cosas para mi futuro», destacó.

Doble oro para Levaggi en Bolivia camino a los ODESUR