Omar Gandara: «Hemos sido más profesionales para preparar el Dakar»

El marplatense participará en la próxima edición de esta particular carrera que ahora se traslada a Arabia Saudita: «queremos estar en las posiciones de arriba»; anticipó en diálogo con Marca Deportiva Radio (FM 99.9).

Omar Gándara afronta el tramo final de la preparación para Arabia Saudita.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

En los primeros días del 2020, el Dakar comenzará una nueva edición, esta vez muy lejos del continente americano. La acción se trasladará a Arabia Saudita donde, en consecuencia, serán pocos los argentinos que podrán participar.

Uno de los privilegiados será Omar Gándara que representará un año más a Mar del Plata a bordo de su UTV pero con una apuesta mayor: «ya mandamos el camión de asistencia y el auto para allá»; comentó en Marca Deportiva Radio (FM 99.9).

El año ha sido más exigente preparando exclusivamente su participación en este evento y lo ha llevado a recorrer todo el planeta con competencias en tres continentes distintos: «corrimos una carrera cada 45 días, corrimos en Argentina, estuvimos en un Dakar de 8 días en Brasil, en España y en Marruecos. Estamos tratando de hacer un buen Dakar y queremos estar en las posiciones de arriba con Lafuente como navegador», indicó.

Sobre las posibilidades de volver realidad ese objetivo, agregó que «es posible, armamos una máquina muy competitiva, tenemos ritmo de carrera y estamos bastante confiados». Además, remarcó que «hemos sido más profesionales tanto en la parte técnica como en la mecánica y en la conducción».

Los argentinos en competencia serán realmente muy pocos, por lo que estará representando al país más que nunca: «no se si llegamos a 5 o 6 argentinos en total. Me causa un poco de impresión porque estoy representando a Argentina con un país raro, controvertido culturalmente. Ya nos advirtieron que no podemos usar bermudas, ni crucifijos, por ejemplo», agregó Gándara.

Otra de las particularidades a las que tendrán que adaptarse es un contexto de circuito incluso más exigente: «me dijeron que el terreno es único, es un país grande como Argentina pero el 95% es desierto. No tienen un sólo río propio, los que tienen se provocan por lloviznas, será árido el terreno, nos advirtieron que los días serán muy calurosos y las noches muy frías».

Recién a finales de diciembre emprenderá viaje junto a su equipo para afrontar la competencia definitivamente desde el 5 de enero. Algo completamente distinto y especial, lejos de casa, pero con el objetivo de ser protagonista.