Quilmes también llega victorioso al clásico

En tiempo suplementario, Quilmes pudo superar a Boca por 102 a 100 después de igualar en 88. El «cervecero» ganó un partido clave en la previa del clásico del viernes con Iván Basualdo y Luca Vildoza como grandes figuras. Además, se suspendió el clásico de Liga de Desarrollo.

previous arrow
next arrow
Slider

Por Jordan Pérez Urrutia (@JordanPerezU)

Quilmes (16-19) superó por 102 – 100 a Boca Juniors (11-27) y alcanzó así, por el momento, la sexta plaza a Playoffs. El mejor jugador del encuentro fue Iván Basualdo, quien aportó 14 puntos, 15 recobres y tres asistencias. En la visita se destacó Fotios Lampropoulos gracias a sus 24 tantos y 10 rebotes.

Luca Vildoza también jugó un buen partido y se despachó con 23 puntos, cinco rebotes, cinco asistencias y la misma cantidad de robos.

Quilmes comenzó con intensidad defensiva y un parcial de 11-1 a favor que le dio la calma necesaria para generar las mejores jugadas en ataque. Con el triple como principal arma ofensiva, el “Cervecero” castigó la endeble defensa “Xeneize”, sin embargo, fue de más a menos, por lo que Boca logró acercarse en el tanteador gracias a un parcial de 10-2. Finalmente los locales se fueron al descanso ganando por 24 a 16 un cuarto en el que llegaron a estar 16 puntos arriba.

Durante el segundo cuarto, el cotejo se emparejó mucho, debido, en gran parte, a que Ivory Clark tuvo que salir del campo de juego por un fuerte golpe en su rodilla izquierda. Quilmes sintió la ausencia de su baluarte defensivo y otorgó algunas comodidades al conjunto visitante. No obstante, se mantuvo arriba en todo momento.

Sobre el cierre del período, Lucas Pérez fue expulsado por una doble falta técnica en Boca. Si bien no estaba teniendo un buen partido, los “Xeneizes” perdieron a su capitán y figura. Quilmes lo aprovechó y cerró el cuarto con un 40-32 a favor.

Al volver de los vestuarios, el desarrollo se tornó más atractivo en relación a lo visto en el segundo cuarto. La diferencia rondó los cuatro puntos durante gran parte del mismo ya que los equipos intercambiaron canastas constantemente. A pesar de que el margen fue reducido, el “Cervecero” se mostró dominante en todo momento.
Al comenzar este cuarto, Clark regresó al terreno de juego, lo que le dio calma a Javier Bianchelli y a todo el pueblo quilmeño, no sólo por este partido, sino que también por el clásico que se encuentra a la vuelta de la esquina.

Sobre el cierre del período, la visita se puso adelante en el marcador por primera vez en el partido pero Diego Cavaco empató el marcador gracias a un triple sobre la chicharra (61-61).

En el último cuarto, Boca se mostró superior por primera vez: Generó una ventaja rápida y logró que Quilmes cometiera, con siete minutos por jugar, su quinta falta de equipo. Los 10 minutos finales fueron una clara copia de los dos cuartos previos: Puntos repartidos constantemente, mucha intensidad defensiva y un marcador que se mantuvo muy cerrado.

Palo y palo el último período. Increíble y muy caliente cuarto final el vivido en el “Islas Malvinas”: Con un minuto por jugar, Boca generó una ventaja de cuatro tantos que Vildoza se encargó de recortar desde la línea con tres tiros libres. La visita volvió a anotar y Quilmes nuevamente empató el partido gracias a un rebote ofensivo luego de un tiro libre fallido de Vildoza.

88 a 88 fue el resultado en tiempo regular. Un partido de semejante calibre no podía ser esquivo al tiempo suplementario.

El tiempo extra tuvo la misma intensidad que el último cuarto. Los triples llovieron en ambos costados de la cancha y la tensión se sintió en todo momento: Con 57 segundos por jugar Quilmes tuvo en su posesión la oportunidad de igualar el marcador. Con un rebote ofensivo y un doble y falta de Basualdo, el “Cervecero” pasó al frente por la mínima (100 a 99) y a Boca le quedó una posesión para anotar. Finalmente el juego finalizó con un 102 a 100 a favor de Quilmes.

Luego de esta gran victoria en tiempo suplementario, Quilmes sumó tres triunfos en fila y de esta manera llegará en gran forma al clásico de este viernes. Desde las 21.30, “Cerveceros” y “Milrayitas” se verán las caras por tercera vez en la temporada en un duelo más que importante en vistas al ingreso a Playoffs.

Por su parte, Boca, tras haber sufrido dos derrotas en nuestra ciudad, regresará a Buenos Aires para enfrentar al difícil Ferro Carril Oeste en el “Héctor Etchart” este miércoles 7 desde las 21.

Síntesis

Quilmes (MDP) 102 (88): Luca Vildoza 23, Eric Flor 7, Tracy Robinson 11, Ivory Clark 12 e Iván Basualdo 14 (FI), Diego Cavaco 6, Ariel Esalva 6, Jeffrey Merchant 0, Bruno Sansimoni 2 y Enzo Ruiz 21 – DT: Javier Bianchelli

Boca Juniors 100 (88): Lucas Pérez 0, Lucas Gargallo 15, Fernando Funes 24, Cristian Amicucci 2 y Fotios Lampropoulos 24 (FI), Agustín Caffaro 3, Marucs James 6, Eduardo Vassirani 8 y Gary Forbes 18 – DT: Ronaldo Córdoba

Parciales: 24-16, 40-32 (16-16), 61-61 (21-29), 88-88 (27-27) y 102-100 (14-12)

Árbitros: Pablo Estévez y Javier Mendoza

Estadio: Polideportivo «Islas Malvinas» de Mar del Plata

NO HAY CLASICO EN LDD

En la previa del encuentro, se confirmó que el clásico de Liga de Desarrollo (programado para este viernes a las 18.30) no se jugará debido a que la dirigencia de Peñarol no aceptó disputarlo ese día por razones estrictamente deportivas.

Vale destacar que el “Milrayitas” utiliza más jugadores de su plantel de LDD que el “Cervecero”. La rotación del equipo necesita de jugadores como Juan Ignacio Marcos y Joaquín Valinotti, entre otros. Es por ello que, si se disputara el juego en la previa, el claro perjudicado sería el conjunto dirigido técnicamente por Marcelo Richotti.

Ya que Quilmes no cuenta con los recursos económicos para costear el operativo policial un día previo al clásico, el juego finalmente no se llevará a cabo.