Casa fuerte

El «cervecero» le ganó 86 a 72 a Bahía Basket en Once Unidos y estiró su racha como local a 3 victorias consecutivas. Además de los 22 puntos de Baxley, siempre goleador, volvió Luca Vildoza pero Ramella no pudo contar con Enzo Ruiz. Redivo fue el máximo anotador visitante.

Luca Vildoza volvió a jugar superando su lesión. (Foto: Carlos De VIta)

Luca Vildoza volvió a jugar superando su lesión. (Foto: Carlos De VIta)

Quilmes tuvo una buena noche en Once Unidos una vez más. Por tercera vez consecutiva pudo ganar en ese reducto y lo hizo ante Bahía Basket por 86 a 72 en el penúltimo partido que tendrá que disputar este año. El próximo viernes se medirá nada menos que con San Lorenzo en el mismo escenario.

El conjunto de Mar del Plata tuvo una buena actuación defensiva y volvió a contar con Baxley como goleador con 22 unidades. Volvió oficialmente a la actividad Luca Vildoza, pero no pudo contar con Enzo Ruiz por problemas intestinales. Lucio Redivo fue el destacado en la visita con 19 puntos.

A pesar de que no tenía en cancha al jugador que le toca defender al mejor perimetral rival como Enzo Ruiz, pudo controlar a un equipo como Bahía Basket que esta vez contaba con Lucio Redivo como titular. El buen trabajo defensivo de Quilmes le empezó a dar opciones ofensivas con un buen trabajo de Tayavek Gallizzi en la pintura. En ese momento, hizo su reaparición Luca Vildoza regresando después de su fractura. El “cervecero” cerró ese parcial ganando 18-12.

De una producción positiva, Quilmes pasó a un período negativo porque no se pasó tanto el balón y no tenía la misma efectividad. Por eso a pesar de haberse puesto en un momento a 9 puntos, el ingreso de Hernán Jasen le permitió al conjunto de Ginóbili ponerse nuevamente a una posesión. Alejandro Spalla estaba teniendo una buena respuesta ofensiva en su debut como titular y colaboró Romero para sacar una diferencia de 16 unidades. La aparición de Baxley sobre el final del parcial también fue importante para irse al descanso manteniendo esa distancia entre los equipos.

El tercer cuarto tuvo el dominio de Bahía Basket, principalmente porque comenzó a dominar los ritmos del juego y le imprimió un ida y vuelta que ya a Quilmes le costaba detener. A pesar de que la visita pudo reducir aquella luz que le supo sacar el local, con la aparición oportuna de Jamaal Levy pero en general con un goleo repartido. El “tricolor” resistió, encontró nuevos caminos hacia el arco rival y pudo llegar al último descanso todavía ganando por 11 unidades.

En el último tramo del partido, el local volvió a bajarle el ritmo a su rival estableciéndose fuerte en la capacidad defensiva que mostró durante gran parte de la noche en Once Unidos. Eso le permitió estar tranquilo, controlar la situación, algo que no ha sido común en toda la temporada para el conjunto de Ramella. Con una buena diferencia llegó al final del partido y consiguió su tercera victoria consecutiva en el reducto de Parque Luro haciéndose fuerte en el lugar donde más lo necesita.

Síntesis

Quilmes (MDP) 86: Bruno Sansimoni 0, Walter Baxley 22, Alejandro Spalla 8, Maximiliano Maciel 9 y Tayavek Gallizzi 12 (FI), Fernando Calvi 4, Luca Vildoza 7, Luis Cequeira 10 y Diego Romero 14 – DT: Leandro Ramella

Bahía Basket 72: Gastón Whelan 14, Lucio Redivo 19, Juan Pablo Vaulet 9, Jamaal Levy 12 y Sean Carter 0 (FI), Máximo Fjellerup 2, Santiago Vaulet 0, F. Filippa 0, F. Corvalán 2, Ariel Ramos 2 y Hernán Jasen 12 – DT: Sebastián Ginóbili

Parciales: 18-12, 45-30 (27-18), 64-53 (19-23) y 86-72 (22-19)
Árbitros: Sergio Tarifeño y Leandro Zalazar
Estadio: “Once Unidos” de Mar del Plata