Argentina superó un duro escollo y ganó el grupo

En el último partido de la fase inicial, el equipo de Sergio Hernández venció por 69 a 61 a Rusia en un duelo clave porque arrastrará los puntos de este encuentro a la segunda rueda donde se medirán con Venezuela y Polonia. Facundo Campazzo fue el jugador destacado.

Patricio Garino en plena volcada (Foto: FIBA)

No era un partido fácil para Argentina, lo sabían, pero no creyeron que se pondría tan duro durante algunos tramos del juego donde pudo superar al rival. El Alma Argentina superó a Rusia por 69 a 61 en el último partido de la fase regular del Mundial de China.

Desde el inicio fue una dura prueba, con poco gol, algo que luego pudo revertir el equipo nacional con un gran segundo cuarto que se inició con un 15-0 lapidario. El tercer parcial volvió a ser trabado y ahí, el equipo del «Oveja» dejó a su rival apenas con 7 puntos en esos 10 minutos.

Otra vez, el partido cambió y Rusia inició muy bien el último cuarto, casi sin dejarle anotar a los argentinos. Por eso, se llegó a un final cerrado donde Patricio Garino con su tarea defensiva fue fundamental y, como siempre, apareció Campazzo en su máximo esplendor para cerrarlo.

En total, el ex base de Peñarol terminó con 21 puntos, 6 rebotes, 7 asistencias y 3 recupero. En la pintura, no faltó el aporte de Luis Scola con 13 unidades, 8 rebotes y dos asistencias; pero también hubo una gran tarea de Marcos Delía que también anotó 13 y colaboró con 4 recobres.

En cuanto a la labor de los marplatenses, Patricio Garino que fue titular estuvo en cancha 30:51 minutos con 8 puntos, 5 rebotes, 1 asistencia, 3 pérdidas y 3 recuperos. En tanto, Luca Vildoza participó de los momentos difíciles del partido con 20:26 minutos de juego sumando 3 unidades, 4 recobres, 2 asistencias y 2 robos.

Ahora Argentina, en la segunda ronda arrastrará los puntos del triunfo ante Rusia y tendrá que jugar el viernes ante Venezuelay el domingo frente a Polonia para dar un paso más dentro del certamen; ambos partidos a las 9 de la mañana.