Peñarol apostaría por Leo Gutiérrez como entrenador

En las próximas horas se confirmaría que Leonardo Gutiérrez es el elegido para convertirse en el entrenador de Peñarol de Mar del Plata para la próxima temporada de la Liga Nacional en lo que sería su primera experiencia como DT apenas a unos días de su retiro y cuando todavía tiene por delante su partido homenaje.

Leonardo Gutiérrez y sus últimas palabras como jugador. (Foto: Carlos De Vita)

Es tan inminente el anuncio, como anticipado el paso a dar. Leonardo Gutiérrez, después de su exitosa carrera deportiva sería confirmado en las próximas horas como entrenador de Peñarol de Mar del Plata para la próxima temporada.

Será un paso importante en su carrera, una experiencia para la que se sentía preparado e incluso las semanas previas a su retiro ya empezaba a asomar como posibilidad. Frases como «no me tomaré mucho tiempo de descanso» o «quiero ser entrenador cuanto antes» resonaron fuerte y anticipaban lo que estaría por confirmarse.

Incluso cuando la salida de Marcelo Richotti era un hecho luego de aquél partido ante San Martín de Corrientes en el Polideportivo donde cortó la racha negativa, se pudo acordar que continúe hasta final de temporada anticipando que llegaría el momento de «Leo» en el banco de suplentes «Milrayitas».

Los dirigentes todavía no han emitido comunicado oficial al respecto, pero no faltaría demasiado para que lo hagan teniendo en cuenta que el inicio del nuevo mes podría comenzar a traer las novedades para un equipo que en términos contractuales debe rearmarse y también desde lo deportivo pensando en volver a los primeros planos de la Liga Nacional.

Incluso se sostiene que la tarea que quiere realizar Gutiérrez tendría bases en las categorías formativas para armar a futuro un plantel al estilo Bahía Basket potenciando a los jóvenes que fueron reclutados en su momento por la institución de Garay y Santiago del Estero.

Por ahora se limita a un fuerte rumor, pero pronto se haría oficial. Leonardo Gutiérrez no se va de Peñarol, por el contrario, está más presente que nunca.