Melvin Johnson fue imparable para Peñarol en el inicio de la Liga Nacional

El extranjero anotó 36 puntos en el primer partido de la temporada de Liga Nacional donde el «Milrayitas» cayó 86-68 ante Oberá en el Polideportivo «Islas Malvinas». Fue la noche en la que volvió el público «Milrayitas» a la cancha. Phillip Lockett fue el mejor del local con 13 puntos y 6 rebotes, mientras que también se destacaron Thornron y Monacchi.

Peñarol volvió a jugar ante su gente (Foto: Prensa Peñarol)

Peñarol inició una nueva temporada de la Liga Nacional de Básquet con derrota en el Polideportivo «Islas Malvinas» ante Oberá por 86 a 68 en la noche en la que el equipo marplatense volvió a contar con su público. Ahora se viene una gira compleja por Córdoba y La Rioja.

Melvin Johnson fue imparable con 16 puntos en el primer cuarto, 21 en el primer tiempo y 36 en todo el partido. El extranjero, ex Peñarol, anotó 8 de 16 en triples y fue la figura de la cancha. En el equipo local, Lockett fue el más parejo y terminó con 13 unidades y 6 rebotes, pero también lo acompañaron Tomás Monacchi (12) y Thornton (11 y 8 recobres).

La visita comenzó mejor en los primeros minutos de partido. Con mayor efectividad y tratando de jugar más en equipo. Así sacó una ventaja inicial de 14 con un Melvin Johnson determinante (16 puntos con 4 de 8 en triples) ante un equipo marplatense que le costaba anotar (3 unidades en los primeros 6 minutos), incluso con Tevin Glass dentro del quinteto inicial. Monacchi entró para defender al goleador pero no podían detener su alta efectividad y también saltó a cancha Lockett que terminó como goleador con 4. Hubo poco en ataque en ese cuarto (5 de 14 en tiros de campo) y no pudo defender la calidad ofensiva del rival y se fue al descanso perdiendo 11-25.

Peñarol parecía recuperarse con un 4-0 inicial en el segundo parcial, pero después de un minuto de Demti y el regreso de Melvin Johnson a la cancha; la visita hizo un parcial 7-0 que lo llevó a una nueva máxima de 17. Otra vez ofensivamente empezó a apresurarse el «milrayitas» en las decisiones, eso lo llevó a un flaco parcial de 7 puntos en 7 minutos por lo que volvía a mover el banco Ramella. El tiro a distancia, que siempre fue respuesta en el Super 20, no aparecía y recién pudo encestarlo en el octavo intento. Lo más claro seguía siendo Phillip Lockett pero la desventaja al final del primer tiempo fue de 15 puntos, con 21 de los 40 de Oberá anotados por Johnson.

Peñarol necesitaba hacerse sólido en defensa pero en el primer minuto de juego, Melvin Johnson anotó 10 puntos consecutivos mostrando sus recursos y sacando otra máxima, ahora de 19 (31-50). En ese momento apareció Federico Marín, uno de los jugadores de mayor valía durante el Super 20, que empezó a anotar puntos luchando en la pintura pero también asistiendo a sus compañeros. En ese tramo, bajó la diferencia a 8 con el aporte constante de Lockett. Definitivamente se había metido en el partido y podía discutirle el dominio con un Thornton que empezó a demostrar sus atributos. Quedarían 10 minutos con sólo 12 puntos de ventaja.

Oberá volvió a recuperar la paciencia para el ataque y trataba de no depender sólo de Johnson y Givens empezó a ser importante en el rubro del goleo con su experiencia en la pintura. Peñarol no se rendía, pero tampoco podía recortar la diferencia porque Oberá le respondía cada vez que encontraba un poco de claridad el equipo marplatense. Llegó a ponerse a 13, pero la tranquilidad de De Los Santos para consumir segundos empezaba a darle pocas ilusiones al dueño de casa.

Fue derrota por 86 a 68 en la primera presentación de la temporada y ahora tendrá que emprender un viaje con rivales de peso como Instituto, Atenas y Riachuelo.