Pablo Zabala: «Si podemos solucionar el problema, iremos por Ricky»

El presidente de Quilmes, Pablo Zabala, indicó en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) que trabajan en recuperar los sponsors que se cayeron para volver a sumar a su único extranjero. Además, en sus últimos momentos como máximo dirigente, indico que «ser presidente fue lo más importante que me ha pasado en la vida».

Pablo Zabala explicó los motivos del corte de Ricky Sánchez. (Foto: Carlos De Vita)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Quilmes ha tenido que tomar una decisión que si se analiza en el presente puede parecer sorpresiva, pero en el contexto de años difíciles desde lo económico, parece más una medida de prevención. El corte de Ricardo Sánchez y tener que afrontar el primer mes del año (quizás de los más exigentes de la Liga Nacional) sin extranjero.

El presidente del club, Pablo Zabala indicó en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) que «fue una decisión muy difícil; «Ricky» significa mucho para el plantel. Nos ha dado mucho como persona y profesional, es un líder, pero los profesionales juegan por dinero y me da vergüenza no asumir el compromiso». Incluso agregó que «ahora el plantel está 15 días atrasado y también me da vergüenza». 

Primero consensuado con el entrenador, se decidió entonces cortar al boricua, al menos hasta que se recomponga el presupuesto original: «nos vimos perjudicados al menos momentáneamente, lo que hablamos con su representante es que si podemos solucionar la situación iremos nuevamente a buscarlo. Asumimos la responsabilidad deportiva con el entrenador de no traer otro jugador. Si acomodamos las finanzas, «Ricky» Sánchez será nuevamente de Quilmes». 

Los problemas presupuestarios no son novedad para el club «cervecero» porque ya hace un par de temporadas estuvo a punto de vender la plaza porque no tenía el dinero para armar un plantel: «es casi imposible sostenerse en la Liga con un buen presupuesto. Las franquicias que tienen recursos estatales no tienen problemas, pero los clubes que son de barrio dependemos de la locura y la pasión de los dirigentes», opinó.

Ahora los objetivos se trastocan porque habrá un menor recambio en las fichas internas que por cierto tampoco abundan: «en un principio con Javier Bianchelli tenemos un objetivo claro, armamos un plantel más equilibrado en lo ofensivo aunque perdimos bastante con la salida de Ivory Clark. Creo que tenemos un equipo de mayor calidad. Nuestro objetivo inicial era ganar la Liga Sudamericana y creo que merecimos jugar la final». Luego abundó: «ahora pretendemos terminar el año en la parte superior de la tabla y ver que pasa en los playoffs».

LA PRESIDENCIA Y SUS APRENDIZAJES

Según lo que marca el estatuto, Pablo Zabala finalizó su mandato el 31 de diciembre pasado, pero se ha llegado a un acuerdo porque la temporada de la Liga Nacional está en pleno desarrollo y entonces continuará en el cargo hasta la próxima Asamblea.

Respecto de su experiencia como presidente, remarcó que «lo primero que me pasó y esto fue una charla que di a dirigentes del club y allegado; fue una experiencia que me marcó para toda mi vida es que cuando terminó la asamblea y fui presidente del club me llamó el intendente y a la mañana siguiente hubo 10 medios que me llamaron por el cargo. Dejé de ser Pablo Zabala para ser el presidente de Quilmes y eso me llena de orgullo. Fue lo más importante que me ha pasado en mi vida». 

Respecto de la ordenanza de co-gestión que pretende implementar el EMDER; Zabala aclaró que «no me han hecho participar de ninguna reunión que tenga que ver con una co-gestión. Le hemos hecho saber a las autoridades del EMDER que los clubes deberíamos tener un lugar en una mesa de trabajo del ente absolutamente ad honorem y por el desarrollo de las actividades de la ciudad». Por último, agregó que «me pongo en el lugar de Mourelle y el Polideportivo «Islas Malvinas» es deficitario, pero nosotros no podemos pagar en medio de una temporada con un presupuesto armado y por eso postergamos la discusión para cuando termine la competencia».