Entre el nuevo Federal y la crisis de los clubes

El presidente del Club Unión de Mar del Plata, Leonardo Cordeiro, habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre el nuevo formato que se está planteando para el Torneo Federal de Básquet y el reclamo para que #AbranLosClubes.

Leonardo Cordeiro, presidente de Unión.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Este miércoles, habrá una reunión virtual con los equipos de la Región Bonaerense que participan en el Torneo Federal de Básquet, entre ellos Unión de Mar del Plata cuyo presidente, Leonardo Cordeiro dio detalles en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) acerca del formato del cuál se está hablando para la próxima temporada.

«Las reuniones se hacen por divisiones pero como tenemos un grupo de Whatsapp vamos averiguando varias cosas de un proyecto de modificación. La idea principal es el cierre de la Liga de Desarrollo y crear una Liga Federal de Desarrollo y sería una mezcla entre el Federal y la LDD», indicó primeramente. Luego agregó: «sería un cambio fundamental en las fichas del armado del plantel y aparece la figura de los clubes formadores que tendrían beneficios como pasar a las etapas nacionales en los torneos de clubes».

Desde su punto de vista, la Liga de Desarrollo tenía sus falencias y es mejor utilizar el mismo Federal para ampliar esa base: «no era tomada por todos los clubes de la liga de la misma manera. Incentivaba a los chicos a pensar que estaban cerca de la Liga Nacional cuando el Torneo Federal era una buena manera de hacerlo porque tenían un roce o competencia en un certamen probado de buen nivel y con un entrenamiento mayor», opinó.

Es una buena salida para Unión en este momento porque puede seguir apostando a formar jugadores del club en esta competencia: «a nosotros nos viene bien, somos un club formador y en los torneos que jugamos no utilizamos todas las fichas que teníamos sino que fuimos mechandolos con jugadores de nuestra cantera, campeones en 2018 de la Liga Junior. Eso nos permite que si este torneo se hace de esa forma, tenemos jugadores que tuvieron experiencia en el Torneo Federal».

El armado de los planteles también será distinto y es una ventaja: «se habla de 4 fichas mayores y 6 Sub-21, algo que para nosotros no sería conflictivo. En este contexto de crisis donde no tendremos el mismo apoyo empresarial, mientras que podemos apostar a las divisiones inferiores. Creo que tendría que ser un torneo de transición, de 6 meses, antes de volver a una temporada completa».

LA SITUACIÓN DE LOS CLUBES

Mientras las habilitaciones precarias se siguen dando en la ciudad, los clubes iniciaron una movida en redes sociales bajo la hashtag #AbranLosClubes donde se plegaron principalmente las instituciones que tienen básquet.

En ese sentido, Cordeiro indicó que «teniendo en cuenta el protocolo presentado y aprobado, sin cuestionamientos de la política y que se trabaja en otros clubes de la provincia, estamos en condiciones de cumplirlo. Necesitamos abrir nuestras puertas para movilizar la actividad».

Hay otras aperturas que se dieron mucho más rápido sin tener en cuenta los beneficios que la actividad física proporciona: «comparándonos con otras actividades que están habilitadas, tenemos el derecho de reabrir las puertas. Ponemos el ejemplo claro de que un chico de 16 años puede sentarse a tomar una cerveza pero no puede estar en el mismo momento en una cancha dividida de 55 metros cuadrados para cada uno».

Estos meses de inactividad han calado hondo en los clubes y si siguen de esta forma, les costará mucho recuperarse. El presidente de Unión contó la experiencia en su propio club: «a medida que pasan los meses, la crisis se va superando. Lo que hacíamos nosotros con los ingresos y gastos mensuales es que el básquet es superavitario en nuestro club y soportaba otros deportes e infraestructura de sede social. Hoy trabajamos en función a que todo lo que teníamos como sobrante fue gastado para cubrir los gastos mensuales. El ingreso presupuestado está caído en un 60 o 70% dependiendo del club que hables. La mitad de lo que ingresa es la mitad de lo que te endeudas y eso se multiplica mes a mes», indicó.

La necesidad ya es imperiosa y por eso, decidieron volver a hacer visible el reclamo: «a los profes del club le mostramos nuestros números y pensamos que si extendía dos o tres meses, nos podíamos endeudar en millones. Dejamos de pagar algunas cosas el primer mes, otras el segundo y ya vamos por el cuarto. Necesitamos facturar cuotas completas y mover la máquina».