Duro regreso a la competencia para Quilmes con derrota

El «Tricolor» tuvo un duro partido que peleó hasta el final ante Estudiantes de Concordia por la Liga Argentina pero cayó por 68 a 64 en Junín. En este regreso a la acción, Ty Brown con 14 puntos y 7 rebotes fue el jugador destacado de los marplatenses. Mañana desde las 15 se enfrentarán Rocamora para cerrar esta ventana.

Darío Skidelsky ante la marca (Foto: Leandro Martín – Click Up Sports)

Después del parate por confinamiento, Quilmes regresó a la acción una vez más en la Liga Argentina de Básquet y fue con derrota frente a Estudiantes de Concordia en Junín por 68 a 64 en un durísimo partido ante uno de los equipos de mejor presente en la categoría.

Es que habían hilvanado 7 triunfos en los últimos 8 partidos para convertirse en animador de la tabla de posiciones en la Conferencia Sur. Los de Mar del Plata hicieron un gran esfuerzo para mantenerse en juego hasta el final teniendo como jugador destacado a Tirrell Brown que anotó 14 unidades y tomó 7 rebotes.

Si bien el equipo de Concordia comenzó mejor con la efectividad y dinamica cómo insignia, el «Cervecero» de la mano de Facundo Gago, empezó a crecer para pasar de una derrota parcial por 4 (4-8) a ganarlo por 3 (16-13). Grenni y el ex Unión Jara eran los mejores del equipo que hacía las veces de visitante en un juego de mucha dinámica y muy pocos cortes. Después de un tiempo muerto, el parcial 9-0 le dio la máxima diferencia a Estudiantes cerrándolo arriba por 22-18.

En el segundo cuarto, los dirigidos por Elizalde siguieron profundizando su buen momento a pesar de la rotación que ambos empezaron a implementar. Llegó a sacar una máxima de 10 pero había «secado» las opciones ofensivas del equipo marplatense y era una gran virtud para escaparse. Quilmes empezó a revertir la situación en base a las defensas duras para generar recuperaciones y luego castigó con el tiro de tres puntos como herramienta. Así llegó a ponerse a 3 para que Elizalde vuelva a frenar el partido. Estudiantes ya no tenía la misma intensidad con sus sustitutos y tampoco el «tricolor» podía aprovecharlo. Era Luciano Ortiz el que sostenía a su equipo jugando como interno y haciendole daño a su rival. Un triple de Blake Marquardt devolvió al frente a Quilmes sobre el final pero el parcial terminó igualado en 33.

En el tercer parcial, los entrerrianos no fueron determinantes para sacar una ventaja demasiado importante pero volvió a tener a Grenni manejando los hilos del juego y Jara con gol penetrando y tirando a distancia. A eso, se le sumaban las acciones de sus internos extranjeros, sobre todo de Rausch. Quilmes no pudo sostener esa intensidad defensiva que le cerró los caminos al rival y eso le costaba hacerlo ante el quinteto titular de su rival. Fue el cuarto de Tirrell Brown que anotó la mayoría de los puntos de su equipo en el parcial y lo mantuvo a tiro ya que se fueron al último descanso abajo por 52 a 48.

Para el tramo final del partido, la intensidad volvió a su máxima expresión en el partido. Estudiantes se volvió a escapar a 8 aprovechando una efectividad que había recuperado y mejorando sus ataques. Ya al equipo de Gelpi las ofensivas no le fluían y tenía que forzar en reiteradas oportunidades. El partido no se había quebrado aún y la defensa le empezó a dar vida en el partido a Quilmes que lo empató en 62 a poco más de dos minutos para el final. Las respuestas las había encontrado con un perímetro muy bajo (Skidelsky-Gago-Pelorosso) y Ortiz junto a Brown en la pintura, pero no fueron suficientes. En momentos claves no pudo encontrar puntos que hubieran sido importantes y finalmente, fue derrota para los marplatenses por 68 a 64.

Este jueves, el equipo de Gelpi se tendrá que medir desde las 15 con Rocamora para buscar un triunfo que lo afiance un poco más en posición de playoffs.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *