Quilmes suma preocupaciones y vuelve a caer

El equipo «cervecero» perdió 87 a 75 ante Estudiantes de Concordia que estaba celebrando su aniversario como local e hilvanó su sexto triunfo consecutivo para quedar segundo en la Conferencia Sur. Tirrell Brown fue el jugador destacado con 22 puntos y 10 rebotes, pero Jeffrey Merchant se retiró de la cancha en el primer parcial sin poder pisar. Tendría un esguince de tobillo.

Tirrell Brown fue el goleador de Quilmes (Foto: Mariano Almeida Novelli)

Quilmes no para de recibir malas noticias. Entró en una mala racha hace un tiempo y parece que no puede salir de ese espiral. Esta noche, en Concordia, perdió ante el local Estudiantes por 87 a 75 en un partido donde trató de luchar todo el tiempo pero se hace difícil con un plantel tan corto y la poca preparación con la que llegó a la ciudad entrerriana.

Para colmo de males, en el primer cuarto, Jeffrey Merchant se dobló el tobillo y directamente se fue a hacer estudios. Fue entonces Tirrell Brown el que se hizo cargo de la pintura con 22 puntos y 10 rebotes. En el dueño de casa, que estaba celebrando su aniversario, hubo muy buenas actuaciones de César Jara (18 unidades) y Federico Grenni (14 y 5 asistencias).

El juego comenzó con un gran protagonismo de Grenni que tuvo 3 asistencias consecutivas y también anotó él para una diferencia inicial. Quilmes no se encontraba cómodo en el ataque (0 de 5 en triples) y para colmo de males, Jeffrey Merchant en un ataque se dobló el tobillo y se tuvo que ir al banco sin pisar. Malas noticias para un plantel corto como el que tienen los marplatenses y que además padecía el partido con desconcentraciones defensivas que le costaban caro. Rausch era figura en los dos aros con mucho gol y marcas precisas. Hubo dominio del dueño de casa que llegó a sacar una máxima de 10, pero lo cerró con 9 puntos de luz.

El «cervecero» pudo sacar ventaja ante la segunda escuadra de Estudiantes con Luciano Ortiz jugando el uno contra uno y anotando puntos importantes. Fue un parcial 8-2 inicial para ponerse nuevamente a 3 unidades. A pesar de los minutos que pidió Elizalde, era otra versión de los locales, pero también una mejor imagen del conjunto de Gelpi que aprovechó cada situación que se le presentó para igualar el partido a 3 minutos del final. Rodrigo Haag (9 puntos) era el que mantenía con puntos al dueño de casa con un gran momento personal, mientras que Ty Brown pesó en la pintura. Cuando estaba todo parejo, Jara se hizo protagonista y con un triple sobre la chicharra dejó la diferencia al entretiempo en 4 puntos (36-32).

Raúl Pelorosso en el juego ante Estudiantes de Concordia (Foto: Mariano Almeida Novelli)

Cuando fue el turno de volver a la cancha, Estudiantes ajustó la mira y empezó a castigar con el tiro a distancia. Tres triples consecutivos fueron respondidos con buenas jugadas de Quilmes decidido a no quedarse atrás. Para eso comenzó a defender mejor su pintura para no generar segundas oportunidades en el rival, después tenía que lastimar del otro lado y pudo hacerlo con cuatro triples convertidos en el parcial. Después de un gran esfuerzo, lo pudo empatar a poco del final con otro doble de Brown que era determinante en ese tramo, pero Grenni con un triple otra vez sobre la chicharra dejó a su equipo arriba 59-56.

Lo que había iniciado en el final del cuarto anterior, lo continuó en el comienzo del último parcial. Grenni anotó dos triples más para que su equipo se escape a 9 puntos ante un «tricolor» que no tenía tanta fluidez ofensiva como en los cuartos anteriores. El local sacó la máxima de 13 unidades que obligó a pedir minuto a Gelpi (parcial 13-3), pero no pudo detener a su rival. Necesitaba ser competitivo hasta el tramo final del partido haciendo otro esfuerzo físico. Cuando estaba haciendo un gran esfuerzo por acercarse en el marcador, recibió dos faltas técnicas, una por flopping y la otra por protesta y parecía imposible la remontada. Fue una nueva derrota para el «Tricolor» que tendrá dos partidos más en Concordia con un contexto muy complejo.