Quilmes se quedó corto ante San Lorenzo

El «cervecero» perdió su primer partido como local en la temporada frente a un contundente San Lorenzo que sigue invicto en la competencia. El primer partido de 8º de final del Super 20 fue 113 a 93 para los de Boedo con un impecable Mathias Calfani que sumó 32 puntos. Iván Basualdo fue el destacado en el local. Se fue lesionado Sansimoni y expulsado Ricky Sánchez.

A - Quilmes - San Lorenzo 30
A - Quilmes - San Lorenzo 29
A - Quilmes - San Lorenzo 28
A - Quilmes - San Lorenzo 27
A - Quilmes - San Lorenzo 26
A - Quilmes - San Lorenzo 25
A - Quilmes - San Lorenzo 24
A - Quilmes - San Lorenzo 20
A - Quilmes - San Lorenzo 21
A - Quilmes - San Lorenzo 22
A - Quilmes - San Lorenzo 23
previous arrow
next arrow

Por Jordan Pérez Urrutia (@JordanPerezU)
Fotos: Carlos De Vita

Quilmes no pudo ante San Lorenzo y cayó por 113 a 93 en el primer juego de los octavos de final del Súper 20. El conjunto dirigido por Javier Bianchelli perdió durante el encuentro a Bruno Sansimoni (lesión) y “Ricky” Sánchez (expulsado) ante el bicampeón y único invicto de la competencia, y eso se notó. La figura del juego fue Mathias Calfani gracias a sus 32 puntos, siete rebotes y dos asistencias. El próximo juego será este sábado a las 20 en el Roberto Pando.

En el “Tricolor”, el destacado fue Iván Basualdo (18 puntos, siete rebotes y tres recuperos).

Quilmes empezó bien en ofensiva, y jugándole de igual a igual al último bicampeón de La Liga. La maquinaria de ataque lució bien aceitada y gozó de variantes tanto en el juego externo como interno. Gabriel Deck empezó a ser el puntal de su equipo en campo contrario tras conseguir siete puntos rápidos; mientras que Iván Basualdo hizo lo propio para el “Cervecero” (terminó con 9 en el parcial). A la positiva actuación del pívot se le sumaron buenos rendimientos de sus compañeros, quienes jugaron un primer cuarto casi perfecto: Manejaron las ventajas, convirtieron con facilidad gracias a la fluidez de sus pases y defendieron con una gran intensidad que no le permitió al “Cuervo” entrar en ritmo en ningún momento. Cerca del final del cuarto, Bruno Sansimoni sufrió un duro choque con dos rivales y salió lesionado del campo de juego, esto resintió claramente la rotación de un equipo que se fue al primer descanso ganando por seis tantos (28-22).

En el segundo cuarto, el “Tricolor” sufrió los constantes embates del visitante. El equipo de Gonzalo García siguió abajo en el tanteador, pero estuvo presto a no permitir que los de Bianchelli se alejen demasiado en el marcador. Las ofensivas de éstos últimos dejaron de ser tan claras como en el período inicial y los errores no forzados comenzaron a aparecer, por lo que San Lorenzo empezó a meterse cada vez más en partido. Sin embargo, el “Cervecero” pudo recuperar su forma y logró mantener sus acotadas ventajas durante casi todo el parcial. Y si bien a falta de dos minutos San Lorenzo se puso en ventaja por primera vez en el partido, Quilmes volvió a mejorar y se fue ganando al descanso por 52 a 46.

Al volver de los vestuarios, los marplatenses sintieron la intensidad defensiva de los visitantes y experimentaron dificultades para aumentar sus cifras en el tanteador. Deck volvió a ser letal en ofensiva y generó una falta antideportiva muy dura de “Ricky” Sánchez, quien por la misma fue expulsado de forma directa del juego; su baja se sumó así a la de Sansimoni. Justo en ese momento, y para colmo de mal, el “Cervecero” sufrió sus primeras desventajas cercanas a los 10 puntos. Los de Bianchelli buscaron seguir en juego mediante la vía del triple pero el desarrollo se hizo muy disparejo e irregular a favor de los visitantes, quienes anotaron con la precisión y facilidad inexistentes en la primera mitad. Mathias Calfani apareció cuando Deck no estuvo en cancha (fue atendido por la falta de Sánchez) y se convirtió en la figura excluyente del juego al convertir 13 puntos en el cuarto. Precisamente esa fue la diferencia a favor de San Lorenzo de cara al último período (66-79).

Quilmes salió del descanso final buscando aplicar velocidad a los ataques, pero se produjo un constante intercambio de canastas, algo que obviamente no favoreció las aspiraciones del local. Ya quebrado el juego, San Lorenzo atacó a placer y consiguió puntos de todas las formas posibles gracias a sus constantes rotaciones y un buen ingreso de Darquavis Tucker. Los márgenes superaron los 15 puntos y finalmente el “Cuervo” se llevó un juego que dominó durante todo el segundo tiempo.

El “Cervecero” sufrió mucho la profundidad de la banca de un “Ciclón” que sumó su novena victoria en fila. Si bien Sánchez y Deck dejaron el partido la mismo tiempo, la baja del foráneo fue muy importante para los de Bianchelli, San Lorenzo pudo sustituir a Gaby gracias a buenas actuaciones de Calfani, Selem Safar y Dar Tucker. Ahora Quilmes deberá reponerse rápidamente de este duro golpe ante el mejor equipo de nuestro país porque este sábado desde las 20 visitará el Polideportivo Roberto Pando con una posible eliminación más latente que nunca.

Síntesis

Quilmes (MDP) 93: Nicolás Ferreyra 13, Eric Flor 14, Enzo Ruiz 17, Ricardo Sánchez 12 e Iván Basualdo 18 (FI), Darío Skidelsky 0, Emiliano Basabe 6, Omar Cantón 10, Bruno Provenzano 0, Tomás Reimundo 0, Bruno Sansimoni 0 y Maximiliano Maciel 3 – DT: Javier Bianchelli

San Lorenzo 113: Nicolás Aguirre 8, Darquavis Tucker 17, Marcos Mata 10, Gabriel Deck 14 y Javier Justiz 2 (FI), José Vildoza 0, Leandro Cerminato 0, Selem Safar 13, Mathias Calfani 32, Matías Sandes 17, Lisandro Fernández 0 – DT: Gonzalo García

Parciales: 28-22, 52-46 (24-24), 66-79 (14-33) y 93-113 (27-34)

Árbitros: Diego Rougier, Sergio Tarifeño y Raúl Sánchez

Estadio: Polideportivo «Islas Malvinas» de Mar del Plata