Leo Gutiérrez: «Me llevo el respeto de mis colegas»

Cuando sólo restan dos partidos para finalizar su exitoso paso por el básquet profesional, Leo Gutiérrez analizó como está transitando ese camino: «quiero disfrutar de la mejor manera posible los dos juegos que quedan», comentó.

Leonardo Gutiérrez habló de sus últimos partidos. (Foto: Carlos De Vita)

Es el momento final de su carrera deportiva y parece que todo el grupo quiere regalarle una gran despedida. Leonardo Gutiérrez completó su penúltimo partido con un triunfo ante Obras que fue muy importante para el grupo.

Ahora les queda en el camino dos cotejos, uno el próximo domingo 7 de mayo ante Liberad de Sunchales y luego el cierre de la fase frente a Quilmes en un nuevo clásico. Leo habló luego de la victoria y señaló que «estamos contentos por ganar y sólo pienso en los dos partidos que quedan». 

La permanencia ya es parte de la historia de este grupo que en algunos momentos de la temporada estuvo en aprietos: «no hablamos nunca de la permanencia, sino de hacer las cosas bien para terminar la Liga de la mejor manera posible. Trabajamos siempre para estar bien, a veces salen las cosas y a veces no», explicó Gutiérrez.

Cada partido, las ovaciones para el más ganador de la historia de la Liga Nacional se repiten y no son más que un anticipo del desenlace. «No pienso en la despedida. Cuando me canta la gente me da un poco de cosa, pero va a pasar en los dos partidos que quedan. Quiero disfrutarlos de la mejor manera posible», indicó sobre la «procesión» que lleva por dentro.

No es la mejor temporada para despedirse, pero esta buena racha final le da otro sabor: «es un alivio ganar siempre, nos da tranquilidad. Sabemos que tuvimos un mal año y si hubieramos jugado un poco mejor durante el año estaríamos en otra circunstancia. Nos da bronca cuando podemos competir y jugar bien porque si lo hacíamos toda la temporada hubieramos estado mejor», analizó.

El respeto es moneda corriente en estos encuentros, porque todos los protagonistas que están en cancha, luego de que finaliza el juego se acercan para saludarlo, despedirlo y pedir la 10 que ha inmortalizado: «creo que hice las cosas bien durante toda mi carrera y ver que mis pares me respetan, me da mucha alegría. Es lo que me llevo, el respeto de mis compañeros y colegas», concluyó.