A Peñarol se le volvió a escapar

El equipo de Leonardo Gutiérrez llegó a un final cerrado nuevamente en Córdoba y esta vez Atenas lo cerró mejor para llevarse el triunfo por 74 a 71. El dueño de casa había sacado una buena ventaja en la primera parte y el «milrayitas» se había recuperado. Todd Brown volvió a destacarse con 19 puntos, mientras que Nicolás Romano sumó 18.

Nicolás Gianella en el dueño ante el conjunto cordobés. (Foto: Prensa Atenas)

Por Jordan Pérez Urrutia (@JordanPerezU)

Peñarol (10-20) perdió por 74 a 71 frente a Atenas (20-10) en Córdoba y sumó así su segunda derrota en fila. Con Jerome Meyinsse como figura gracias a sus 13 puntos, ocho rebotes y dos asistencias, “El Griego” se impuso en un partido muy parejo en el cierre. Por su parte, el mejor jugador del “Milrayitas” fue Todd Brown Jr., quien se despachó con 19 puntos, cinco recobres y tres asistencias. Los dirigidos por Leonardo Gutiérrez volverá a nuestra ciudad para recibir a Obras este domingo a las 21.

Atenas llegó al juego con la importante baja de Donald Sims por una sanción impuesta por parte del Tribunal de Disciplina de la Asociación de Clubes. Este último representó una ausencia sensible puesto que es el máximo anotador del equipo, con un promedio de casi 20 puntos por juego.

Ambas ofensivas tuvieron buenos inicios de partido ya que convertir no representó un verdadero problema en los primeros minutos: “El Griego” encontró importantes puntos en la pintura gracias al dominio de Meyinsse sobre Martín Leiva, mientras que, en el otro lado de la cancha, el “Milrayitas” pudo utilizar los triples como solución ante el férreo marcaje interno (Cero puntos en la llave en todo el cuarto). Sin embargo, con el correr de los minutos, los tiros externos dejaron de ingresar porque los de Leo no exhibieron un fluido juego de pases al momento de atacar y forzaron lanzamientos en más de una oportunidad. Al abusar de una materia que no es especialidad del equipo, los porcentajes de anotación disminuyeron considerablemente y terminaron por dejar en evidencia la falta de una clara idea de juego que sí estuvo presente en el inicio del compromiso. Atenas fue de menos a más, mejoró mucho su defensa (Peñarol no anotó en los último tres minutos del período) y pudo irse al descanso ganando por la diferencia máxima de 12 puntos (26-14).

Peñarol logró volver a abrir el aro apenas comenzado el cuarto, pero siguió sufriendo en cancha propia. Y es que Nicolás Romano siguió con la buena labor del primer cuarto (11 puntos) en lo que significó un importante aporte ofensivo para su equipo. Mediado el cuarto, el juego entró en una fase de “golpea golpe” con rápidas transiciones y posesiones que gastaron pocos segundos en el reloj de tiro. Pero a pesar de que el “Milrayitas” logró anotar más puntos que en el cuarto previo, siguió teniendo muchas dificultades e imprecisiones por lo que no pudo acortar la diferencia que fue siempre superior a los 10 puntos ante un Atenas que con el avance de los minutos cimentó su claro dominio con otra máxima, esta vez de 17 tantos (45-28). En los locales fue todo muy lucido y fluido en ataque, hasta que sobre el cierre de la mitad cometieron errores no forzados y permitieron que Peñarol pueda reducir un poco el déficit con un parcial de 7 a 1 (46-35).

El equipo de Leo entró al campo de juego con una mentalidad muy diferente a la de la mitad previa. Con mucha más intensidad defensiva y una inusitada precisión en ataque, logró dar vuelta el marcador gracias a un excelente parcial de 12 a 0 frente a un Atenas desconocido que no pudo aplicar su estilo de juego y sufrió el hostigante marcaje del “Milrayitas” que lo privó de anotar durante siete minutos (casi diez, si se tiene en cuenta la sequía en el cierre de la primera mitad). Este cuarto pareció sacado de otro partido ya que ambos equipos mostraron todo lo opuesto a lo exhibido en los 20 minutos anteriores. La dicotomía fue tan grande que Peñarol sólo le permitió anotar seis puntos a Atenas frente a los 18 que convirtió (52-53).

El conjunto marplatense siguió en un gran nivel en los primeros minutos del último cuarto. Pero poco a poco se empezó a notar a un Atenas más preciso e inteligente en sus incursiones ofensivas, ya que volvieron a jugar reiteradamente a la pintura (vía mediante la cual creo el dominio de la primera mitad) y consiguió tanto puntos como faltas personales que complicaron las intenciones defensivas de los internos “Milrayitas”. No obstante, y a pesar de no tener un jugador con la mano caliente y presentar problemas para convertir, Peñarol manejó las ventajas acotadas en una última parte del juego muy pareja y atractiva por el claro condimento de la incertidumbre. Con dos minutos restantes en el reloj y con un 65 a 65, el marcador reflejó la total paridad del último cuarto de un partido de rachas e irregularidades en ambos equipos. Finalmente, la definición fue muy cerrada, pero con Atenas como vencedor.

Luego de perder los dos juegos en la ruta, Peñarol regresará al Polideportivo para disputar tres duros compromisos. El primero será ante el “Tachero” este domingo desde las 21 en lo que significará una importante oportunidad para volver a hacerse fuerte como local.

Síntesis

Atenas (Cba) 74: Leonardo Lema 7, Weyinmi Rose 8, Juan Fernández Chávez 6, Nicolás Romano 18 y Jerome Meyinsse 13 (FI), Juan Pablo Cantero 2, Mateo Chiarini 5, Tomás Gutiérrez 0, Roquez Johnson 5, Diego Lo Grippo 7 – DT: Nicolás Casalánguida

Peñarol (MDP) 71: Nicolás Gianella 8, Todd Brown 19, Steffphon Pettigrew 14, Alejandro Diez 4 y Martín Leiva 6 (FI), Nicolás Zurschmitten 2, Diego García 5, Diego Guaita 5, Alejandro Alloatti 8 – DT: Leonardo Gutiérrez

Parciales: 26-14, 46-35 (20-21), 52-53 (6-18) y 74-71 (22-18)

Árbitros: Leandro Lezcano, Jorge Chávez y Nicolás D´Anna

Estadio: «Carlos Cerutti» de Córdoba