Demoledor triunfo de Quilmes en el “José Martínez”

El equipo “cervecero” logró su tercer triunfo consecutivo y el segundo en el estadio de Luro y Guido. Con un gran primer tiempo, venció a Atlético Pilar por 87-44. Los dos primeros cuartos terminaron 26-3 y 48-10 en favor del dueño de casa. El goleador fue Lisandro Fernández con 16. El equipo de Luis Fernández empezó a construir una fortaleza en su sede.

Lisandro Fernández luchando para llegar al aro (Foto: Prensa Quilmes)

Quilmes construye su propia fortaleza en el “José Martínez”. El equipo marplatense superó con total claridad a Atlético Pilar por 87-44 en su tercer partido consecutivo en casa y todos, con victoria en una racha positiva que puede continuar el lunes en el Polideportivo ante Racing de Avellaneda.

Tan bueno fue el partido para el dueño de casa que no necesitó utilizar a Luis Cequeira que arrastra una sobrecarga y el capitán ni siquiera ingresó. Hubo rendimientos de alto nivel como el de Agustín Ecker (13 puntos y 11 rebotes) o el de Julián Ruiz (10 tantos, 4 rebotes y 10 asistencias) además del goleo habitual de Lisandro Fernández que terminó con 16.

El primer cuarto fue simplemente perfecto para el conjunto de Luis Fernández. Comenzó el partido con un 13-0 en los 6 minutos iniciales hasta que la visita pudo anotar un triple a través de Treise. Pero después, cuando habitualmente los partidos empiezan a jugarse pelota a pelota, otro 13-0 le permitió cerrar el primer cuarto arriba por 26-3. Un marcador muy poco habitual, récord pero que también había que sostener.

Generalmente, después de una situación así, llega una reacción del equipo que va perdiendo. Pero no fue así. Pilar fue por la precisión que no tenía antes, pero tampoco encontró demasiados puntos. En los siguientes 10 minutos anotó sólo 7 unidades para cerrar el primer tiempo con 10. Los porcentajes eran bajísimos con 3 de 12 en dobles, 1 de 17 triples y 1 de 6 en libres. Del otro lado, Quilmes estaba encendido con Lisandro Fernández y Rodrigo Acuña como líderes y luego se le sumó Julián Ruiz que otra vez en el “José Martínez” tuvo una buena noche. Se fueron al descanso largo 48-10.

Empezaba en la segunda parte un nuevo desafío que era sostener la intensidad y la tensión en el partido para que no se resigne la notable diferencia que había sacado. Emilio Giménez fue un factor importante en ese tramo aunque el goleo del equipo marplatense bajó respecto de los anteriores. Ya los esfuerzos del equipo de Pavlotsky parecían inútiles y cuando sonó la chicharra del tercer cuarto, Quilmes ganaba 65-30.

En los 10 minutos finales, los de Mar del Plata profundizaron su dominio y se llevaron una soberbia victoria 87 a 44 que le permite sumar su tercer triunfo de manera consecutiva para tratar de escalar en la tabla de posiciones. El lunes recibirá a Racing de Avellaneda, pero esta vez en el Polideportivo “Islas Malvinas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *