Nicolás Lauría: «No había nada que negociar, quería esta en casa»

El marplatense habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre su regreso a Peñarol, las sensaciones iniciales y su evolución como jugador desde que se fue del club: «me siento más completo», expresó.

Nicolás Lauría habló de su vuelta a la ciudad. (Foto: La Nación)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Pasaron seis años y finalmente, Nicolás Lauría puede volver a Peñarol. El marplatense habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) luego de oficializar la noticia y destacó que «gracias a Dios se dio la posibilidad de volver al club después de tanto tiempo sin estar. Llegó la hora de volver a vestir esta camiseta».

No fue el primer mercado de pases donde el ex Barrio Parque sonó para sumarse al equipo, pero después los destinos no los unía. «Me ponía mal, sobre todo las primeras veces, veía que estaba en carpeta y me frustraba un poco no poder volver por las cosas que venía haciendo en mi carrera. Me relajé un poco en este mercado de pases y se me dio ahora», indicó paradójicamente.

Si bien sonaron las renovaciones para el puesto de ala-pivot de Alejandro Diez o Diego Guaita, finalmente se inclinaron por Lauría y se lo expresó el propio entrenador: «había hablado con Leo por mensaje indicando que me gustaría estar en el club. El año pasado el me quería y no se pudo dar. Parecía estar un poco más lejos y de un día para el otro me dijo que tenía que hablar conmigo. No tenía que negociar nada, quería estar en casa», sentenció.

Desde el momento que se fue hasta su regreso pasaron muchas cosas, incluso conformar una familia con la que definitivamente quería asentarse en la ciudad: «es la frutilla del postre poder asentarme en Mar del Plata con mi familia, con mis dos hijos. Soy una persona familiera y no me quería perder tiempo con mis hijos. Se me hizo difícil el año pasado en Córdoba y no quería volver a irme».

Su juego también ha cambiado por las muy buenas experiencias que pudo recopilar. «Me fui teniendo 24 años, era un pibe recién y era suplente del mejor equipo de la Argentina. Me tocó hacerme responsable en el TNA del protagonismo. A medida que fueron pasando los años, el juego fue evolucionando y debía ser líder pero sabiendo que es un juego de equipo», analizó Nicolás. Ahora las cosas son distintas: «me considero más completo, sin la necesidad de ser el goleador sé que voy a jugar detrás de un extranjero, pero no me desvive jugar poco sino aprovechar los minutos. Peñarol tiene que volver a ser el equipo que fue antes y nosotros tenemos que hacerlo», anticipó sobre las intenciones del plantel.

En los últimos años ha sido siempre un jugador destacado en la segunda categoría del básquet nacional y Peñarol contrató al mejor de la temporada pasada también, Bruno Barovero: «he sufrido a Bruno y es un jugador bárbaro. El año pasado tuvo el crecimiento de jugar para el equipo y es lo que lo catapulta a la Liga Nacional como un jugador titular. Con sus ganas de demostrar en la Liga, va a ser terrible», puntualizó.

La relación con Leonardo Gutiérrez es fundamental para sentirse más cómodo que nunca y sabe que en su segundo año como DT tendrá una mejor tarea: «está un poco más sereno que el año pasado y tiene claro las ideas del equipo. Armó un buen equipo con la experiencia de la temporada anterior, ha resultado positiva más allá de los resultados. El club le ha dado la segunda oportunidad y para él es importante», finalizó.