Quilmes otra vez sin respuestas y con 4 caídas consecutivas

El equipo de Manuel Gelpi perdió en el Polideportivo «Islas Malvinas» ante Del Progreso por 88 a 74 y lleva cuatro derrotas al hilo, dos de ellas las primeras de la segunda fase en la Liga Argentina. Otra vez el goleador fue Alex Negrete con 24 puntos y Ezequiel Dupuy fue el máximo anotador visitante con 22. Los dirigidos por Kass anotaron 12 triples en 23 intentos.

Facundo Gago tuvo 4 de 8 en triples esta noche (Foto: Cristian García – Prensa Quilmes)

El último partido de Quilmes en el Polideportivo «Islas Malvinas» durante el 2021 no pudo terminar como pretendía el equipo de Gelpi. Por cuarta presentación consecutiva, la derrota fue el resultado final, esta vez por 88 a 74 ante Del Progreso.

Alex Negrete fue el goleador y, por momentos, la única vía de gol. Terminó con 24 puntos y 7 rebotes acompañado como viene sucediendo en las últimas presentaciones por Lucio Castellani (17 unidades, 5 recobres y 3 asistencias) aunque esta vez también se sumó Facundo Gago (13 con 4 de 8 en triples). Justamente el tiro a distancia fue la clave para romper el partido que tuvo la visita con una gran tarea de Ezequiel Dupuy (22 puntos y 6 asistencias).

El primer desafío que se le planteó al local fue Howard Wilkerson que anotó los primeros puntos de su equipo y luego se le sumó Ezequiel Dupuy para sacar una máxima de 7 en el inicio. Negrete, como siempre, empezó a hacerse cargo de las ofensivas (10 puntos), pero sabía que necesitaba más opciones. Por eso aparecieron otras manos para un parcial 12-0 que los puso arriba en el marcador incluidos triples de Castellani y Gago. El primer cuarto sería de rachas porque Del Progreso volvió al partido con un 6-0 que le volvió a dar la delantera en el marcador pero por la mínima que mantendría hasta el cierre del parcial (18-19).

El «cervecero» volvió a cancha con un buen parcial 8-0 con manos más efectivas, pero también con un factor importante como el rebote ofensivo donde se destacó el ingreso de Agustín Ecker. Además de sacar su máxima de 7 puntos, le bajó notablemente el goleo durante el primer tramo del parcia permitiéndole apenas 4 puntos. Todo cambió luego porque la visita hizo un 12-0 que volvió a cambiar la lógica del partido. Las conversiones de Dupuy fueron claves para levantar a su equipo que además, lograba tomar nuevamente la delantera en el marcador. Quilmes pudo volver al gol (cuando no) con Negrete para una ventaja de la visita por 3 puntos al entretiempo.

Darío Skidelsky subiendo la pelota (Foto: Cristian García – Prensa Quilmes)

De a poco, la lógica del partido fue llevando a que Negrete y Castellani sean nuevamente los goleadores del equipo en un contexto de goleo bajo que tenía el tercer cuarto. El negocio lo terminó haciendo el dueño de casa porque se mantenía cerca, hasta que aparecieron los experimentados de Del Progreso como Maranguello y Wilkerson para volver a marcar una máxima de 11 completando la mejor performance en cantidad de puntos dentro del partido. Entraron al último parcial con una ventaja de 7 unidades para los de Kass (55-62).

La visita había mejorado su efectividad a medida que pasaban los minutos y siguió en progreso en el cuarto final. Los triples le permitieron seguir escapandose y Quilmes quería responder con tiro a distancia, aunque sin conversiones. Lo quebró anímicamente al partido con esos mazazos que caían constantemente (12 de 23 triples, 5 en el último cuarto) y sólo Gago encontró respuestas para su equipo porque otra vez, no tenía demasiadas vías de gol el «tricolor».

El «cervecero» llegó a 4 derrotas consecutivas en la Liga Argentina y le quedan por delante tres partidos como visitante, dos de ellos ante los mismos rivales que tuvo este fin de semana y se le sumará Estudiantes de Olavarría para cerrar el 2021.