López Silva: «El EMDER funciona a contra turno del horario de oficina»

El Director de Políticas Deportivas del EMDER, Carlos López Silva, se refirió en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) a la situación económica del ente y los problemas que se generan, por ejemplo, con las horas extras: «nos preguntamos como en el momento que incrementaron la planta de personal en los últimos años, no lo hicieron con contra turnos».

Carlos López Silva habló en Marca Deportiva Radio.

Carlos López Silva habló en Marca Deportiva Radio.

La decisión de que el Maratón Internacional de Mar del Plata sea licitado a una empresa privada para su desarrollo y organización, forma parte de un contexto económico difícil en la ciudad. Los problemas que tiene el EMDER pasa por el mantenimiento de una estructura amplia que hoy, apenas está en condiciones de asumir.

Así lo indicó en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) el Director de Políticas Deportivas Carlos López Silva: «no estamos mal económicamente porque podemos sostener lo que se hace. Estamos solventando el funcionamiento del ente con los recursos que generamos. Eso no nos habilita a montar obras de infraestructura».

Cada paso que dan, deben pensarlo porque los recursos son escasos. En ese sentido, por ejemplo, se está trabajando para traer durante el verano actividades deportivas con el financiamiento del gobierno nacional: «estamos programando un verano conjunto con la Secretaría de Deportes de la Nación que nos permitirá tener una buena propuesta que no sea cara. Todavía los recursos locales, fuera de lo que es el ente no aparecen y debemos generar de la manera que podemos», agregó López Silva.

El gasto cotidiano del ente sigue existiendo de todos modos y ahí es donde radica el problema. Mantener los Polideportivos en los barrios también es un tema delicado que sin ayuda se vuelve insostenible: «cada Polideportivo por si mismo genera su propio presupuesto y son caros. Estamos tratando, con los directores de los polideportivos, de generar alguna propuesta para que la representatividad política de la ciudad nos de una mano. Es un servicio magnífico que se le brinda a la ciudad, pero no sabemos cuanto tiempo lo podremos seguir brindando con este presupuesto», explicó el dirigente.

LAS HORAS EXTRAS

Carlos López Silva también habló del conflicto que se generó con los trabajadores municipales por el pago de horas extras, algo que pudieron subsanar a tiempo, pero que no descartó que se pueda reiterar. «La gente que trabajó las horas extras percibirá sus haberes de acuerdo a lo que ha hecho. Asumimos el compromiso de pagar. La generación de horas extras que tiene el ente, no permite que se puedan pagar. Debemos revisarlas hasta que la situación del palacio se ordene», dijo. Luego abundó: «en este caso nos comprometimos a colaborar el mes pasado con recursos del EMDER, pero no podemos sostenerlo en el tiempo». 

El principal problema en las horas extras es que la mayoría de la actividad en los escenarios del Parque Municipal de los Deportes se da fuera de la hora de trabajo de los empleados y se genera una enorme cantidad de extras. «El Ente de Deportes funciona a contra turno con el horario de oficina. Muchas de las actividades que se desarrollan son por la tarde-noche, ni que hablar cuando hay eventos de las asociaciones o campeonatos argentinos, por ejemplo. Ahí se generan muchas horas extras, no son cosas planificadas, sino que hay que cubrir ciertas actividades propuestas por asociaciones, instituciones o productoras de espectáculos», explicó López Silva.

A pesar de la cantidad de personal que se incorporó en el EMDER, nadie trató de revertir una tendencia que afecta la economía del ente: «nos preguntamos como en el momento que incrementaron la planta de personal en los últimos años, no lo hicieron con contra turnos. Todos los que ingresaron lo hicieron en los turnos de menor actividad», finalizó.