Súper de Peñarol

Peñarol le gano el clásico a Quilmes por 88-74 y consiguió puntos fundamentales para clasificarse al Súper 8. Los goleadores fueron los de siempre: Walter Baxley con 28 y Adrian Boccia con 18. El miércoles a las 21 se verán las caras nuevamente.

Walter Baxley enfrenta la marca de Adrián Boccia, ambos goleadores del clásico marplatense. (Foto: Carlos De Vita)

Walter Baxley enfrenta la marca de Adrián Boccia, ambos goleadores del clásico marplatense. (Foto: Carlos De Vita)

Peñarol fue solido y tuvo buen juego para llevarse el primero de los dos clásicos de la semana. Fue 88-74 ante Quilmes aprovechando la distancia que supo sacar en el segundo cuarto y con un final donde Massarelli y Sahdi tuvieron papeles principales.

El goleador de la noche fue Walter Baxley con 28 unidades, mientras que el local tuvo a Adrian Boccia como máximo artillero con 18. Además, se produjeron los debuts de Justin Giddens y Lucas Ortiz que no había podido tener minutos en toda la temporada.

La intensidad defensiva fue una constante de ambos, cometiendo muchas infracciones en el inicio del partido. Tal es así que en cuatro minutos estaban apenas 7-4 con el score favorable a los visitantes. Los triples aparecieron para que los de Rivero pasen al frente momentáneamente, pero ambos estaban muy erráticos. Leiva cometió su segunda falta y fue a buscar a Marin con quien había tenido un cruce previo. El árbitro lo vio y le bajó la falta técnica que dejo condicionado al pívot innecesariamente. Con un parcial 6-0 Quilmes se puso 13-9 y Rivero hizo debutar a Giddens. En ese momento, Boccia tuvo buenas ofensivas para poner al frente a su equipo, pero un triple de Vildoza, dejo el marcador 18-17 para los de Ramella.

El dato: En el 1º cuarto, Peñarol perdió cuatro pelotas y Quilmes solo una.

Giddens empezó a mostrar credenciales en sus minutos sumado a sus ampulosos gestos post conversión. El experimentado duelo entre «Gaby» Fernández y Ruben Wolkowyski lo estaba ganando el jugador «Milrayitas», tratando de anotar o generar espacios para sus compañeros. Así, el local se escapó a 5 promediando el cuarto. Era el momento del debut de Lucas Ortiz recuperado de su lesión en la ingle, una buena noticia para el cuerpo técnico de Ramella. Aun así, no era un buen parcial de la visita que llego a jugar sin pívot en el campo y con Marin-Maciel en la pintura. Las falencias ofensivas de Quilmes, le permitían a los de Rivero tomar rebotes y correr la cancha. Con esa modalidad, pudo sacar 12 puntos con 2 triples consecutivos y se fue al descanso con 10 de luz.

El dato: Peñarol llevaba hasta ese momento 5 de 17 simples. Leiva sumo 1 de 7 siendo el que mas tiro.

Con los quintetos iniciales en cancha, otra vez el partido se tornó muy friccionado y peleado, pero Quilmes empezó a encontrar efectividad para acercarse a 4 (47-43). Sin embargo sufrió el desgaste y quedó con los internos titulares con 4 infracciones, mientras el local encontraba en Leo Gutiérrez el poder de resolución ofensiva. Con su regreso al campo, Giddens tomaba más decisiones y aportó puntos importantes, mientras Baxley era el dueño absoluto del ataque visitante. Dos triples de Sahdi que hacia su aparición protagónica en la noche, le permitieron a Peñarol mantener la distancia y entrar al último cuarto arriba por 5.

El dato: Quilmes había sumado solo 4 asistencias hasta el tercer cuarto (2 de Baxley y 2 de Cequeira)

El «milrayitas» volvió al partido con dos triples (Massarelli y Fernandez) para sacar 11 de diferencia. La desesperación no fue buena consejera de Quilmes que buscó constantemente tener chances de correr la cancha para anotar puntos fáciles. En el otro aro, sucedía todo lo contrario porque los de Rivero buscaban el pase extra que les permitía tener tiros más cómodos. Sahdi seguía con la mano caliente detrás de 6,75 y Cequeira que había sido el más cerebral, parecía fuera del partido. La velocidad de Massarelli para romper la primera línea era el arma principal para quebrar el juego. «Lucho» fue el gran protagonista del final, generando puntos, defensa y sacando por 5 faltas a Cequeira.

Peñarol ganó merecidamente el clásico por 88-74 y suma un triunfo vital para llegar al Súper 8, además del plus que ofrece vencer al rival de siempre. El miércoles Quilmes tendrá revancha en otro duelo directo para meterse en el primer trofeo oficial de la temporada.

Síntesis

Peñarol (88): Alejandro Konsztadt 3, Adrian Boccia 18, Franco Giorgetti 6, Leonardo Gutíerrez 8 y Martin Leiva 3 (FI), Gabriel Fernández 6, Justin Giddens 9, Alejandro Diez 8, Luciano Massarelli 11, Fabián Sahdi 16- DT: Fernando Rivero

Quilmes (74): Luis Cequeira 17, Walter Baxley 28, Federico Marin 2, Ivory Clark 8 y Tayavek Gallizzi 4 (FI), Luca Vildoza 7, Maximiliano Maciel 2, Lucas Ortíz 6, Rubén Wolkowysky 0- DT: Leandro Ramella

Parciales: 17-18, 42-32 (25-14), 62-57 (20-25) y 88-74 (26-27)

Arbitros: Juan Fernández y Roberto Smith

Estadio: Polideportivo «Islas Malvinas» de Mar del Plata

MINUTO DE SILENCIO

Antes del inicio del partido, se realizó un minuto de silencio por el fallecimiento del periodista deportivo de Mar del Plata, Luis Carlos Secuelo, ocurrido en la tarde de hoy.

LOS NUMEROS DE GIDDENS

La nueva incorporación de Peñarol, Justin Giddens tuvo su debut esta noche ante Quilmes. El extrajero estuvo en cancha 13 minutos, anotó 9 puntos (3/5 en simples, 3/6 en dobles y 0/2 en triples), 4 rebotes (3 defensivos), 2 pelotas recuperadas y 3 perdidas.