La Casa Olvidada

Marca Deportiva pudo acceder a fotos del estado actual de la Casa del Deportista que se encuentra abandonada y usurpada por personas que incluso han sacado elementos propios del edificio. La necesidad de recuperar ese lugar emblemático para la ciudad y la palabra del vicepresidente del EMDER, Carlos López Silva, acerca de la situación actual.

previous arrow
next arrow
Slider

Por Rodrigo Divito
@rodrigodivito

FOTOS: SANDRA LUCERO

El presente no es el mejor, pero el futuro quizás pueda ser promisorio para este lugar. La Casa del Deportista es un lugar que ha sufrido la desidia durante los últimos años y hoy se encuentra en un estado deplorable.

Aquél viejo Hotel Punta Canteras que supo ser todo un emblema para la zona de Punta Mogotes, hoy parece una Casa olvidada. Durante los últimos años se había utilizado para alojar a personas en situación de calle, pero desde hace un tiempo a esta parte (un tiempo largo), no se utiliza ni para una cosa ni para la otra. Quedó abandonada, a la buena de Dios y como siempre, se ha metido gente a vivir adentro robando incluso elementos del lugar.

Teniendo como punto de partida las fotos que se muestran en la galería, había que poner claridad en el tema. El subdirector del EMDER, Carlos López Silva habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) al respecto y destacó que «la Casa es del EMDER y hace unos años pasó a Desarrollo Social. Se utilizó como un Hogar de Tránsito para gente que estaba en situación de calle. Se perdió el control de la gente que lo habitaba y terminó en una decadencia absoluta», relató.

Fuentes consultadas de ambos sectores (EMDER y Desarrollo Social), coincidieron en la búsqueda de que ese lugar vuelva a manos del ente de deportes: «hoy su administración y manejo depende de Desarrollo Social. Estamos tratando de que vuelva a ser administrado por el EMDER pero hay que ver en que condiciones porque hay que hacer una fuerte inversión», adelantó el dirigente.

Para ello, el tema ha sido tratado incluso con el intendente Arroyo que por supuesto tiene otras prioridades, pero López Silva indicó que «hemos tenido una reunión. Fue uno de los temas que se tocaron porque la situación de la casa del deportista es que no tiene posibilidad de uso alguno, sino que está con un aspecto de dejadez, suciedad y desidia que no es bueno para la ciudad».

Lo cierto es que faltan ventanas, puertas, está tapiado gran parte del lugar y no se conoce la real dimensión de los robos y daños dentro de una edificación tan grande como importante para recibir delegaciones e incluso para alojar a deportistas de nivel que quieran venir a realizar una pre-temporada a Mar del Plata.

Teniendo en cuenta que el Parque de los Deportes es una gran opción pero está lejos de la zona Sur de la ciudad, la Casa del Deportista se transforma en una buena alternativa, digna de ser recuperada para el deporte, porque ese era el fin que se le dio y porque es necesario que no quede como una ruina en un sector privilegiado de la costa atlántica.

¿Se podrá recuperar? Todavía falta un tiempo importante para saberlo, pero lo concreto es que se debe intervenir inmediatamente para recuperar el inmueble y de a poco, comenzar con su recuperación.

CARACTERISTICAS

La página oficial del municipio no debe ser revisada habitualmente porque todavía se enuncia que la Casa del Deportista se encuentra en un edificio «conservado y en uso, merced a la inversión constante del Estado Municipal en un bien de tal importancia social». Nada más alejado de la realidad en estos momentos.

Este edificio tiene tres plantas y una superficie cubierta de 1.500 metros cuadrados. La capacidad es de hasta 130 personas teniendo en cuenta que las habitaciones están distribuidas en dos sectores: una parte anterior y otra posterior. Delante hay 82 plazas ocupables, repartidas en 21 dormitorios de dos, tres y cuatro plazas. En la zona trasera del edificio hay 24 plazas abajo y otras 30 arriba.

Cabe destacar que se construyó toda la edificación con baños privados para cada habitación, agua caliente y calefacción; además de tener un gran salón comedor, hall de recepción, confitería y hasta un salón de TV, como en los viejos tiempos.

El Hotel Punta Canteras iba a ser demolido, pero se lo recuperó con un fin concreto. Hoy parece que estuviera nuevamente a punto de desaparecer, pero todavía hay tiempo para que vuelva a ser un lugar importante para la ciudad y que se recupere para recibir a las innumerables delegaciones que habitualmente llegan a la ciudad para participar de distintos eventos.