Peñarol vendió cara la derrota en el «Pando»

Después de comenzar el partido perdiendo por 22, Peñarol pudo ponerse a tres de San Lorenzo, pero cerró el primer punto de la serie de octavos de final con una derrota po 91 a 82 en el «Roberto Pando» de Boedo. Gabriel Deck fue la figura con 33 puntos, mientras que desde la banca, los experimentados Guaita y García fueron los goleadores «milrayitas» con 15 cada uno.

San Lorenzo tuvo en Tucker a otro de sus puntos fuertes de la noche. (Foto: Prensa San Lorenzo)

Por Jordan Pérez Urrutia (@JordanPerezU)

A pesar de haber hecho un gran partido, Peñarol perdió el primer juego de la serie frente a San Lorenzo por 91 a 82 en el Polideportivo Roberto Pando. En el equipo de Leonardo Gutiérrez se destacaron Diego Guaita y Diego García con 15 puntos cada uno. Mientras que Gabriel Deck fue la gran figura del encuentro ya que registró 33 puntos, 8 rebotes y dos asistencias. El segundo compromiso también será en Boedo, este martes 8 a las 19.30.

El “Milrayitas” contó con el regreso de Nicolás Gianella y Todd Brown Jr., quienes habían descansado en el último juego ante Gimnasia de Comodoro Rivadavia. Mientras que en el “Ciclón”, Marcos Mata no fue de la partida pero hubo un regreso importante como el de Matías Sandes.

San Lorenzo arrancó con todo y sacó una ventaja rápida de 10 puntos frente a un Peñarol que encontró situaciones en el juego interno, pero que no pudo hacerse fuerte en esa zona debido a la gran labor de Javier Justiz Ferrer. Por ello, los visitantes empezaron a buscar desde el perímetro, pero la efectividad tampoco acompañó; el “Ciclón” lo aprovechó y corrió la cancha para lastimar desde todas las vías posibles con una gran efectividad. Los 16 tantos de Gabriel Deck en el período, lo convirtieron en la “mano caliente” de un equipo que, si bien tiene muchas variantes de ataque, tiene muchas más posibilidades de llevarse una victoria cuando juega bien el santiagueño. En el “Milrayitas” los pocos puntos anotados fueron muy trabajados frente a la férrea defensa rival, pero el verdadero problema fue detener el vendaval ofensivo del mejor equipo de la fase regular. Los de Gonzalo García se florearon por momentos y se fueron al primer descanso ganando por 29 a 10 gracias a un excelente rendimiento en ambos lados de la cancha.

El segundo cuarto tuvo un inicio más nivelado debido a que Peñarol intensificó su defensa y evitó que San Lorenzo siguiera lastimando como en el parcial previo. Con Diego García en cancha (9 puntos), los de Gutiérrez encontraron conversiones importantes para poder acortar un poco el déficit. Así mismo, Todd Brown se destapó en ataque (también convirtió 9 tantos) y esto generó que los “Milrayitas” ganen ritmo ofensivo para ilusionarse con volver a meterse en un partido muy complicado desde el minuto uno. Y es que el “Ciclón”, por su parte, desperdició su momento de control y tiró con poca efectividad desde el perímetro (1 de 8 en triples); cuando el entrenador detectó estas falencias, el equipo empezó a penetrar y retomó las riendas de un juego que había sido a su favor. Debido a la gran intensidad en todas sus líneas, Peñarol fue claro dominador y a pesar de haber podido recortar el margen a ocho puntos, se fue al descanso perdiendo por 12 (49-37).

El tercer período fue clave para los de Gutiérrez ya que San Lorenzo suele hacerse fuerte en los terceros cuartos. Los locales trabajaron muy bien los pases externos para encontrar potentes cortes a canasta frente a una defensa de Peñarol igual de intensa que en el cierre de la mitad previa. San Lorenzo anotó con facilidad en reiteradas ocasiones, pero no pudo contener el goleo “Milrayitas” en un momento del juego que fue de “palo y palo” gracias a la efectividad externa de Diego Guaita. Los de Leo pudieron correr la cancha y volvieron a ponerse a sólo un dígito de diferencia cuando ninguno de los equipos dio tregua ofensiva. Y es que, además, los visitantes se acomodaron en campo propio y ajustaron la intensidad de los marcajes individuales para acercarse a seis tantos en un período con un básquet ofensivo de alto vuelo (68-62).

En el arranque del último cuarto se vio a un San Lorenzo decidido a llevarse un juego en el que fue de más a menos: Impuso su juego de pases rápidos y asestó un parcial de 5 a 0. Pero García volvió a ser clave en Peñarol y con grandes jugadas individuales volvió a meter a su equipo en partido. Los de Leo se pusieron a tres puntos en otro momento de “golpe a golpe” y Deck por un lado y García por el otro, hicieron vibrar al Roberto Pando con excelentes conversiones en un cierre que no dio respiro. Pero lamentablemente, cuando San Lorenzo hizo que Peñarol entre en su juego de rápidas transiciones y constante desgaste, los de Boedo estiraron su ventaja nuevamente a 12 puntos con tres minutos por jugar. Finalmente el “Ciclón” hizo de las suyas en un final electrizante debido a los reiterados intentos “Milrayitas” por recortar las distancias.

Peñarol jugó un gran partido ante el actual bicampeón y el mejor equipo de la temporada regular. A pesar de haber tenido un mal inicio, los de Leo Gutiérrez fueron de menos a más y dejaron una gran imagen en este primer partido de la serie al mejor de cinco. Una de las claves de la caída fue no haber podido frenar el juego de transición de un equipo con mucho recambio que logró desgastar al “Milrayitas” en los minutos finales. Las sensaciones son buenas, ahora deberán intentar robar un juego de visitantes en el próximo compromiso, este martes 8 a las 19.30.

Síntesis

San Lorenzo 91: Nicolás Aguirre 6, Dar Tucker 26, Gabriel Deck 33, Mathias Calfani 4 y Javier Justiz 16 (FI), Matias Sandes 2, José Vildoza 0, Selem Safar 0, Joel Anthony 4 – DT: Gonzalo García

Peñarol (MDP) 82: Nicolás Gianella 14, Todd Brown 11, Steffphon Pettigrew 7, Alejandro Diez 0 y Martín Leiva 14 (FI), Nicolás Zurschmitten 1, Diego Guaita 15, Diego García 15, Lucas Gorosterrazú 0 y Emmanuel Okoye 5 – DT: Leonardo Gutiérrez

Parciales: 29-10, 49-37 (20-27), 68-62 (19-25) y 91-82 (23-20)

Árbitros: Fabricio Vito, Alejandro Zanabone y Javier Sánchez

Estadio: «Roberto Pando» de Boedo