Gana hasta jugando mal

Argentina tuvo que sufrir, pero a pesar de no tener un buen partido, pudo superar a Uruguay en el inicio de la segunda fase del Torneo FIBA Américas. Fue 90 a 87 ante Uruguay con la participación como siempre de los marplatenses Selem Safar y Patricio Garino.

Patricio Garino ante la marca intensa de Bruno Fitipaldo. (Foto: FIBA)

Patricio Garino ante la marca intensa de Bruno Fitipaldo. (Foto: FIBA)

Sufriendo hasta el último instante, Argentina derrotó por 90 a 87 a Uruguay y sumó su primer triunfo en la segunda fase del Preolímpico de México (quinto en el torneo). El equipo de Hernández jugó mal y fue dominado durante casi todo el trámite por su rival, no obstante, con actitud y el peso de sus figuras logró revertir una historia que se había puesto muy oscura.

Argentina arrancó imprecisa, forzada por el planteo siempre sólido y combativo de los equipos de Capelli. Y sufrió una creciente dificultad de su perímetro: lanzó 0-6 en triples en el primer cuarto. Sólo por la infinita variedad de recursos de Scola logró sostenerse en juego (13 puntos en los 10 minutos iniciales). Pero quedó en deuda. La estrategia rival claramente lo estaba incomodando.

Esa tendencia se reforzó en el segundo cuarto, por la falta de gol externo y las desatenciones defensivas que permitieron una máxima en contra de nueve puntos (20-29 a falta de 6 minutos y 5 segundos), que luego fue de 11 (30-41 a falta de 1 minuto y 14 segundos). Calfani (11 y 11 rebotes en el primer tiempo) se estaba haciendo una fiesta. Fue una llamada de atención. Argentina estaba tomando tiros de tres puntos en absoluta soledad y con notable ineficacia (1-15), con el agravante psicológico de la pérdida de confianza y sin poder ni siquiera competir en la lucha aérea (25 a 11 los rebotes). Era demasiado costosa la dependencia sobre Scola (nueve en el segundo chico). La desventaja de siete al entretiempo (37-44), en realidad, mereció ser más extensa.

Tras el descanso, Argentina entró muchísimo más enfocada y con novedades en su defensa (cambios permanentes). La energía de Richotti trajo ahora y de pronto se abrió el aro. Eso permitió un parcial a favor de 9 a 0 con el que se puso a dos (46-48 a falta de 6 minutos y 51 segundos) que definitivamente puso el juego en un terreno de absoluta paridad. Terreno del que ya no saldría hasta el final. Uruguay siguió respaldando sus acciones en un gigantesco Calfani (20 y 17 recobres) y también en el criterio de Parodi. Por eso, nunca decayó. El tema fue el desgaste. Porque varios jugadores se le cargaron de faltas y otros sintieron el cansancio.

Sólo a partir del factor físico, y en base a un Campazzo más líder que nunca (terminó con 15 y ocho asistencias), Argentina tomó el comando en el cuarto final y se apoderó del juego con autoridad. E igual de decisivo que el flamante base del Murcia fue el trabajo de Nocioni, quien jugó con migraña y un golpe en la cadera y así y todo terminó con 22 tantos y ocho rebotes. Argentina jugó mal, pero encontró en sus individualidades respuestas al gran partido que planteó la Celeste. Y eso también es un mérito. Sin tiempo para festejos, este lunes, a partir de las 14 (hora nuestra), la Selección se enfrentará a Panamá en su segunda presentación en la segunda fase.

Síntesis

Argentina 90: Facundo Campazzo 15, Patricio Garino 6, Gabriel Deck 0, Leonardo Mainoldi 6 y Luis Scola 26 (FI),Nicolás Richotti 8, Nicolás Laprovittola 7, Nicolás Brussino 0, Marcos Delía 0, Andrés Nocioni 22, Selem Safar 0 – DT: Sergio Hernández

Uruguay 87: Bruno Fitipaldo 15, Martín Osimani 9, Mauricio Aguiar 17, Mathias Calfani 20 y Reque Newsome 8 (FI), Santiago Vidal 0, Marcel Souberbielle 0, Hernando Cáceres 0, Nicolás Borsellino 8, Luciano Parodi 2, Kiril Waschmann 8 – DT: Ariel Rearte

Parciales: 18-19, 37-44 (19-25), 66-67 (29-23) y 90-87 (24-20)

Árbitros: Stephen Seibel, Michael Weiland y Guilherme Locatelli

Estadio: «Palacio de los Deportes» de México

FICHA MARPLATENSE

En el quinteto inicial de Argentina estuvo esta tarde Patricio Garino que terminó el juego con 25:20 minutos donde pudo aportar 6 puntos (0 de 4 triples, 2 de 4 dobles y 2 de 2 en libres), además de 4 rebotes, 2 asistencias y 1 pelota perdida.

Por su parte, Selem Safar ingresó desde el banco de suplentes y no sumó puntos en 13:34 minutos en cancha. Sus estadísticas fueron sólo 0 de 3 en triples.