A Peñarol se le escapó el tortuga

Con un robo y volcada de Gabriel Deck, San Lorenzo pudo quebrar en los últimos minutos al mejor Peñarol de la temporada por 100 a 95. El equipo de Leonardo Gutiérrez hizo un gran juego encabezado por Nicolás Gianella que terminó con 22 puntos. El «Tortuga» fue el goleador con 27 y Dar Tucker se destacó con 24.

Gabriel Deck marcó la diferencia en la última jugada. Foto: Marcelo Figueras – LaLigaNacional.com.ar

Por Jordan Pérez Urrutia (@JordanPerezU)

Peñarol (0-2) fue superado por 100 a 95 en su visita a San Lorenzo (4-0) en el Polideportivo Roberto Pando por una nueva fecha de la Liga Nacional de Básquetbol. La figura del encuentro fue Gabriel Deck, quien se despachó con 27 tantos, cinco recobres y dos asistencias. En el equipo de Leonardo Gutiérrez, el destacado fue el inacabable Nicolás Gianella gracias a sus 22 puntos, cinco rebotes y misma cantidad de asistencias.

Peñarol comenzó muy bien en defensa: aprovechó los errores forzados (y no tanto) del “Ciclón” y pudo correr la cancha de la mano de un explosivo Nico Gianella, algo que viene siendo el sello de este “Milrayitas” de Leo Gutiérrez. El inicio fue tan bueno que pudieron gestar un parcial de 8-0, incomodando al mejor equipo ofensivo de la competencia. Todo fue positivo para la visita: Martín Leiva y Gianella empezaron en un gran nivel; las ofensivas fueron certeras y fluidas (10 de 17 en tiros de campo) y la defensa digna de enmarcar (9 de 21 para el “Ciclón”). El “Milrayitas” hizo el juego perfecto y se puso a 12 tantos (21 a 8). No obstante, esa perfección quedó en el pasado cuando Dar Tucker se “despertó” (9 puntos al hilo) y San Lorenzo se recuperó gracias a las rotaciones y un sprint final muy importante, algo que propició que al cierre del primer cuarto la ventaja de la visita sea de tan solo cuatro puntos (23-27).

El comienzo del segundo cuarto fue de ida y vuelta: con un San Lorenzo obstruyendo líneas de pase, robando balones y listo para correr al contraataque, la tónica del inicio fue similar a la de la parte final del período pasado. No obstante, Peñarol siguió mostrándose entero gracias a Leiva y Gianella, por lo que en un lado consiguió puntos cuando los buscó en la pintura y en el otro pudo contener la furia ofensiva del “Ciclón”. Manejando ventajas de cinco puntos o más, el equipo de Leo buscó disminuir el ritmo del rival sellando la pintura y corriendo la cancha en defensa para forzar el juego estacionado: Pudo lograrlo y englobó así una primera mitad en excelente nivel y con un juego casi perfecto. La ventaja al descanso para el “Milrayitas” fue de 47 a 39.

Al regresar de los vestuarios, Peñarol se siguió erigiendo como dominador del juego sobre todo por que en ofensiva le salió todo y en defensa no sufrió acciones de elaboración colectiva por parte de San Lorenzo. El equipo local se apoyó en lo que Gabriel Deck pudiera hacer individualmente (7 puntos en el cuarto), pero en defensa no pudo aplacar las diferentes vías ofensivas de un “Milrayitas” con muchas variantes, por lo que siguió con déficits de cinco puntos o más. Con el avance de los minutos, los de Leo siguieron dominando el desarrollo, no tanto desde la diferencia en el marcador (no superó los diez puntos), sino que desde el control de las acciones y el ritmo del juego. Sin embargo, cuando Leiva y Gianella fueron al banco de suplentes, el “Milrayitas” sufrió deficiencias de todo tipo (sobre todo en ataque) y San Lorenzo cerró de gran manera el tercer cuarto por lo que logró empatar el marcador parcial en 71 tantos -marcaron 32 en contrapunto a los 24 de Peñarol-.

En el comienzo del último período, el “Ciclón” pasó al frente en el tanteador por primera vez en el partido gracias a un Mathias Calfani clave en ataque para la remontada (17 puntos hasta ese momento). Con Leiva expulsado por llegar al límite de faltas por dar, Gianella exhausto por el gran desgaste hecho y siete minutos por jugar, todo lo hecho por Peñarol hasta ese momento peligró. Sobre todo por el rival que tenía en frente. Con Calfani en un momento espectacular, viniendo desde el banco de suplentes, el equipo de Gonzalo García se adueñó del partido. La profundidad del banquillo local, nuevamente fue la clave: Cuando se le dificultó el trámite, aparecieron Calfani y José Vildoza con dos triples muy importantes. Fue así como los locales alcanzaron los ocho puntos de ventaja y comenzaron asentar su juego ante un Peñarol muy dependiente de Gianella y en el que Kyle Lamonte no apareció con la magnitud que se lo necesitó. No obstante, el final del juego fue muy cerrado, pero el “Ciclón” contó con un Deck implacable, sobrio y letal, incluso bajo presión: San Lorenzo marcó dos singulares y sobre el cierre el santiagueño le robó el balón a Lamonte, que segundos antes había fallado un tiro libre para empatar el marcador. El integrante del seleccionado nacional la clavó con toda la furia en el otro costado de la cancha, para terminar de gestar la remontada con el triunfo por 100 a 95.

A pesar de haber jugado dos cuartos y medio perfectos, el “Milrayitas”, que recién puso primera en esta Liga, chocó contra la máquina bien aceitada de un “Ciclón” que llegó en ritmo y en gran forma a pesar de que aún debe ajustar algunos funcionamientos y esquemas. Cuando Leiva y Gianella no jugaron, Peñarol lo sufrió. Algo que no sucedió en San Lorenzo ya que Tucker, Calfani y Deck se pusieron el equipo al hombro en diferentes momentos del juego para remontar una desventaja que llegó a ser de 13 puntos.
El equipo de Leo disputará su próximo partido pasado mañana (sábado) desde las 22 cuando visite a Salta Basket en el Polideportivo Delmi.

San Lorenzo, por su parte, cerrará su año calendario con tres juegos en la ruta. El primero será este lunes 10 a las 21.30 frente a La Unión en Formosa.

Síntesis

San Lorenzo 100: Nicolás Aguirre 7 (x), Dar Tucker 24, Marcos Mata 7, Gabriel Deck 27 y Javier Justiz 9 (FI), Mathias Calfani 20, Selem Safar 0 y José Vildoza 6 – DT: Gonzalo García

Peñarol 95: Nicolás Gianella 22, Kyle Lamonte 16, Steffphon Pettigrew 14, Alejandro Diez 13 y Martín Leiva 16 (FI), Juan Ignacio Marcos 0, Nicolás Zurschmitten 0, Diego Guaita 7, Jonathan Slider 3, Juan Fernández 0 y Alejandro Alloatti 4 – DT: Leonardo Gutiérrez

Parciales: 23-27, 39-47 (16-20), 71-71 (32-24) y 100-95 (29-24)

Árbitros: Diego Rougier, Rodrigo Castillo y Pedro Hoyo

Estadio: «Roberto Pando» de Boedo