Ezequiel Santiago Medina: «Es el momento justo para empezar a sumar»

El entrenador de Unión en el Torneo Federal analizó el presente del equipo antes de su partido como local este sábado a las 21 ante Zárate Básket. «Tenemos mucho más para mejorar», indicó.

El entrenador de Unión, Ezequiel Santiago Medina. (Foto: Prensa Unión)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Unión tiene por delante un tramo delicado del Torneo Federal de Básquet porque empezará a definir su futuro. En ese camino ha iniciado el 2019 con derrotas ante equipos de punta y ahora jugará su primer partido en casa el sábado.

El entrenador, Ezequiel Santiago Medina, comentó en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) que «en relación al inicio del año, entrenamos muchísimo en enero, hicimos un desgaste especial. Hacía casi un mes y medio que no jugábamos y empezamos con la gira más complicada». Puntualmente sobre los primeros partidos, agregó que «hemos tenido varios minutos de buen juego, pero son equipos de mucha jerarquía que cuando te desordenás un poco te la hacen pagar».

Lo que más lamentó fue la baja de Julián Roumec con un esguince de tobillo: «es nuestro escolta titular y tiene un muy buen uno contra uno», comentó.

Ahora se viene Zárate Básket en casa y luego, Sportivo Escobar (el 15 de febreror) y son partidos donde pueden sumar valiosas unidades: «los que tenemos por delante son partidos muy importantes, porque son rivales directos. Sabemos que no tenemos una localía muy fuerte y después una gira muy importante por Pergamino. Es el momento justo para empezar a sumar. Tenemos que sostener algunos minutos más lo que hacemos bien».

El armado de un nuevo plantel siempre es un desafío pero confía en seguir creciendo con la propia competencia: «creo que tenemos mucho más para mejorar, potencialmente podemos lograrlo. Tenemos mucha juventud y nos cuesta manejar los ritmos del juego para cerrarlos. A la vez tenemos cosas muy buenas para explotar», agregó Ezequiel.

Por último, se refirió a la incorporación de Diego Choternasty en el último receso: «en la primera parte del año dimos una ventaja porque tuvimos 7 de los 8 jugadores mayores que permite el reglamento. Teníamos sólo 3 internos y uno sólo en posición de pivot. El mercado es muy difícil en esta instancia porque no hay mucho en esa posición en el básquet argentino. Estamos tratando de sumarlo y que se inserte en la idea», finalizó.