Alejandro Mangone: «Scola como dirigente puede ser un paso adelante»

El entrenador y parte de la lógistica de la Selección Nacional de Básquet durante un par de eventos, contó en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) su experiencia cerca de Scola: «es un líder en todos los aspectos, un generador constante de cosas».

Alejandro Mangone habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

El retiro de Luis Scola ha sido una noticia de magnitud por el impacto que ha tenido el pivot en el básquet argentino. Incluso, ni el propio «Luifa» tiene idea del alcance que ha tenido en personas que forman parte del deporte y otras que no tanto.

El marplatense Alejandro Mangone compartió momentos importantes de intimidad con el grupo en distintas concentraciones y contó su experiencia en Marca Deportiva Radio (FM 99.9): «tuve la suerte en 2015 de estar haciendo la logística junto al equipo conviviendo 24 por 24. Luego ya clasificados, estuve en Buenos Aires y en Córdoba donde se hicieron los amistosos antes de ir a Río de Janeiro».

Ese liderazgo absoluto sobre un grupo nuevo de Scola, se empezó a generar allí: «Luis era el único en 2015 de la Generación Dorada que se presentó y fue un líder absoluto. Los chicos que había eran incluso debutantes en la Selección».

No era sólo un jugador preponderante dentro del campo, sino que ocupa espacios por fuera que lo hacen más completo aún: «lo que pude aprender y ver es que lideraba en todos los aspectos, donde podía opinar era respetuoso y la daba con una experiencia enorme en su espalda. En ese momento, yo tenía que generar el transporte y el espacio previo de la cancha y para ponerse bien los días de partido, se iba una hora y media antes que el micro. Se iba sólo con un ayudante técnico. Después fue sumando jugadores, se lo llevaba a Campazzo, a Laprovittola y tiraban tranquilos durante 45 minutos».

Puertas adentro, para organizar, también se tornaba en una pieza importante: «había ciertos movimientos internos del equipo donde se le preguntaba a él que opinaba. En la concentración 2015, el equipo entrenaba en el Club Italiano que quedaba a 40 minutos del centro y en la preparación física se empezó a trabajar el estímulo largo que comenzaba a las 9 con un breve receso en la cancha misma y ahí comenzaban haciendo básquet. Como había pocos elementos, él ofreció los suyos y los fuimos a buscar a su casa», explicó Mangone.

Ese trabajo, esa obsesión por los detalles, se empezó a trasladar a toda una generación que lo seguía: «es muy perfeccionista y no deja nada librado al azar. Marcó el rumbo de muchos chicos que se fueron sumando, como hay que defender los colores de la selección y que responsabilidad tomar en la cancha». Incluso desde afuera, tuvo siempre preocupación por la evolución de los más chicos, pero no sólo en la Selección: «ayudó a la Asociación de Jugadores, trajo la idea de dar charlas a los jugadores jóvenes que se proyectaban como profesionales para orientarlos económicamente, que hacer con su preparación en los espacios donde no había competencia. Después se dejó de hacer hace un par de años», dijo Mangone.

Si futuro ya está marcado porque declaró que será dirigente deportivo y esa es una grata noticia para el básquet en principio, pero para el deporte en general también: «creo que el compromiso lo va la tomar, se va a meter en el ruedo de ser dirigente y eso será un paso adelante tremendo. No querrá estar por el poder sino para generar cosas, Scola es un generador», definió.