Caída de Quilmes, ahora en suplementario

Quilmes perdió en suplementario su primer partido en Once Unidos. Fue 89 a 87 ante Boca con una bandeja de Adrián Boccia en los últimos segundos. El «cervecero» sigue sin triunfos en la temporada. Baxley y Durley se destacaron en el conjunto local, mientras que el rosarino fue el goleador del juego con 29 puntos.

Walter Baxley  delante de Adrián Boccia, los goleadores de la noche. (Foto: Carlos De Vita)

Walter Baxley delante de Adrián Boccia, los goleadores de la noche. (Foto: Carlos De Vita)

Boca en tiempo suplementario venció a Quilmes de Mar del Plata como visitante por 89-87 con un doble de Adrián Boccia en la última jugada. El alero del Xeneize además de ser el autor de la jugada heroica fue el máximo anotador con 29 puntos anotados. En Quilmes Baxley se destacó con 24 unidades.

El partido comenzó con un Boca pegando primero de la mano del escolta/alero Adrián Boccia para sacar ventaja de 4-9. Pero de a poco, el equipo local le empezó a tomar la mano al juego, con un Diego Romero bien hundido en la pintura igualó el tanteador. Luego llegó la aparición de Walter Baxley que con ocho puntos en el cuarto fue el estandarte en el cierre del cuarto, pero Boca no fue menos y con la aparición de Fabián Ramirez Barrios que anotó cinco el partido terminó igualado en los primeros 10 minutos (16 – 16).

Un triple de Ferreyra e intervenciones de Hernández y Boccia le dieron un nuevo respiro para los de Capelli en los primeros tres minutos del segundo cuarto, una mini racha de 7/2 para los Xeneizes (18 – 23). Momento donde Leandro Ramella solicitó minuto para ordenar a los suyos y en el regreso, Quilmes pareció encontrar el despertador y de la mano del trío conformado por Baxley, Cequeira y Romero metió un parcial de 17 a 7 cerró arriba en el tablero 35 – 30. El máximo anotador fue Walter Baxley con 15. Alentador fue el inicio de Quilmes sacando rápido ocho puntos de ventaja (38 – 30), pero una arremetida de Boca de la mano de Gargallo y Ramírez Barrios en ataque y una defensa zonal por momentos y cajón y uno (Gargallo siguiendo a Baxley) el Xeneize pasó al frente por un tanto (44 – 45) con cinco minutos por jugar. Emocionante fue el desenlace del tercer parcial, ya que ambos equipo privilegiaron el ataque por la defensa y en un intercambio de gol por gol Boca se fue ganando de cara a los últimos 10 minutos 56 a 54, para ingresar a un último segmento lleno de emociones.

Los 10 minutos finales no defraudaron y los dos con muchas ganas de quedarse con la primera victoria del Torneo sacaron las garras y dando más del 100% de lo que tenían jugaron un cuarto que será muy difícil de olvidar. Como en toda la noche, fue Boca el que se distanció por siete puntos primero, pero Quilmes rápidamente y en un abrir y cerrar de ojos emparejó la historia. Luego de un intercambio de goleo Boca entró al minuto final ganando, pero Baxley con ocho segundos para el cierre penetró y empató el partido en 77 para ir a suplementario.

En el suplementario, las cosas nada cambiaron ya que con el correr de los cinco minutos la paridad seguía siendo factor principal de la noche marplatense. En el último minuto, un doble de Kevin Hernández le dio una diferencia de 3 puntos a Boca, pero Calvi respondió con un triple que parecía que no iba a entrar y terminó ingresando para el delirio de su gente con el tanteador igualado en 87. Pero, la última fue para Adrián Boccia que con su lanzamiento volado que lo caracteriza anotó a falta de una décima y le terminó dando el triunfo a Boca por 89 a 87. Justamente fue el alero quien terminó como máximo anotador del juego con 29. En el local no alcanzaron los 24 de Walter Baxley y los 23 de Jonathan Durley.

Síntesis

Quilmes (Mar del Plata): Luis Cequeira 11, Walter Baxley 24, Fernando Calvi 7, Jonathan Durley 23 y Diego Romero 19 (FI) Bruno Sansimoni 3, Tomás Reimundo 0, Santiago Coria 0, Agustín Lecona 0, Ariel Lencina 0, Elías Iñiguez 0 y Tayavek Gallizi 0. Entrenador: Leandro Ramella.

Boca Juniors: Jonatan Treise 15, Adrian Boccia 29, Fabián Ramirez Barrios 18, Axel Weigand 2 y Rashaum Freeman 5 (FI); Lucas Gargallo 4, Kevin Hernández 6, Alejo Rodríguez 0, Crhistian Boudet 0 y Nicolás Ferreyra 10. Entrenador: Adrián Capelli.

Parciales: 16 -16, 19 -14, 19 – 26, 23 – 21, 10 – 12.

Arbitros: Alejandro Chiti – Oscar Britez.

Estadio: «Once Unidos» de Mar del Plata