Quilmes lo dio vuelta en el final y sumó su primer triunfo en casa

El «cervecero» venció a Estudiantes de Olavarría por 75 a 69 y logró su primera victoria como local en la temporada. Estuvo en desventaja todo el partido, pero en el final con las actuaciones de Lucas Ortiz primero y de Alex Negrete después, se quedó con el triunfo.

Lucas Ortiz nuevamente fue el goleador del equipo (Foto: Prensa Quilmes)

Quilmes necesitaba un triunfo como local en la temporada y sabía que tenía una buena oportunidad ante Estudiantes de Olavarría en el Polideportivo «Islas Malvinas». No le fue sencillo, lo peleó desde atrás hasta el último minuto pero lo terminó ganando por 75 a 69 llegando a 4 triunfos y 4 derrotas, por lo que culmina el viernes segundo en su zona.

El máximo goleador fue Lucas Ortiz que fue clave en un momento para traer al equipo a un partido que le era desfavorable. Terminó con 26 puntos y un impecable 15 de 15 en libres (no falló ninguno desde que empezó la temporada). En el cierre, Alex Negrete con 18 unidades y 6 rebotes, fue clave aunque también se destacó Lucio Castellani (17). En la visita, Martín Cabrera con 20 puntos, fue el más destacado.

Rápidamente, la efectividad del tiro de tres le dio las primeras alegrías al «Bataraz» que sacó 10. Sin embargo, los dos no tenían buenos números, aunque claro, el «cervecero» estaba peor en el juego. La defensa de la visita fue asfixiante y no le dejó muchas opciones de tiro cómodo ni en la pintura y abiertos, por lo que sólo pudo anotar 10 puntos en esos primeros 10 minutos (4 de 22 en tiros de cancha). Estudiantes no le sacó jugo a esa situación y apenas se fue ganando por 8 con Battistino como máximo anotador con 6.

Volvieron con más acción y ritmo. Tomás Pérez con dos triples sacó la máxima de 12, pero los marplatenses pudieron reaccionar con Negrete y Castellani para ponerse de nuevo en partido. Sin embargo llegaron otros cuatro minutos sin puntos y con errores en las definiciones que hicieron entrar en un pozo al juego. Cuando ambos pudieron destrabar sus ofensivas, Estudiantes encontró gol en manos de Jeffrey Merchant que apareció en el juego con el tiro a distancia y Martín Cabrera. El equipo de Gelpi extrañaba a Lucas Ortiz que anotaba más desde la línea de libres (6 tiros). De una máxima de 14 llegó a la chicharra abajo por 26 a 38 con sólo 7 de 32 en tiros de cancha (21 %) ante un rival que tenía 8 de 11 en triples.

Jeffrey Merchant con la camiseta de Estudiantes O (Foto: Prensa Quilmes)

Quilmes volvió al campo decidido a cambiar su realidad. Lucas Ortiz fue clave entonces para hacerse cargo de su rol de jugador preponderante para establecer un parcial que lo dejó apenas cuatro puntos por debajo. Al rival ya no le entraban los tiros lejanos y sólo podía anotar con Scaramuzzino con un tiro de media distancia. El ritmo era más alto y el desarrollo desde la mitad hasta el final fue muy parejo, la única diferencia fue la aparición de Ortiz en todo su esplendor para que quede el «cervecero» cerca al sonar la chicharra (48-54).

Ya había mucho en juego para ambos y se notó dentro de la cancha. Los dos pelearon más de lo que pudieron jugar y cuando había corrido medio cuarto, estaban igualados 5 a 5. Fue todo muy trabado y discutido, en el tramo final pero todo muy parejo. Llegaron a los últimos dos minutos con 3 puntos de diferencia y aunque Quilmes peleó desde atrás en el marcador desde el primer instante del partido, pero no podía hacer el quiebre para pasar al frente. Cuando lo hizo fue en el momento justo, a un minuto del final y cuando parecía mejor que su rival. Tuvo un arma importante que fue Alex Negrete para aprovechar cada rebote o pérdida del equipo de Colli para convertirlo en puntos, específicamente 14 en los últimos 10 minutos.

Gran triunfo «cervecero» porque lo tuvo que trabajar para encontrar su momento y además, porque le permite sumar su primera victoria de la temporada en el Polideportivo y, como yapa, quedar segundo en la tabla de posiciones.