Belén Villafañe: «Siempre es importante tener proyectos y procesos»

La entrenadora de Peñarol, habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) acerca de la convocatoria de Juana Barrionuevo, Constanza Marchioni y Federica Laganá al Proyecto Nacional Formativo después de un año muy complejo: «esperemos que las jugadoras o jugadores, no pierdan sus años de formación».

Belén Villafañe, entrenadora de Peñarol. (Foto: Club Peñarol)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Peñarol tiene tres jugadoras convocadas para el Proyecto Nacional Formativo dentro de un grupo de 102 elegidas en todo el país: Juana Barrionuevo, Constanza Marchioni y Federica Laganá. La entrenadora del equipo que las contiene es Belén Villafañe que se refirió en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) a lo que representa esta oportunidad que propone la CABB.

«Siempre hablar de proyectos y procesos es importante. En 2012 cuando estuvo el proceso del cuerpo técnico anterior, se había hecho lo mismo de estar por todo el país. Este nuevo grupo de trabajo estuvo investigando, hablando con entrenadores y me parece que es importante para recorrer el país que siempre es difícil», opinó primeramente. Parte de este proceso es conseguir jugadoras por encima del 1.80 metros de altura, un tema siempre sensible en el básquet: «se abre el debate siempre sobre la altura y sabemos que es más fácil detectar a la talentosa y más difícil llevarse la a las nenas mas altas. Promocionar y tratar de que sigan jugando este deporte, es el gran objetivo siempre».

En cuanto a las características puntuales de cada jugadora marplatense convocada, Villafañe explicó que «Juana se sumó este año al club, comenzó en Unión jugando con varones y ha tenido una competencia distinta con otro roce. Es una jugadora talentosa y con ganas de aprender, enfocada en lo que quiere y que va por sus sueños. Es base como Federica Laganá. Marchioni por su físico y su genética es de las altas pero por suerte ha trabajado mucho y su técnica individual es buena. Va con un poco más de experiencia esta vez. Federica Laganá trabaja mucho en pos de lo que quiere».

Esta vez inician un proceso luego de un año difícil, de poco entrenamiento y buscando volver a su forma física y basquetbolística: «las chicas han ido cambiando sus metodologías en la pandemia. Trabajar con el balón en la casa no era fácil, ahora desde octubre o noviembre nos pusimos un poco más a tono en la cancha y creemos que eso las ayudará».

El 2021, más allá de esta convocatoria, todavía es incierto para el básquet femenino local y nacional: «dependerá mucho de la situación sanitaria pero tenemos que ir a de poco y trabajar cada uno en lo suyo, pero siempre preparados y entrenados para lo que venga. Esperemos que las jugadoras o jugadores, no pierdan sus años de formación. En la vida de un deportista y en estas etapas, un año es mucho«, advirtió.

Como formadora y entrenadora, Belén Villafañe destacó dos camadas en particular que pueden sufrir la pandemia: «hay dos edades importantes, las que este año hubieran sido último año de mini, creo que lo va a sentir porque ahora entran en la etapa competitiva. También, a mi entender, a la categoría femenina, la jugadora de 17 perdió un momento muy importante que es la última etapa de formación para pasar a jugar una Primera División».