Marcelo Jiménez: «Está todo dado para que se juegue el clásico»

El presidente de Quilmes contó los detalles de lo que será el próximo 30 de septiembre la disputa nuevamente del clásico entre el «Cervecero» y Peñarol en el Polideportivo «Islas Malvinas» que además incluirá un partido entre Leyendas de ambas instituciones.

El presidente de Quilmes, Marcelo Jiménez. (Foto: Club Quilmes)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

La idea empezó a tomar forma de a poco, pero la vuelta del clásico del básquet argentino está cada vez más cerca. Los dirigentes de Quilmes y Peñarol lograron avanzar para que el próximo 30 de septiembre se pueda disputar un esperado duelo entre ambos no sólo con sus equipos profesionales, sino también con las Leyendas.

El escenario máximo del básquet le dará nuevamente un marco espectacular y sólo restan acordar unos últimos puntos: «está todo dado para que se haga, estamos trabajando en eso, ultimando detalles. Una de las cosas que más nos preocupaba era el costo de la policía. Vamos avanzando en buen camino, la fecha es el 30 de septiembre pero el 24 el Polideportivo está ocupado. También está bueno porque los equipos tienen más tiempo de entrenamiento».

El enfrentamiento en sí es una buena oportunidad para volver a colocar a Mar del Plata en el centro de la escena nacional del básquet como sucedía en aquellos enfrentamientos de la Liga Nacional: «es una excusa, es revivir nuevamente el clásico tanto de las leyendas como de los equipos que hoy compiten en categorías diferentes. Seguimos siendo el clásico por excelencia a nivel nacional».

El «cervecero» a través de su dirigencia fue quien expuso esta posibilidad y rápidamente encontraron respuesta positiva de sus pares «milrayitas»: «surge de una inquietud nuestra, queríamos hacer el partido de las leyendas porque cumplimos los 100 años y Peñarol los cumple en noviembre, que mejor que celebrarlos con un amistoso de ex jugadores de los clubes. Ver a jugadores que han pasado por los clubes tiene un condimento especial, ahí arrancó todo. Tuvimos una primera reunión con Alejandro Amoedo y Nicolás Lauría».

En principio iban a ser las Leyendas solas pero era una buena oportunidad para sumar rodaje de los equipos que competirán desde el mes de octubre: «después surgió el tema de los equipos profesionales y creo que le sirve a los equipos como entrenamiento de cara a lo que van a afrontar. Los ex jugadores están felices de volver a jugar con leyendas y ex compañeros que hace mucho que no juegan. Para nosotros es devolverle al socio un poco de lo pasado y volver a mostrar los jugadores que puedan venir».

A partir de allí, todo está fluyendo positivamente y seguramente el 30 de septiembre, la ciudad volverá a vibrar con el clásico.