En doble suplementario, Peñarol ganó su primer partido del 2021

El equipo de Carlos Romano no pudo aprovechar dos oportunidades de cerrar el partido ante Ferro que iba ganando y debió utilizar dos suplementarios para ganar por 111 a 101. Franco Pennacchiotti (20), Crawford (19) y Mitchell (18) fueron las figuras del equipo marplatense. En el local, completo partido de Theo Metzger con 24 puntos.

Markel Crawford celebrando uno de sus triples. (Foto: Marcelo Endelli – LNB)

Peñarol debe sufrir para ganar y nunca lo hizo tanto en la temporada. Esta noche, luego de dos suplementarios, venció a Ferro por 111 a 101 para alcanzar su primer triunfo en el 2021 y la sexta de la temporada.

Franco Pennacchiotti fue el goleador del juego para el equipo de Romano con 20 puntos a pesar de que tuvo un deficiente 4 de 10 en libres y 6 pérdidas. Los extranjeros Crawford y Mitchell demostraron que pueden ser importantes para sus compañeros.

Desde el inicio, más allá del 2-0 con el que comenzó, le costó mucho encestar en el primer tramo del juego. Ferro lo aprovechó con un buen momento Theo Metzger que le permitió sacar 7 puntos hasta que Romano decidió parar el juego. Los triples de Gerbaudo y de Crawford (dos cada uno) lo volvieron a meter en juego para quedar a uno. Con otro lanzamiento a distancia sobre la chicharra de Valinotti, se fue el «milrayitas» arriba al primer descanso por 21 a 19.

El inicio del segundo cuarto fue un unipersonal de Crawford que demostró estar acondicionado al nuevo ambiente que propone la Liga Nacional encarando para encestar de dos, pero también con su tiro a distancia. A pesar de ello, Ferro había pasado al frente y se mantenía por mínimas diferencias con el dominio del marcador. El aporte de la banca en el equipo de Fernández fue muy importante para sostenerlo (11 puntos). El desarrollo era parejo pero Peñarol pudo cerrar el primer tiempo al frente por tres puntos, la máxima hasta el momento.

Diego Gerbaudo luchando contra todos en la pintura (Foto: Marcelo Endelli – LNB)

El jugador de Peñarol en el tercer cuarto fue Pennacchiotti (8 puntos) porque con aciertos y errores, se hizo cargo de la ofensiva llevándose puntos, infracciones e incluso algunas pérdidas. Justamente, en ese rubro es donde el «Milrayitas» tiene una deuda pendiente porque a esa altura del partido ya acumulaba 11 pelotas perdidas. El otro problema eran los puntos en la pintura porque Ferro le anotaba allí mucho y además, con cierta facilidad por momentos. Buscando que eso no suceda, aplicó una defensa en zona en el tramo final del parcial que volvió a ganar Peñarol pero sólo por 1 punto.

Facundo Zárate había empezado a crecer en Ferro haciéndose cargo de los tiros más precisos, pero en su regreso al campo, Tony Mitchell demostró que puede ser importante en momentos claves que es algo que siempre se le reclama a los extranjeros de un equipo (anotó 11 puntos en el parcial). Sus anotaciones junto a un triple de Mariani le permitieron sacar 9 promediando el parcial que parecía mucho para la paridad constante en el juego. A pesar de que perdió a Benítez y Gusmao por acumulación de faltas, Ferro intentó mientras Mitchell lo permitía porque cuando aparecía el americano, se estiraba la ventaja. El cierre fue con muchas interrupciones y Ferro se vio beneficiado porque Peñarol le ganaba por 7 cuando una pérdida de Valinotti y una falta antideportiva del base juvenil le permitieron aprovecharlo con 4 puntos consecutivos para empatar el juego en 77 con poco más de 20 segundos. El destino le dio revancha con dos simples que encestó, pero Tomás Spano la guapeó para empatar otra vez el juego a 3 segundos del final. Mariani erró el tiro del final y fueron a suplementario.

Rodrigo Acuña yendo hacia el aro. (Foto: Marcelo Endelli – LNB)

En ese tramo, Crawford volvió a cancha con protagonismo para volver al frente en el marcador y desde la línea empezar a estirar la ventaja pero Mitchell cometió su quinta infracción y protestó por lo que se fue de la cancha y recibió el técnico. Zárate encestó los tres libres e igualó el partido. Cada jugada era discutida y en algunos casos revisadas, pero había poco gol y a 13 segundos del final había 3 de diferencia. El uruguayo Metzger anotó un triple terrible para empatar de nuevo el juego a casi 6 segundos del final y era momento de segundo suplementario.

Recién en ese tramo, el marplatense encontró fluidez en el juego y puntos en cada ataque con una buena participación de Rodrigo Acuña debajo del aro. Así pudo sacar 8 de ventaja para defender mejor a su rival y tratar de asegurar la victoria. Un triple de Crawford y un doble y falta de Valinotti para seguir redimiendose cerraron la noche del «Etchart».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *