Oxígeno para Quilmes

El plantel «cervecero» obtuvo un vital triunfo en «La Bombonerita» frente a Boca por 75 a 70. Iván Basualdo tuvo un gran partido con una doble-doble figura (16 puntos y 17 rebotes), mientras que Nicolás Ferreyra también hizo una buena tarea. En el local, Osimani fue el mejor.

Iván Basualdo fue la figura en La Bombonerita (Foto: Archivo Carlos De Vita)

Quilmes (8-16) logró una importante victoria fuera de casa al imponerse a Boca (7-15) por 75 a 70 para tomar un poco de oxígeno en su búsqueda de triunfos que lo alejen del fondo de la tabla de posiciones de la Liga Nacional.

El pivot Iván Basualdo tuvo un formidable partido con 16 puntos y 17 rebotes (10 ofensivos) pero estuvo bien acompañado por el base Nicolás Ferreyra que terminó 17 unidades y 5 asistencias. En el local, el uruguayo Martín Osimani con 15 puntos y 7 pases-gol fue lo más claro.

Después de un inicio parejo, el «Xeneize» se puso fuerte en defensa y empezó a cortar lineas de pase en los pick and roll aprovechandolo luego en el otro aro con un decisivo Lampropoulos haciendo un buen tandem con Pinkney. El tiro a distancia no aparecía como una solución ya que recién en el quinto intento los marplatenses pudieron anotar. El «cervecero» tenía que mejorar en defensa y lo hizo para poner un parcial 9-0 que lo dejó  nuevamente al frente haciendo uso del pick and roll a punto tal que Ferreyra y Basualdo habían anotado entre ellos los primeros 16 puntos del equipo. La rotación al equipo del marplatense Narvarte le vino bien porque encontró puntos en distintas manos para mantenerse arriba en el tramo final por 23 a 20.

Boca tuvo un buen inicio de parcial para sacar 8 de ventaja con Vassarini, Osimani y Fierro como anotadores. Una vez más, como le está sucediendo demasiado a menudo, Quilmes se volvió a trabar en ataque sin encontrar caminos y empecinandose en tiros complejos que no podía encestar. Su rival crecía en esa confusión, tenía efectividad y a Martín Osimani que anotó 7 puntos y dio 5 asistencias sólo en ese tramo. Bianchelli pidió un minuto donde les gritó a sus dirigidos para reaccionar y los jugadores lo hicieron, sobre todo en el aro propio. A pesar de que pudo acercarse, los locales se fueron al descanso largo ganando por 10.

A diferencia del último cotejo, el inicio del tercer cuarto fue muy bueno para Quilmes. Estaba enchufado defensivamente con una gran tarea de Basualdo luchando contra los grandes y consiguiendo segundas oportunidades con el rebote ofensivo. Los triples de Ruiz y Ferreryra que no habían entrado antes (apenas 21% de efectividad en el primer tiempo) empezaron a encontrar red y con un parcial 16-2 en 7 minutos, la visita se puso al frente. Los «Xeneizes» volvieron al partido con el reingreso del uruguayo Osimani que fue más agresivo en ataque y desde la línea cortó la sequía. Con un triple sobre la chicharra de Basabe, el «tricolor» entró al cuarto final ganando por 4 gracias a muy buenos 10 minutos.

El desafío pasaba por sostener esa buena defensa en el tramo final del juego y si bien lo pudo hacer, le empezó a costar un poco más el ataque ante el rigor que mostraban los dueños de casa a la hora de proteger su aro. Cada pelota pesaba mucho en un partido tan parejo y se notaba en el marcador: en 5 minutos apenas anotaron 6 puntos cada uno. Llegaron al tramo final con una diferencia mínima gracias a la conducción de Osimani, pero se repetían los errores y tiros forzados. Los dirigidos por Bianchelli se hicieron fuertes en el tramo final y lograron defender exitosamente las últimas dos pelotas del partido para decretar el triunfo.

Apenas la tercera vez en 13 cotejos que Quilmes puede ganar fuera de casa pero fue en el momento indicado ante un rival directo al cuál también le ganó en Mar del Plata. Ahora tendrá que pensar en el puntero, San Lorenzo, a quien deberá enfrentar el sábado cerrando la gira.

Síntesis

Boca 70: Lucas Pérez 4, Eduardo Gamboa 13, Adrián Boccia 6, Fotios Lampropoulos 10 y Kevinn Pinkney 7 (FI), Martín Osimani 15, Lucas Gargallo 0, Eduardo Vassirani 6, Mariano Fierro 9 – DT: Guillermo Narvarte

Quilmes 75: Nicolás Ferreyra 17, Eric Flor 18, Enzo Ruiz 9, Ricardo Sánchez 7 e Iván Basualdo 16 (FI), Bruno Sansimoni 0, Emiliano Basabe 3, Omar Cantón 3, Juan De La Fuente 0 y Maximiliano Maciel 2 – DT: Javier Bianchelli

Parciales: 23-20, 45-35 (22-15), 55-59 (10-24) y 70-75 (15-16)

Árbitros: Leandro Lezcano, Robreto Smith y Leonardo Barotto

Estadio: «Luis Conde» La Bombonerita