Mil razones

En el partido 1.000 de Sergio Hernández como entrenador de Liga Nacional, Peñarol venció a Quilmes en el Clásico por 85 a 79 en el Polideportivo «Islas Malvinas». Jimmy Baxter fue el goeador de la noche con 27 puntos, mientras que Quilmes recuperó a «Junior» Cequeira pero no aprovechó sus oportunidades.

Jimmy Baxter, perseguido por Walter Baxley. (Foto: Carlos De Vita)

Jimmy Baxter, perseguido por Walter Baxley. (Foto: Carlos De Vita)

Peñarol sigue estirando la ventaja en el historial ante Quilmes luego de ganar esta noche 85 a 79 en el segundo clásico de la temporada por la Liga Nacional. Mientras uno sigue tratando de luchar por las primeras colocaciones, el otro tiene un solo triunfo y busca recuperar lesionados.

Esta noche pudo tener unos minutos Luis Cequeira, pero se retiró porque nuevamente tenía una molestia en la planta del pie. Jimmy Baxter fue el goleador del juego con 27 puntos (4 de 7 dobles y 4 de 5 triples); mientras que Jonathan Durley y Fernando Calvi se repartieron el liderazgo del “tricolor”.

El “cervecero” comenzó mejor en el balance defensivo y el boxout lo cuál le permitía tener una buena defensa. Si bien tomó la delantera por la mínima, Peñarol reaccionó teniendo a Alejandro Diez como titular y con un 6-0 pasó al frente. Baxter empezó a hacerse cargo de las ofensivas con buena efectividad, mientras que los primeros 10 puntos de la visita fueron convertidos por sus extranjeros. La vuelta de Luis Cequeira podía ser el envión anímico que necesitaran los dirigidos por Ramella, pero el “milrayitas” mantuvo la diferencia porque Quilmes tuvo 1 de 9 en triples. El triunfo fue para los de Hernández por 21-14.

Si bien pudo mejorar su trabajo ofensivo en el inicio del cuarto, el “tricolor” estaba trabado en jugar la individual de Baxley o el tiro de tres con poca efectividad. Eran pocas las veces que intentaba en el juego interno y por eso no tenía espacio. El “milrayitas” con paciencia, moviendo la pelota, encontraba tiros efectivos en distintas manos y le hizo bien nuevamente el ingreso de Nicolás Brussino y Roberto Acuña. El equipo de Ramella empezó a cargar el rebote ofensivo, poniendo más actitud que juego y es lo llevó a remontar una situación de desventaja hasta empatar el marcador. La clave fue pasarse el balón para un parcial 17-6 que le permitió irse al descanso arriba por 2 puntos.

El tercer cuarto fue punto a punto, con poco goleo y mucha lucha. El trabajo de Baxter y Okosa era importante en Peñarol, pero cuando Brussino estaba en cancha, mejoraba todo el equipo. En la vereda de enfrente estaba haciendo un buen partido Jonathan Durley siendo consistente en su juego. De a poco, el “milrayitas” volvió a aprovechar los errores de su rival para pasar al frente y sacar 6 puntos de luz. El “cervecero” apenas encestó un solo tiro de campo en 10 minutos y el resto lo hizo desde la línea de libres, eso lo aprovechó Peñarol para irse al último descanso arriba por 8.

Los de Sergio Hernández se mantenían en partido sin poder quebrarlo, pero tenía en Baxter con muy buena efectividad, siendo el goleador de la noche. A pesar de que lo quería pelear, el conjunto de la Avenida Luro tuvo muy poca efectividad durante toda la noche, no jugó bien, pero se mantenía abajo por menos de 10 puntos. Fue una guerra de triples en el final con Baxter sumando para el “milrayitas” y Fernando Calvi para Quilmes. Sin embargo, no pudo aprovechar las oportunidades el equipo de Ramella y Peñarol se impuso por 85 a 79.

El equipo de Sergio Hernández llega a su 10º triunfo en la temporada y tendrá un buen descanso antes de su próxima gira, mientras Quilmes ya piensa en el viaje a Uruguay donde debutará el martes por la semifinal de la Liga Sudamericana.

Síntesis

Peñarol (MDP) 85: Juan Pablo Figueroa 4, Jimmy Baxter 27, Franco Giorgetti 5, Alejandro Diez 7 y Reggie Okosa 10 (FI), Fabián Sahdi 7, Luciano Massarelli 0, Leonardo Gutiérrez 6, Nicolás Brussino 10 y Roberto Acuña 9 – DT: Sergio Hernández

Quilmes (MDP) 79: Bruno Sansimoni 3, Walter Baxley 12, Enzo Ruiz 12, Jonathan Durley 15 y Tayavek Gallizzi 4 (FI), Fernando Calvi 15, Luis Cequeira 5, Alejandro Spalla 2 y Diego Romero 11 – DT: Leandro Ramella

Parciales: 21-14, 38-40 (17-26), 61-53 (23-13) y 85-79 (24-26)
Árbitros: Diego Rougier y Fernando Sampietro
Estadio: Polideportivo “Islas Malvinas” de Mar del Plata

GUERRERO DE MIL BATALLAS

Sergio Hernández cumplió esta noche sus 1.000 partidos como entrenador de la Liga Nacional de Básquet. Lo pudo celebrar con una victoria que sigue aumentando su impresionante nivel de efectividad en la competencia. Fueron 628 victorias y 372 derrotas (62,8%) las que lo llevaron a ser el primer entrenador que llega a semejante cifra en la Liga Nacional.

Además de dirigir en Sport Club de Cañada de Gómez donde inició su carrera, pasó por Deportivo Roca, Regatas de San Nicolás, Estudiantes de Olavarría, Boca y Peñarol.

Justamente su cosecha de títulos comenzó en el conjunto de la ciudad cementera donde ganó 2 ligas (99/00 y 00/01), una más en el “xeneize” (03/04) además de dos Copas Argentinas y un Súper 4.

Sin embargo, su paso más prolífico fue en Peñarol donde ganó 3 Ligas más una Copa Desafío, dos Súper 8, una Copa Argentina, dos Ligas de las Américas y 2 Interligas. A nivel internacional ya había cosechado un Panamericano de Clubes y una Liga Sudamericana (Estudiantes), además del Sudamericano 2014 con Boca.