Peñarol regaló un tiempo y no pudo volver

El «Milrayitas» cayó en otro duelo clave. Fue ante La Unión de Formosa por 89-75 con un mal primer tiempo que incluyó la exclusión de Tony Mitchell en el primer cuarto. Federico Marín (26), Felipe Pais (24) y Facundo Giorgi (18) fueron determinantes. En los marplatenses Gaines, de mala noche, terminó con 12 mientras que Sandes, Gerbaudo y Mariani sumaron 11 cada uno.

Matías Sandes buscando el aro con la bandeja (Foto: Matías García – LNB)

Después de la derrota ante Libertad de Sunchales, Peñarol necesitaba sumar un triunfo ante otro rival directo. Sin embargo, jugó un muy mal primer tiempo y ya no pudo volver a pelearle el partido a La Unión de Formosa que se lo llevó por 89 a 75.

Sundiata Gaines terminó como goleador con 12 pero no tuvo peso en el partido. Las mejores tareas fueron las de Guido Mariani y Matías Sandes (11 cada uno), pero fue un primer tiempo muy preocupante para Ramella. En el complemento hubo otra actitud. Tuvieron muy buenas actuaciones Federico Marín (26 unidades y 8 rebotes) y Felipe Pais (24 con 6 de 9 en triples).

Peñarol no tuvo un buen inicio y los formoseños lo aprovecharon. Con un Federico Marín activo tuvo un parcial 11-3 porque no sólo atacaba mejor sino que además, el conjunto marplatense apostó demasiado al tiro lejos del aro sin efectividad. Las veloces transiciones de La Unión de la mano de Gamboa, le daban muchos frutos porque tardaban mucho en volver a defender los dos extranjeros. Tampoco daban soluciones en ataque y lo padeció. Tan malo fue el primer cuarto de Mitchell que cometió dos faltas ofensivas, 0 de 2 en triples y encima pateó una silla e insultó por lo que lo expulsaron. Con el ingreso de Sandes, empezaron los pases al poste bajo con Pennacchiotti donde empezó a sacar frutos el conjunto de Mar del Plata. Fue 24-11 en esos fatídicos primer cuarto.

El inicio del segundo parcial no fue muy distinto porque le costó mucho anotar al equipo de Ramella que cometía errores conceptuales en la defensa y perdía balones en ataque que sólo le permitieron 4 puntos en cinco minutos. La Unión sacó 22 pero el problema no era la diferencia, sino la facilidad con la que anotaban. Por suerte para Peñarol no pudo sostener ese nivel, se secó y el «Milrayitas» empezó a sacar muchas infracciones a su rival. No estaba lo suficientemente bien desde la línea (10 de 18) pero eso le permitió acomodarse un poco mejor. Gaines anotó después de 19 minutos el primer triple de la noche (el equipo llevaba 0 de 11) y se pudo maquillar la diferencia: 44-28 al entretiempo.

Joaquín Valinotti armando juego en Peñarol (Foto: Matías García – LNB)

En la vuelta a cancha, todo lo que no había entrado en el primer tiempo, entró en los primeros minutos. Había otra energía, otras ganas pero seguía sufriendo la transición demasiado lenta. El parcial 15-9 en 5 minutos le permitió meterse en partido de nuevo porque se puso a 10. Felipe País fue el único que pudo mantener a su equipo en distancia pero ya la versión de Peñarol era muy distinta. Con 7 triples en el parcial, volvió a encontrarse y se fue al último descanso 65-54 abajo.

Lo intentó mientras pudo, pero la energía de Felipe Pais muy certero además con el tiro a distancia y el oficio de Federico Marín y Facundo Giorgi; diluía cualquier intento de los marplatenses. Llegó a ponerse a un dígito, pero se escapó promediando el parcial a 16 y ya no lo pudo detener.

Nueva derrota ante un rival directo para el conjunto de Mar del Plata y ahora tendrá que hacer borrón y cuenta nueva. Necesita más de sus extranjeros para ser competitivos porque se vendrán partidos difíciles por delante con la aspiración de ingresar a playoffs.