Ganó Quilmes y el clásico será un duelo por la permanencia

El «Cervecero» jugó muy bien ante La Unión de Formosa y lo derrotó por 89 a 79 con una gran noche de Winsome Frazier, figura de la noche. El domingo jugará ante Peñarol a las 21.30 el primer clásico que definirá quien va a la permanencia.

A - Quilmes - La Union (F) 30
A - Quilmes - La Union (F) 29
A - Quilmes - La Union (F) 28
A - Quilmes - La Union (F) 27
A - Quilmes - La Union (F) 26
A - Quilmes - La Union (F) 25
A - Quilmes - La Union (F) 24
A - Quilmes - La Union (F) 23
A - Quilmes - La Union (F) 22
A - Quilmes - La Union (F) 21
A - Quilmes - La Union (F) 20
previous arrow
next arrow

Quilmes tenía una prueba de carácter similar a la que había tenido Peñarol 48 horas antes y la superó con éxito. Le ganó 89 a 79 a La Unión de Formosa y generó una situación única: por primera vez, el clásico definirá quien juega la permanencia y quien no.

Winsome Frazier fue la figura con 21 puntos, 8 rebotes, 2 asistencias y 3 recuperos. También se destacó Sebastián Morales con 18 unidades. En la visita, Jonathan Flowers acumuló 20 tantos en la noche.

El local comenzó con mucha intensidad defensiva, incluso tuvo una participación determinante robando balones Frazier que también aportó lo suyo en ataque. Después de un parcial 11-2 inicial, hubo 8 puntos consecutivos de Flowers que aprovechó las dos tempranas faltas de Sebastián Morales para atacarlo. Quilmes no perdía la intensidad y ofensivamente generó distintas situaciones pero insistió con el juego interno de Jackson que ha sido una alternativa constante desde su llegada a Mar del Plata. Se fueron al descanso con 4 puntos de ventaja al sonar la chicharra.

El segundo parcial, fue más parejo con la rotación de ambos planteles. Vassirani le dio 6 puntos desde la banca aunque la visita seguía dependiendo mucho del trabajo de Flowers. Luego se agregó Morales a la buena producción de un equipo que estaba metido en su tarea aunque le costó un poco más defender al rival. La conducción de Zurschmitten y los goles de Marín le permitieron a la visita cerrar el primer tiempo perdiendo por 8.

El goleo bajó en el tercer cuarto y le costó más en ataque al equipo de Bianchelli. Sebastián Morales se transformó en el jugador que más aportó en ese rubro del juego en ese parcial, con la ayuda de Lucas Ortiz que no había aparecido en todo su esplendor. Así sacaron 10 cuando los formoseños se habían acercado a 5. El gran partido de Frazier en los dos aros era una clave para entender porque seguía dominando las acciones el conjunto marplatense a pesar de la preponderancia de Flowers y los puntos que le trajo el banco a Picatto. El cuarto se cerró con victoria parcial del «tricolor» por 65 a 59 con un triple final de Ortiz.

A pesar de una primera conversión de Quilmes, La Unión marcó un 9-0 que lo dejó a 2 puntos con poco menos de 8 minutos por jugar. Cuando parecía complicarse la noche, los extranjeros le dieron la respuesta porque Frazier seguía intenso y bien acompañado por Jackson lograron escaparse a 7 de nuevo. Los formoseños estaban haciendo sus últimos esfuerzos para meterse en el partido y cuando no lo frenaba el extranjero perimetral, lo hacía Morales de gran noche. En una ráfaga final, sacó 15 puntos a un minuto y medio para quebrar el juego.

Quilmes sigue con vida en la tabla de posiciones y dejó muy abierto el clásico ante Peñarol porque el que gane el partido será quien se salve de la permanencia, pero esta noche, el plantel «cervecero» dio un paso adelante y dijo presente con juego e intensidad que era lo que le había faltado ante Atenas.

Síntesis

Quilmes (MDP) 89: Víctor Fernández 8, Winsome Frazier 21, Lucas Ortiz 14, Sebastián Morales 18 y Richard Jackson 13 (FI), Luciano Tantos 0, Maximiliano Maciel 5, Mateo Bolívar 1, Juan De La Fuente 0, Eduardo Vassirani 9 – DT: Javier Bianchelli

La Unión (Formosa) 79: Coron Williams 3, Jonathan Maldonado 12, Alexis Elsener 9, Jonathan Flowers 20 y Keith Wright 2 (FI), Nicolás Zurschmitten 9, Ignacio Alessio 10, Federico Marín 14, Sebastián Acevedo 0 – DT: Gabriel Picatto

Parciales: 20-16, 40-32 (20-16), 65-56 (25-24) y 89-79 (24-23)

Árbitros: Fabricio Vito, Pedro Hoyo y Alberto Ponzo

Estadio: Polideportivo «Islas Malvinas» de Mar del Plata